Crítica: La mort dins una baralla de naips

La mort dins una baralla de naips nos presenta un mundo bastante desconocido para la mayoría de nosotros. Un mundo lleno de gente que se autodestruye, que ha perdido el control sobre si misma. Un mundo que existe cerca de nosotros pero que, normalmente, ni vemos… o no preferimos no ver.

Con una estructura de tragedia griega clásica, la obra nos explica la historia de Kiki, de Joe, de Maria, el Valencià, Dolly… bajo la mirada de una pitonisa que, como un coro griego, lo ve todo y nos pone en antecedentes o nos explica lo que pasará inexorablemente. Y pasa.

La mort dins una baralla de naips es una tragedia actual narrada al estilo griego más clásico

Kiki, una joven enganchada a la heroína, busca ayuda en Joe, que ahora está con Maria. El València la busca junto con Dolly, una stripper con pretensiones de artista que lo sigue como un perrito faldero. Poco a poco, la historia de Kiki va recogiendo a los otros personajes para incluirlos en su destino. Todos, de una forma u otra, determinan lo que sucederá. “El temps jugaba a la contra” La pitonisa lo anuncia con sus cartas. Parece una Casandra actual, que explica verdades, pero a quien nadie hace caso.

A pesar de ser una lectura, Manuel Veiga, el director y autor de la obra, le dio dinamismo. Los personajes no estaban quietos ante unos atriles. En el escenario, con una iluminación muy acertada, se recrearon algunos espacios y los actores iban de uno a otros según la escena. A pesar de ser una lectura, el vestuario estaba muy bien buscado y los personajes eran fácilmente identificables.

El lenguaje de la obra, lleno de barbarismos, lenguaje coloquial, vocabulario del submundo de la droga, diferentes acentos y mezcla de catalán y castellano, da al texto un aire de realidad. La historia no es real, pero podría serlo. Sólo la Pitonisa, que está por encima de todo y de todos, utiliza un lenguaje muy correcto, muy poético, muy hermoso… aunque solamente sea para describir tragedias.

En este montaje, los actores que encarnaron los diferentes personajes fueron: Jennifer Beacraft, Vicky Luengo, Àurea Márquez, Montse Miralles, Edu Gibert y Bernat Quintana, que recibieron grandes aplausos porque nos regalaron una gran interpretación.

La mort dins una baralla de naips es una tragedia actual narrada al estilo griego más clásico. El contraste del texto y la dramaturgia es impactante. Un texto que merece que algún día lo podamos ver encima de un escenario. Esperamos que con el mismo reparto.

Te interesará:

Crítica: La fortuna de Sílvia – TNC 7.5 sobre 10 Un texto de Josep M. de Sagarra ja es un excelente punto de partida para un montaje teatral. El lenguaje que utiliza, el vocabulario exq...
El Sevilla ens va fer riure, fins i tot vestit de ... Nota: 6 sobre 10 Dissabte passat vam anar a veure "El Sevilla", i ho diem així perquè tot i que el títol era "Reflexiones de un hombre lengua" i prome...
Crítica: Everything is ok Nota 8 sobre 10 ¿Qué ocurre cuando nos sentimos cansados de todo?¿acaso la sociedad actual, agota nuestro potencial como seres humanos y hace que nos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *