Crítica: Flamenco Voyage – Sala Aquarella

Flamenco Voyage barcelona

3.5 out of 5 stars (3,5 / 5)

Llega a la Sala Aquarella Flamenco Voyage, un espectáculo de baile flamenco que tiene una intención de agradar a todo el mundo: tanto al turista que quiera adentrarse al  mundo del flamenco, como al público local. Como su nombre indica, se trata de un show que rinde homenaje a los bailaores de flamenco que han surgido en todo el mundo: en la Costa Brava, en Japón, en Australia…

Flamenco Voyage, un show de flamenco para todos los públicos

Ramón Oller es el director y coreógrafo de este espectáculo que cuenta con siete bailarines que combinan su formación en baile flamenco, así como otras disciplinas como la danza contemporánea o la escuela bolera.

Hace más de 15 años que el coreógrafo Ramón Oller no estrenaba una nueva producción en nuestro país. Hasta ahora. Con Flamenco Voyage nos presenta un espectáculo que se acerca al flamenco desde una mirada contemporánea, pero sin perder las raíces.

El comienzo del espectáculo ya nos anticipó que la pieza iba a ir en un tono divertido y con ánimo de que el público participara en la experiencia. Y es que uno de los camareros/actores se lanzó a cantar el Bamboleo para hacer partícipe al público, un público que casi llenaba la sala.

Salió Kyra Shimai, la maestra de ceremonias, muy idónea durante toda la función, a presentarnos al grupo de baile. Y entre algunas canciones entonadas por ella y muchas piezas de baile, fue desarrollándose Flamenco Voyage.

El grupo de baile, conformado por cuatro bailarines y tres bailarinas, realmente, nos hicieron disfrutar con su entrega, su compenetración y sus excelentes coreografías. Fue brillante la actuación de estos siete bailarines.

Echamos en falta la música en directo

Pero hay un pero. Un espectáculo flamenco, para ser redondo, debería tener su cantaor, su guitarra española, su cajón y sus palmeros. Y todo eso brillaba por su ausencia.

Somos conscientes de que un cuadro flamenco completo tiene un coste que debería repercutir en el precio de la entrada, pero sin ellos y con la música enlatada (muy buena elección, por cierto), el show se queda en un buen espectáculo, pero no brillante.

De todas formas, si lo que se quiere es escuchar buen flamenco y ver en directo un brillante cuerpo de baile, Flamenco Voyage es una buena opción.


  • Lo que más me gustó. La calidad del grupo de baile, la energía y entrega de los bailaores.
  • Lo que menos me gustó. Que no hubiera música en directo.

Fernando T.B.

Apasionado del mundo de la música, Fernando es experto en música rock, tanto nacional como internacional. Interesado en bandas conocidas de todos los tiempos, también le encanta descubrir nuevos talentos y acudir a sus conciertos para verlos en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.