Crítica: Ritos de amor y guerra de Comando Señoras

Crítica: Ritos de amor y guerra de Comando Señoras
5 (100%) 1 vote

Valoración: 15 sobre 10

Las señoras toman el escenario. Y no vienen solas. Vienen en manada. Porque nosotras sí somos la manada. El Comando Señoras es un colectivo que surgió de un taller de creación teatral con perspectiva de género realizado por Alicia Reyero,. Y el resultado de este taller de investigación es «Ritos de amor y guerra«, un rito que también es un grito, unas voces que se convierten en todas nuestra voces. Un espectáculo que lo clava en todos los sentidos.

Todxs somos Comando Señoras

«Ritos de amor y guerra» de Comando Señoras es una performance teatral en la que la violencia que vivimos las mujeres se muestra sin tapujos. Y no lo hace desde una perspectiva victimista ni dramática, qué va. Gritos, cabreo, alaridos, risas, baile y excitación. Una mezcla de emociones que hacen que el público esté atento en todo momento, entusiasmado con todo lo que se representa sobre el escenario y con ganas de gritar. Y acaba gritando.

Lo que Alicia Reyero y el Comando Señoras han conseguido es que, durante el espectáculo, el público se convierta en una de esas señoras que están sobre escena. Y, como ellas, también terminan gritando. La grada se puso a gritar, a aullar, convirtiéndose, así, en esas señoras que están sobre el escenario hablando con unas voces que son las voces de todas. Porque todo lo que se representa en «Ritos de amor y guerra» es algo que todas hemos vivido, algo con la que todas nos sentimos identificadas, algo que ya era hora de que se contara.

Una obra que habla sin hablar

Algo que me encantó de esta propuesta es que el silencio es la voz narrativa. Todo lo que se nos cuenta sobre el escenario se explica de forma silenciada. No se puede hablar, es inmoral que hablemos así que mejor sonreír, aunque tengamos la sonrisa partida, mejor sonreír. Y en ese silencio impuesto, es donde está todo el texto. Porque no hace falta decir demasiado para entenderlo todo.

Esta propuesta está construida a base de escenas, de experiencias de cada personaje que quiere hablar pero que no puede (o no debe, mejor dicho). Se habla de sexo, de la excitación sexual, de la rivalidad entre mujeres, de la sororidad, de la violencia machista, del sometimiento de la mujer, de la maternidad… En definitiva, se habla sobre la condena que parece que en esta sociedad es ser mujer, es ser señora.

Pero las señoras nos hemos unido, nos hemos cansado de fingir sonrisas de plástico y hemos decidido hacer un aquelarre para recuperar nuestra fuerza y nuestra dignidad. Y, lo mejor de todo, es que ahora no estamos solas.

Mientras nos sigan matando, continuará la guerra.

Mientras nos sigan violando, continuará la guerra.

Mientras nuestros cuerpos sean monedas de cambio, las leyes nos pidan la otra mejilla, nos nieguen trabajos por embarazos, nuestros cuerpos cuenten más que nuestra valía… continuará la guerra.

Será una guerra creativa.

Una guerra en movimiento.

Una guerra bailada.

Una guerra gritada.

Una guerra donde ya no somos víctimas, sino heroínas.

Una guerra de resistencia.

La conocemos.

La hemos transitado muchas veces. Toda la vida.

Ahora nos toca reconstruirla a nuestra manera.

Y cuando todo esto haya cambiado, cuando podamos ir tranquilas por la calle, entonces sí, viviremos por fin en paz.

  • Dirección y dramaturgia: Alicia Reyero
  • Con: Lola Armadàs, Gisela Arnao, Laura Bernis, Gemma Charines, Ana Chinchilla, Rosa Devesa, Laia Falp, Adriana Feito, Aura Foguet, Montse Folgado, Joana Herance, Maribel Martin, Laura Martuscelli, Carina Pousa, Carla Ricart, Barbara Roig, Maria Roig, Núria Salvadó, Elena Sandell, Cristina Serrat, Nina Uyà, Cristina Vidal
  • Asistencia de dirección: Rosa Devesa, Isis Martin
  • Fotografía: Noemí Elías
  • Productora: Lola Armadàs

Apoya al Comando Señoras aquí 

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y fundadora de espectáculosBCN y la productora teatral Laberinto Producciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *