Los libros de Virginia Woolf más destacados

Los libros de Virginia Woolf más destacados
5 (100%) 3 votes

La nueva temporada de teatro 2019-2020 llega con varios autores clásicos, entre ellos, Virginia Woolf será una de las escritoras clásicas internacionales de la que escucharemos hablar. Figura destacada por sus ensayos sobre el feminismo y sus obras incluidas en el vanguardismo moderno anglosajón, en Espectáculos BCN te traemos un pequeño reportaje sobre sus libros más emblemáticos.

Autora reconocida internacionalmente, creadora de la famosa frase: “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción”, ha sido citada en todo el mundo para abordar cuestiones de cariz feminista, temática que trataba en muchas de sus obras. Por eso, tratándose de una mujer tan relevante y especial, queremos traerte los libros de Virginia Woolf más destacados para que conozcas más sobre sus aportaciones.

Breve biografía de Virginia Woolf

Antes de pasar a hablar de los libros más destacados de Virginia Woolf, conviene introducirse un poco en su vida, ya que esto nos va a permitir entender mucho mejor su obra. 

Nacida el 25 de enero de 1882 en Londres, Virginia Woolf creció rodeada de literatura. Su padre, Leslie Stephen, era novelista, historiador, ensayista y biógrafo y su madre, Julia Prinsep Jackson, nacida en la India, era una reconocida modelo que trabajó para pintores como Edward Burne-Jones. 

Rodeada de un ambiente acomodado, Woolf no fue a la escuela porque recibía clases particulares de la mano de sus padres y profesores. Con el trabajo que su padre tenía como escritor, su familia se rodeaba de figuras muy importantes de la literatura victoriana como Thomas Hardy, Henry James… Tanto esta infancia como los días que Virginia pasó en la casa familiar de veraneo en Cornualles, marcaron muchos recuerdos para la escritora que después plasmó en sus obras.

Con tan solo 13 años, Virginia sufrió la muerte de su madre y en consecuencia de ello, la primera de sus depresiones. A partir de aquí, su vida quedó muy marcada por este acontecimiento y desarrolló lo que hoy conocemos como trastorno bipolar, que le provocaba crisis nerviosas e idas y venidas en su estado de ánimo.

Se casó con Leonard Woolf, un famoso economista, y se dedicó a escribir. “Entre actos” fue la última novela que llegó a terminar, ya que hacia el año 1941, Virginia Woolf no soportó su última depresión, que se juntó con el contexto del estallido de la Segunda Guerra Mundial y terminó con su ánimo. El 28 de marzo de 1941, se suicidó llenándose los bolsillos de su abrigo de piedras y lanzándose al río Ouse.

Libros de Virginia Woolf que tienes que leer

Te presentamos a continuación algunos de los libros de Virginia Woolf más destacados, autora prolífica tanto en ensayo como en novela, leerla es siempre un placer así que te animamos a que conozcas un poco más sobre su obra para adentrarte en su universo literario. 

Mrs. Dalloway (1925)

Esta novela narra un día en la vida de una mujer de clase alta, donde el presente y el pasado se mezclan constantemente en sus pensamientos mostrándonos un retrato maravilloso del ser humano y de lo que hay dentro de si a través de la introspección de la protagonista.

Lo verdaderamente fundamental de esta obra no son tanto los actos que Clarissa Dalloway lleva a cabo -como por ejemplo, dar una fiesta- sino los pensamientos que derivan de estos y que durante todas las acciones que realiza, le van viniendo a la mente.

Conocemos a los demás personajes a través de los pensamientos de Clarissa, y de esta forma, lo que podría parecer la historia de un mundo banal, hipócrita y lleno de apariencias, se convierte en una novela llena de sensaciones y sensibilidad donde los recuerdos y la belleza de las cosas tienen un papel primordial. Además, alguna de las experiencias relacionadas con los trastornos que Virginia relata en esta obra, son auto-biográficas.

Al faro (1927)

Virginia Woolf continúa utilizando el monólogo interior como método de narración (al igual que en Mrs. Dalloway) y vuelve a tratar un tema primordial en sus obras: el paso del tiempo y la manera en que este afecta a los individuos. “Al faro” es la historia de una familia y de cómo cambian todos sus miembros durante el transcurso de diez años.

En esta obra Virginia practica una especie de psicoanálisis con ella misma, donde al hablar de su familia, aprende a comprenderse y a soltar todo aquello que durante largo tiempo había ido sintiendo, para dejarlo en reposo y lograr la calma.

De alguna manera, la escritura de esta novela fue una forma de decirle a sus padres tantas cosas que no les había dicho, utilizando a los personajes como herramientas e intermediarios del diálogo con sus progenitores.

Orlando (1928)

Esta novela está centrada en el siglo XVI, y tiene como protagonista un joven caballero que logra vivir durante varios siglos y cambiarse de sexo. Una fantasía que se aleja un poco de la línea más representativa de Virginia Woolf, pero muy conocida y recomendable.

Una de las temáticas principales de “Orlando” es la extrema racionalidad que Virginia Woolf percibía en los hombres. Las diferencias notorias que ella veía en la personalidad de su madre y la de su padre, la llevan a reflexionar sobre la condición de la mujer y del hombre en la sociedad.

De alguna manera, buscaba romper con esa forma de escribir tan racional, recta y correcta y mostrar otro tipo de técnica narrativa que pone en papel y por escrito justo lo que el personaje está sintiendo, de una forma en que casi parezca que los flujos de pensamiento se han reflejado en las letras sin filtro, tal cual vienen en la mente. En aquella época, Virginia buscaba denunciar de esta forma la situación de marginalidad en la que a veces ella misma se encontraba por ser mujer.

La androginia es también un tema fundamental en esta obra, que más allá de hablar de las desigualdades sociales, busca hablar de la equidad de género y de cómo escribir, pensar o pintar, son actos de expresión del ser que deben tener la oportunidad de darse por igual en ambos géneros.

Las olas (1931)

Seis protagonistas que en ningún momento dialogan entre ellos pero que mediante el propio monólogo de cada uno, logran conectar sus vidas. La conciencia de los personajes se va complicando y va ganando forma conforme avanza la historia, Virginia Woolf nos muestra con esta novela la constante renovación de la existencia. 

Debido a su trastorno de personalidad, Virginia sufría episodios de despersonalización. En esta novela, hay un personaje (Rhoda) mediante el que Woolf analiza la relación que ella misma tiene con su cuerpo. La sensación de no corresponderse con su cuerpo, de sentirse extraña, de no lograr identificarse del todo como alguien real, son rasgos que comparte el personaje de esta novela con ella misma y con sus experiencias.

El suicido también forma parte de la obra, al igual que de la vida de la autora. Lo que los personajes plantean como un suicido tranquilo, como algo nada trágico sino natural, recuerda mucho a la forma de concebir la que, años después, será su propia muerte. Una novela muy interesante para comprender mejor lo que ocurría dentro de su mente.

Virginia Woolf y el feminismo

Virginia Woolf es consciente desde muy pequeña de las limitaciones que le supone el hecho de ser mujer. Cualquier oficio que implicara autonomía fuera del hogar y del cuidado del marido, era realmente difícil de desarrollar para la mujer en la Inglaterra de la época donde creció.

Uno de sus ensayos más conocidos y que el feminismo ha utilizado y analizado es “Una habitación propia”, donde la autora analiza la labor de la mujer en la literatura y escritura. Fue este ensayo el que la colocó en la mirada de los movimientos feministas y el que le ha hecho llegar hasta la actualidad como un icono feminista.

La temática lésbica y la censura también eran temas tratados por Virginia en sus escritos. A día de hoy, muchos estudios literarios se centran en estos aspectos de su obra para comprender mejor la sociedad de entre-guerras y el papel que la sexualidad y la mujer tenían en ella.

Una habitación propia (1929)

Todo empieza con la preparación de una conferencia que Virginia debe llevar a cabo en Newham sobre “Mujeres y ficción” , a partir de aquí y seguramente durante muchos momentos de su vida en que la autora ya había reflexionado sobre el tema, empieza a escribir este famoso ensayo que reivindica la independencia y autonomía para las mujeres, tan necesarias para desarrollar la labor artística.

Virginia argumenta que sin esta autonomía, es prácticamente imposible que una mujer pueda desarrollar su lado más intelectual. Vinculadas al cuidado de sus parejas e hijos, sin un lugar propio en el que leer y escribir, la mujer no podía llegar a equipararse a los hombres en la literatura ni en muchos otros ámbitos de la vida social.

Bibliografía utilizada

  • De Huydobro, R. (2015). Virginia Woolf, revisitada/Roberto Ruiz de Huydobro.
  • García, F. F. (2010). Feminismo y teoría política en Virginia Woolf: lectura de Una habitación propia desde el pensamiento de la diferencia sexual. Lectora: revista de dones i textualitat, (16), 211-227.
  • García Nieto, R. (2004). Virginia Woolf: caso clínico. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, (92), 69-87.
  • Literatura Europea. (2013-2018). Mrs. Dalloway: El milagro de la vida diaria. Zaragoza, España.
  • Orozco, C., & Alexander, J. (2015). Cuestiones de género en la obra Orlando, de Virginia Woolf y su traducción al español por Jorge Luis Borges:¿ un compromiso ético o ideológico?. Forma y Función28(2), 63-81.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *