Àngel Llàcer y Manu Guix presentan su próximo musical “Cantando bajo la lluvia”

musical cantando bajo la lluiva

Este pasado lunes 21 de junio, el histórico Hotel Palace, preservando la elegancia y suntuosidad de los años 20, daba la bienvenida a todo un seguido de personajes de los roaring 20s o “locos años 20” para presentar el nuevo musical de Àngel Llàcer y Manu Guix con la productora Nostromo Live: Cantando bajo la lluvia.

La productora de éxitos como La Jaula de las Locas y La Tienda de los Horrores estrenará el próximo 15 de septiembre en el también histórico Teatro Tívoli de Barcelona su producción más grande, ambiciosa y espectacular hasta el momento, con un presupuesto de 2,5 millones de euros y un elenco de lujo con 30 actores y bailarines y una orquestra de 10 músicos en directo.

Cantando bajo la lluvia, la apuesta más espectacular de Àngel Llàcer y Manu Guix

Con un entusiasmo palpable y unas ganas manifestadas de empezar el proyecto, Àngel Llàcer y Manu Guix presentaron – con piano y canto incluido – todo el equipo que los acompañará en su ambicioso Cantando bajo la lluvia.

“Es como hacer una paella”, decía Llàcer con respeto a la magnitud del proyecto. Pero la paella tiene números de salir deliciosa con los reconocidos y talentosos nombres que han reunido para cantar, bailar e interpretar la versión musical del film de Gene Kelly y Stanley Donen.

A Guix y Llàcer se les une la coreógrafa Miryam Benedited como pilar del proyecto. Joan Maria Segura hará de director adjunto y director residente, y Andreu Gallén de director musical y director musical residente. Entre los 30 actores y bailarines se encuentran además varios nombres conocidos ya en La Jaula de las Locas, y gigantes de la industria del espectáculo como Ivan Labanda en el papel de Don Lockwood, Diana Roig como Kathy Selden o Mireia Portas como Lina Lamont. A ellos se les unen Ricky Mata interpretando a Cosmo Brown, José Luis Mosquera como R. F. Simpson y Oriol Burés como Roscoe Dexter, entre muchos otros.

Los ensayos empezarán el día 12 de julio, y aunque el estreno oficial será el próximo 30 de septiembre, Cantando bajo la lluvia ofrecerá la posibilidad de asistir a funciones con público desde el 15 de septiembre.

Cantando bajo la lluvia: vuelta nostálgica a los 20… para el viajero actual

“Me gusta mucho estrenar […] y tener el concepto de gran musical en Barcelona”, afirmaba Àngel Llàcer en su esplendorosa presentación de la comedia musical Cantando bajo la lluvia.

Y es que por si una adaptación del gran clásico de 1952 no fuera poco, la adaptación que llega al Tívoli el próximo septiembre promete ser un gran gran musical. Siguiendo el guion escrito en 1983 por Betty Comden y Adolph Green que adapta el clásico cinematográfico para el teatro musical, Cantando bajo la lluvia nos ofrecerá una cinemática historia de amor que trata temas tan actuales como la adaptación a los cambios.

Es por esto que Llàcer, Guix y Benedited afirman haber creado un espectáculo que refleja tanto la magia del clásico como la esencia de la actualidad. La historia original sigue los esfuerzos de adaptación de los profesionales y artistas del Hollywood de los años 20 durante la época de transición del cine mudo al sonoro. En las palabras del mismo Llàcer, adaptarse es un signo de inteligencia, y es esto mismo lo que hace Cantando bajo la lluvia, musical que pretende retener la nostalgia y esencia del original con toques que lo adaptan al siglo XXI.

Aunque los detalles quedan por revelar, un ejemplo de ello será la canción “Beautiful girl”, que será cantada por la actriz y cantante Sylvia Parejo en lugar del anacrónico número habitual según Llàcer.

Otros cambios se darán, obviamente, en el idioma de las canciones. Los fans del clásico no deben temer, pues las canciones más icónicas como “Singin’ in the rain” o “Dream of you” serán en inglés, mientras que las que avanzan la dramaturgia y tienen que ser entendidas han sido traducidas y adaptadas por Marc Artigau.

Cuando nos vayamos de aquí, del Hotel Palace, quedará una energía en este sitio. Y es esto lo que nos gusta con los espectáculos, que cuando baja el telón, queda una energía y la gente se la lleva a su casa”, decía Llàcer al final de su presentación.

Y juzgando por el entusiasmo de todo el equipo artístico, y por la atmósfera elegante y mágica del mítico hotel barcelonés, Cantando bajo la lluvia promete sin duda repetir e incluso superar los éxitos anteriores de la productora – con más de 400.000 espectadores – y dejar al espectador cautivado al volver a casa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *