Crítica: Crimen Perfecto – Sala Ars Teatre

Crítica: Crimen Perfecto – Sala Ars Teatre
5 (100%) 1 vote

Valoración: 6,5 sobre 10

Crimen Perfecto arranca su segunda temporada en la Sala Ars Teatre, una obra que ha recibido muy buenas valoraciones por el público y que se enmarca dentro del género del suspense y del misterio. Estamos ante un texto de Frederick Knott y que adaptó el cineasta Alfred Hitchcock para crear su película Crimen Perfecto.

Ahora tenemos la oportunidad de ver la adaptación teatral de esta obra que nos cuenta una historia de asesinatos, giros inesperados y personajes de alta aristocracia británica.

Crimen Perfecto comienza su segunda temporada teatral en la Sala Ars

Esta obra de teatro nos cuenta la historia de un tenista retirado que planea asesinar a su esposa. ¿El motivo? Ha descubierto una infidelidad y decide vengarse, además, él sería el único heredero de su fortuna, ya que el matrimonio no tiene hijos. Este es el punto de partida de Crimen Perfecto, una obra que tiene un guión excelente con giros sorprendentes y una trama que engancha de principio a fin.

PERO… La obra no termina de funcionar. El montaje, pese a llevar dos temporadas en cartelera, se nota flojo, con constantes equivocaciones de texto por parte de los actores y balbuceos que hacen que la obra se vea poco ensayada.

El elenco también es muy desigual: hay intérpretes que defienden muy bien sus papeles y, otros, a los que cuesta creerse. Toni Figuera es uno de los mejores sobre el escenario y encarna al amante de la mujer. Una buena interpretación de su personaje y un trabajo muy acertado. Lo mismo Carlos Cruces, un personaje secundario que, pese a la brevedad de su aparición, defiende muy bien su papel.

El duo protagonista es el que menos acaba de encajar. Sobre todo, el trabajo de Miriam Marcet al que le falta energía, le falta fuerza, le falta intensidad. Ramón Garrido, el marido, es irregular: hay momentos que brilla sobre el escenario y otros en los que se pierde, se difumina.

La dirección tampoco ha sabido aprovechar del todo bien la calidad del texto y la intensidad de la historia. Existen muchísimos momentos vacíos, con movimientos innecesarios sobre el escenario, con un cambio de atrezzo demasiado lento y que ralentiza la trama… Le faltaría una dirección más acertada para que la obra pudiera brillar más.

Eso sí: la escenografía y el vestuario son muy acertados. La estética te adentra a ese Londres de mediados de siglo XX en el que el lujo y la riqueza son los protagonistas.

En definitiva, Crimen Perfecto es una obra con un guión apasionante, que cuenta con algunos actores que defienden bien sus papeles, pero a la que aún le falta darle una vuelta más: acabar de perfeccionar las interpretaciones protagonistas y los movimientos sobre el escenario.


  • Lo que más me gustó: El guión, lleno de intriga y suspense
  • Lo que menos me gustó: La dirección del montaje.

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y fundadora de espectáculosBCN y la productora teatral Laberinto Producciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *