La adaptación de un cuento infantil a la gran pantalla

Un cuento infantil que una joven lee un día a su hermana ahora tiene la intención de convertirse en un cortometraje. Eso es lo que está intentando una productora de cine que acaba de nacer Witches Film que ha lanzado un Verkami para intentar hacer llegar el mensaje de “Yo voy conmigo” a un mayor número de gente.

Estamos en un mundo en el que consumimos una gran cantidad de contenido a diario: por las redes sociales, por el móvil, por la tablet, la televisión… Y esta situación es la que ha querido aprovechar Carlota Lainez y el resto de socias para que un mensaje tan importante como el que se lanza en el cuento “Yo voy conmigo” llegue a un mayor número de gente. ¿Cómo lo conseguirán? Haciendo, del cuento, un cortometraje.

Yo voy conmigo, el cuento que quiere ser corto

Teaser “Yo voy conmigo” from WitchesFilm on Vimeo.

Este cuento fue publicado en el año 2015 por la editorial Thule y, actualmente, ya lleva tres ediciones. La autora del cuento, Raquel Díaz Reguera, nos narra una historia en la que se defiende la necesidad de que todo el mundo sea como realmente es. La defensa de la personalidad propia, de nuestra individualidad y nuestra originalidad es lo que se relata en sus páginas que van destinadas a un público infantil pero que, en realidad, bien puede hacernos reflexionar a todos los adultos.

Teresa es la protagonista del cuento. Y le gusta Martín, un niño de su clase, pero él parece no estar por la labor. Es entonces cuando la niña decidirá “transformarse”, dejar de lado su personalidad, sus gafas, sus pecas, sus alas, para, así, conseguir que Martín se fije en él.

Una metáfora que habla sobre la manía que tenemos de querer gustar a todo el mundo aunque, ese objetivo, pase por encima de nosotros mismos. “Yo voy conmigo” es un cuento infantil que es perfecto, también, para que adultos reencontremos esa llama interior que nos hace ser únicos.

Descubrí el cuento una tarde en la que fui con mi hermana a una librería. Encontré “Yo voy conmigo”, nos sentamos en el suelo y empezamos a leerlo juntas. A medida que pasábamos páginas veía como esa historia se iba convirtiendo en imágenes reales en mi cabeza y al terminar el cuento pensé que sería muy bonito adaptar este cuento al medio visual y recrear con personajes lo que acabábamos de leer: lo importante que es valorarnos a nosotros mismos y comprender que ser diferente no es algo malo, sino que es lo que nos hace únicas y únicos.

Carlota Lainez

Colabora con el proyecto

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y directora de la cía LetrasConVoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *