Crítica: La Celestina – Para reconciliarse con la vieja alcahueta…

Crítica: La Celestina – Para reconciliarse con la vieja alcahueta…
5 (100%) 3 votes

Nota: 9 sobre 10

La Celestina es un montaje excelente que se puede disfrutar en la Sala Versus. Un clásico de la literatura española que, a pesar de ser un texto muy divertido, no deja de ser el texto que se lee por obligación en las escuelas e institutos. Y esta “obligación” hace que, generalmente, se recuerde con pocas ganas.

La Celestina llega a la Sala Versus de una forma impecable

En la Sala Versus, Bambalina Teatre Practicable ha cogido La Celestina y le han hecho un trabajo de adaptación maravilloso, que hace relucir toda su comicidad y su gracia. Una adaptación que hace que los personajes, que en el libro ya tienen mucha vida, aún tengan más vida, más salero. La comicidad del texto desborda el escenario… y el drama final se muestra de manera breve. El único monólogo a cara descubierta.

El juego de luces y sombras, junto con la gran interpretación de Águeda Llorca y Pau Gregori, hacen que las marionetas cobren vida… a veces, incluso nos parece que mueven los labios y los ojos, una ilusión de realidad que se consigue gracias al trabajo de los dos intérpretes y al diseño del escenario y del vestuario. Se non è vero, è ben trobato. No es verdad. Las marionetas no mueven ni un músculo, porque no lo tienen… pero, en más de un momento, llegamos a dudarlo.

Actores y marionetas al mismo tiempo

Águeda Llorca y Pau Gregori manejan las marionetas e interpretan todos los papeles, de una forma tan hábil que las marionetas y los intérpretes se funden en uno y permiten juegos entre ellos y las marionetas en escenas donde hay más de un personaje.

Detrás de este montaje, hay una gran dirección de  Jaume Policarpo. Y hay que felicitar a  Jaume Marco por el diseño de las marionetas, unas cabezas llenas de expresividad.

En la Sala Versus está La Celestina. Un excelente montaje que nos permite disfrutar de una historia que a más de uno se le ha atragantado en sus años de estudio. La Celestina, de Bambalina Teatre Practicable, nos reconcilia con la literatura clásica y nos hace descubrir el porqué de su atemporalidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *