ÀNGELS MARGARIT / CIA. MUDANCES / BACK ÀBAC

Nota 9 sobre 10

Con un juego de palabras incluido en el título: Back (de retorno, en inglés) y Bach (el compositor) y Àbac en referencia a los números, a la matemática intrínseca de la música), así comienza este juego de danza, dedicado al compositor barroco alemán Johann Sebastian Bach y que está enfocado a todos los públicos.

La clave que nos propone su creadora, la coreógrafa Àngels Margarit, recién estrenada directora del Mercat de les Flors de Barcelona, es una mezcla de danza y de circo, donde la música va a interactuar con los siete bailarines, a modo de representar incluso, cada uno de ellos, un fragmento musical e incluso convertirse él mismo, en instrumento o melodía en movimiento.

Una sensacional propuesta representada en el Mercat de les Flors de Barcelona

Como si fueran teclas de un imaginario órgano, o el teclado de un piano abstracto, pero no por ello, menos real, así se definen los movimientos de los bailarines sobre un escenario vacío y blanco. La única nota de color, va a ser la de los trajes que llevan, pues cada uno de ellos va vestido de un color diferente, dando así, un tono lúdico a la pieza. Recordemos, siete notas musicales existentes, que corresponden a los siete bailarines, que se mueven en el escenario.

Los movimientos son festivos, ligeros y etéreos, en la primera parte, y se inspiran en el juego de espejos infinitos, de las ilustraciones del dibujante y pintor holandés M.C. Escher, con composiciones laberínticas, que juegan con nuestra percepción de la realidad. En la segunda parte, entran a escena unos bloques de madera, sobre los cuales, los bailarines, a modo de mecano, crearán arquitecturas efímeras, que irán desmontando, para fraguar otras nuevas. Sobre ellas, llevaran a cabo diversos juegos de equilibrio, algunos con toques circenses e incluso de prácticas propias del yoga, todo ello sazonado, de un tono lúdico, del que se nutre esta propuesta.

Es muy destacable, a nuestro modo de ver, la naturalidad con la que conecta tanto al público adulto, como al público infantil, obviando casi por completo, la trillada propuesta cómica y facilona, que se les suele ofrecer a los niños en dibujos animados y cómics, y decantándose hacia el juego tradicional, el juego con bloques de madera, y el juego que incluye a compañeros de juego, que se acerca más al del patio de colegio o al del parque infantil.

Explorar las melodías, las formas geométricas creadas con el propio cuerpo y los límites del equilibrio, externo e interno, en un juego de creación, lúdico y pedagógico sin fin, es lo que define, a esta sensacional propuesta representada en el Mercat de les Flors de Barcelona.

espectaculos barcelona

Te interesará:

Crítica: Les males persones – El Maldà Nota. 9 sobre 10 La Cia. Parking Shakespeare es tanca al Maldà per presentar-nos Les Males Persones, un muntatge basat en Els Bandits, de Schiller. Un...
Crítica: In memoriam – Teatre Lliure Nota: 10 sobre 10 In Memoriam, la Quinta del Biberó. No es un montaje fácil. El tema que trata nos revuelve las tripas y nos emociona desde el primer...
Crítica: La Celestina – TNC Nota: 8 sobre 10 José Luis Gómez es el director y el protagonista de La Celestina que ha llegado al TNC. Sí, sí: ¡has oído bien! Este reputado artista...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *