8 pueblos fantasmas de Cataluña – ¡ESPELUZNANTES!

Con el frío y el invierno los lugares se vuelven mucho más misteriosos que en otras estaciones del año, así que si eres fan de pasar un rato lleno de adrenalina y aventura, hay que aprovechar al máximo esta característica y hacer una visita a los pueblos fantasmas de Cataluña más terroríficos y más bellos a su vez, que esconden grandes historia detrás.  En Espectáculos BCN hemos seleccionado una lista para que escojas cuál es el que quieres visitar, ¡Prepárate para descubrir!

Los pueblos fantasmas de Cataluña más alucinantes

Si te gusta todo lo paranormal y eres de los más atrevidos de tus amigos, o sin embargo te encanta saber historia y hacer excursiones, aquí tienes una lista para animar al grupo ,a tus familiares o a tu pareja a hacer una pequeña visita muy tenebrosa o muy didáctica. 8 pueblos con los que seguro te mueres de miedo y te lo pasas en grande. ¡Prepara tu próxima terrorífica excursión!

Jafra (Barcelona)

Jafra es uno de los pueblos fantasma de Cataluña que más historia y leyenda tiene detrás. Situado cerca del Garraf, en Barcelona, este pueblo inicia su terrorífica historia con la llegada de una familia adinerada de Austria a una de las masías del pueblo. La familia tiene tres hijos con graves problemas de salud a los que deciden recluir en casa, al llegar la cuarta hija, la madre muere en el parto y empiezan a ocurrir cosas extrañas. Los demás hijos van muriendo poco a poco, la cuarta hija huye de su padre y cae, con mucha mala suerte, a un pozo.

A partir de este acontecimiento la gente ha sido la que ha alimentado los mitos diciendo que la niña suele aparecer en algunos tramos de las curvas del Garraf, que pueden escucharse sus lamentos e incluso que existen diversas psicofonias por la zona. Además, Jafra es una población deshabitada desde los años 60 por lo que las leyendas van siempre en aumento y se ha llegado a decir que incluso pueden verse ovnis. ¿Te atreves a descubrir si todo lo que dicen es cierto?

Peguera (Barcelona)

Peguera es otro de los pueblos fantasmas de Cataluña más alucinantes. Fue un antiguo pueblo minero que después de un periodo de bonanza, fue cayendo en decadencia. Aunque actualmente muchas de las minas están cerradas de forma natural, todavía pueden encontrarse algunas y puede disfrutarse de un precioso paraje.

Las ruinas de este pueblo se han convertido en un lugar que todo el mundo quiere explorar. Una de las edificaciones más interesantes que se encuentran en pie todavía es la antigua cantina minera de Peguera, un bonito lugar del que no se cuentan tantas leyendas pero sí muchos bonitos detalles. También puedes encontrar la bella ermita de San Miguel, en la que sí se han escuchado alguna que otra leyenda de terror.

Corbera d’Ebre (Tarragona)

Siguiendo con este listado de pueblos fantasmas de Cataluña hablamos ahora de Corbera d’Ebre, en Tarragona. Este pueblo fue destruido durante la batalla del Ebro y quedó prácticamente en ruinas hasta tiempo después, cuando los habitantes decidieron reconstruirlo pero dejando las ruinas como memorial y recordatorio de lo que había sucedido.

Pueden visitarse todavía durante los fines de semana y los festivos, en especial, merece la pena visitar la iglesia de San Pedro, desde donde pueden verse grandes vistas. En el año 1992 las ruinas fueron declaradas como lugar y patrimonio de interés histórico. Es uno de los pueblos más bonitos de Cataluña y que merece la pena conocer.

Gallicant (Tarragona)

Se trata de uno de los pueblos más antiguos del Priorat y uno de los que se encontraban en el camino de los romanos dirección a Vic. Debido a la falta de la comunicación y las duras condiciones del terreno, los habitantes se vieron obligados a emigrar hacia Arbolí dejando en ruinas edificaciones que datan desde 1720.

Aunque se intentó recuperar el pueblo hacia los años 1950 creando un campamento militar, la poca comunicación y la falta de ocio hicieron que volviera a decaer.

Montargull (Tarragona)

En la cúspide de una montaña situada en Tarragona, se encuentra esta pequeña localidad abandonada. Hacia los años 60 sus habitantes decidieron buscar un lugar con mejor calidad de vida y emigrar, actualmente, solo quedan ruinas. A pesar de la presencia de agua y luz eléctrica durante unos años, la población consideraba que debían buscar un lugar con mejor terreno y por eso decidieron irse.

Las ruinas que quedan de la iglesia pertenecen al estilo románico y todavía pueden distinguirse algunos de sus rasgos característicos. Es uno de los pueblos románticos de Cataluña que tienes que conocer ya que mezcla misterio e historia al mismo tiempo.

Pinyeres (Tarragona)

Pinyeres es otro de los pueblos fantasmas de Cataluña más interesantes. Se trata de una preciosa localidad que fue poco a poco abandonada por la dificultad de su acceso. Durante los años 70 empezó a convertirse en un lugar que daba cobijo a todos aquellos interesados en la caza por la zona pero poco a poco fue perdiendo las visitas.

Actualmente, el último domingo de agosto, los descendientes de Pinyeres se reúnen para celebrar una fiesta en honor a la población. La producción principal durante mucho tiempo fueron los Olivos así como el trigo y la cebada. A día de hoy, merece la pena visitar la localidad fantasma ya que los parajes son realmente misteriosos y preciosos.

Aramunt Vell (Lleida)

Pueblo medieval inmortalizado en el tiempo dividido en dos grandes zonas: una de ellas, sumergida a día de hoy en el pantano con un castillo del que aún quedan sus ruinas. Aunque fue abandonado en el siglo XX, se continuó utilizando como refugio durante la Guerra Civil.  

Se intentó reconstruir más adelante pero fue en vano, actualmente, se intenta arreglar la iglesia. Este pueblo tenía incluso escuela y acudían varios niños, así como molinos de harina y de aceite. Lo malo era que ni las maquinarias ni algunos transportes podían llegar allí, por eso acabó siendo abandonado. Aquí te descubrimos los pueblos medievales cerca de Barcelona más interesantes.

Selma (Lleida)

En el siglo XII, este castillo fue concedido por Guillem de Sant Martí a la Órden de los Templarios, quienes lo mantuvieron hasta su disolución. Durante mucho tiempo se ha hablado de la mala suerte que perseguía a los habitantes del lugar, sobretodo durante el reinado de Pedro IV de Aragón ya que se endeudó.

Más tarde, padecieron una sequía y cuando se recuperaron fueron atacados progresivamente por el bandalismo. Durante la Guerra de Sucesión se fusilaron a múltiples personas. Es, sin duda, un pueblo con una historia muy dura y escalofriante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *