Crítica: La Celestina – TNC

Nota: 8 sobre 10

José Luis Gómez es el director y el protagonista de La Celestina que ha llegado al TNC. Sí, sí: ¡has oído bien! Este reputado artista se enfunda bajo el personaje femenino de la alcahueta más famosa de nuestra literatura para presentarnos a una Celestina que, realmente, es una mujer barbuda y que tiene una manera única de enredar y manipular a su antojo.

“La Celestina” del TNC es una obra que tiene una duración de 2 horas y media ininterrumpidas y cuando llega el final de la pieza el público apenas se ha percatado del transcurso del tiempo. Y eso solo quiere decir una cosa: el ritmo de la obra ha sido ágil, dinámico y ha mantenido en vilo al espectador.

Un clásico de la literatura que se moderniza en el TNC: La Celestina

La obra de teatro que vemos en el TNC se mueve entre el hilo fino que separa la modernidad de la tradición. Es decir, nos encontramos ante una pieza clásica que nos relata una historia de amores que, sinceramente, nos queda muy lejana, con unos vestidos que están muy ambientados en la época y un lenguaje muy fiel al original. Ahí tenemos la parte más “clásica” de la obra.

Pero también hay una parte moderna y es que nuestra Celestina está interpretada por un hombre, y no un hombre cualquiera, sino el gran José Luis Gómez quién, además, también es el director de la obra. A parte de esto, esta obra también rezuma modernidad por la puesta en escena que, sinceramente, a mí no me gustó en absoluto.

Vayamos por partes. La obra de teatro que ha llegado al TNC sigue fielmente la novela de Fernando de Rojas. Se nos presenta la historia de Calisto que está locamente obsesionado por Melibea (las palabras “locamente” y “obsesionado” no están puestas porque sí, sino porque es el sentimiento que Raúl Prieto mejor encarna). El joven, desesperado, está a punto de desfallecer por el amor intenso que siente y es entonces cuando su criado le recomienda los servicios de una alcahueta, Celestina, que le ayudará a conquistar a su amada. El pretendiente se dejará aconsejar por la hechicera quién sucumbirá a Melibea a un fuerte embrujo que la hará enamorarse perdidamente de Calisto llegando, incluso, a mancillar su honor en el jardín de su propia casa.

la-celestina-tnc-1

Esta es la historia original de La Celestina, una novela que nos habla de la pasión, del amor, del engaño y del sexo de una forma muy rompedora para ser del siglo XV. Y estas pasiones las vemos fielmente reflejadas en el escenario del TNC, sobre todo una que, personalmente, me impactó sobremanera: las escenas sexuales. Estamos acostumbrados a ver en el cine todo tipo de encuentros íntimos pero en el teatro se suele hacer de forma más sutil. No en esta obra.

Realmente asistimos al sexo más apasionado, al puro sentimiento animal, irrefrenable e incontrolable que sienten los dos amantes cuando se encuentran por vez primera. El buen gusto no se pierde en ningún momento y, con estas escenas, se consigue reflejar los auténticos sentimientos de locura y descontrol que sienten los protagonistas. Me encantó.

De todos los actores que forman parte de esta obra, menciono a dos en especial. Uno de ellos, por supuesto, es José Luis Gómez, “La Celestina”. Realmente LO BORDA. Sabe reflejar perfectamente ese lado oscuro de la alcahueta que, pese a pronunciar únicamente buenas palabras y mostrar buenas intenciones, su único afán es el de lucrarse y sacar tajada de todo lo que pueda ¡y más! La gestualidad que marca tan bien con el rostro, el movimiento escénico y su forma de entonar el guión es, realmente, impecable. Nunca me imaginé a una Celestina interpretada por un hombre pero, realmente, la Celestina que vi sobre el escenario era el tipo de personaje que siempre había tenido en mis pensamientos.

El otro actor que consigue defender su papel de forma espectacular es Raúl Prieto, que interpreta a Calisto. Aunque al principio este personaje puede llegar a chirriar (exagerados sus sentimientos, su manera de hablar, su movimiento) lo cierto es que, a medida que transcurre la obra y ves la situación emocional y mental de Calisto entiendes, a la perfección, lo que el actor nos ha presentado al principio. Calisto está loco, desequilibrado, su amor no es ni normal, ni lógico, ni romántico. Es un amor de locos, tal cual. Y Prieto es lo que nos presenta en el TNC. Un Calisto desquiciado que roza lo ridículo y que, gracias a ello, el público rompe a reír.

la-celestina-tnc-2

Lo que no me terminó de convencer es la puesta en escena escogida para La Celestina en el TNC. La distribución del espacio está muy bien aprovechada, en eso no hay nada que decir. Pero el material chirría, cada vez que alguien camina, baja o sube por las escaleras, se oye y ensucia la calidad de sonido. Los momentos de más tensión se rompen por culpa de esos pasos que se oyen demasiado sobre la estructura metálica que han montado.

Lo mismo ocurre con el sonido. En esta obra de teatro no hay música pero sí que hay, algo así, como efectos especiales y en según qué momentos los ponen para crear más emoción o tensión en la trama. Pero, estando yo en quinta fila, apenas me percataba de este sonido, así que imagino que en las filas del fondo ni siquiera se daban cuenta de ello, solo oirían un zumbido o una intervención que, a veces, no era ni lógica.

De todas formas, La Celestina que ha llegado a Barcelona es una reposición de este clásico de la literatura española que se presenta de una forma ágil, emotiva y divertida. Durante la obra te estremeces, te ríes y te sorprendes hasta que, sin darte cuenta, han pasado las 2 horas y media y te pones de pie para aplaudir y reconocer el trabajo bien hecho. Así da gusto.

espectaculos barcelona

Te interesará:

Crítica: El conte de tot sants – El Maldà 9 sobre 10 Dos espíritus de la noche nos vigilan cuando dormimos. En este caso son los espíritus 2 y 9, porque en el espacio de los sueños donde viven...
Crítica: Balneari Maldà 2, l’educació Nota: 8 sobre 10 L’educació... aquell tema sobre el que tothom en té una opinió clara però que sobre el que ningú no es posa d’acord... excepte en una...
Reset Nota: 10 sobre 10 Dentro del Festival Sonar que se ha celebrado en Barcelona, se engloba esta propuesta de danza y música electrónica en directo, que ...

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y directora de la cía LetrasConVoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *