El Mercader de Venecia: resumen, personajes y análisis

personajes el mercader de venecia

No te pierdas nuestra sección de libros y literatura

El Mercader de Venecia es una de las obras teatrales más famosas escritas por el dramaturgo William Shakespeare publicada en el año 1600 en Inglaterra. Este clásico de la literatura continúa atrayendo lectores y diversos análisis hasta los días de hoy.

En Espectáculos BCN te traemos el resumen de El Mercader de Venecia, sus personajes principales y el análisis.

 

Resumen de El Mercader de Venecia

La obra de El Mercader de Venecia, narrada en cinco actos, cuenta la historia Basanio, un joven que por su condición de pobreza no puede desposar a Porcia, una rica heredera, si tuviera dinero ambos enamorados podrían casarse.

Basanio es nuestro personaje el motor que pondrá en marcha la acción de la obra. Con la necesidad de conseguir dinero para poder desposar a Porcia, el joven Basanio recurre a su mejor amigo Antonio, el Mercader, para solicitarle un préstamo.

Antonio, el rico mercader cristiano, estaría gustoso de ayudarlo, incluso prescindiendo de los intereses. Sin embargo, invirtió todo su dinero en unos barcos que aún no regresan del mar y no sabe con exactitud cuándo regresarán.

Mientras tanto, en Belmond, Porcia se encarga de rechazar una plaga de pretendientes (su padre antes de morir establece una cláusula, una prueba). Los pretendientes deben escoger entre tres cofres: uno de oro, uno de plata y uno de plomo-. Quien elija el correcto podrá desposarla.  A Porcia ninguno de estos pretendientes le atrae, ya que siempre encuentra en ellos (procedencia, religión) algo malo.

En Venecia, Basanio desesperado acude como último recurso para conseguir dinero a Sylock, un usurero conocido por cobrar altos intereses, de religión judía. Sylock a su vez, tiene una vieja rencilla con Antonio por sus tratos antisemitas.

Finalmente, Sylock accede a otorgar el préstamo a cambio de que Antonio, quien saliera de garante, firme una cláusula en donde se debe asegurar en tiempo y forma el pago de tres mil ducados, de no hacerlo así Antonio, el mercader deberá pagar con la cifra con su propia carne.

En el momento, esto parece una buena idea dado que el mercader está seguro que habrá ganado el dinero de sus barcos antes de la caducidad del contrato.

Una vez recibido el dinero, Basanio marcha a Belmond con su amigo Graciano para buscar a la acaudalada Porcia.

Por otro lado, Jessica, única hija de Sylock, escapa del infierno de vivir con su padre con su amante cristiano, Lorenzo,  llevándose una parte su fortuna.

En Belmond, Basanio se encuentra con Porcia, entre todos los pretendientes, Porcia le corresponde sentimentalmente. Basanio cumple con la prueba, elige el cofre de plomo y se disponen a celebrar el matrimonio, cuándo recibe la noticia de que su amigo Antonio esta a punto de morir por órdenes de Sylock.

Porcia se ofrece pagar la deuda. Se casa con Basanio, pero antes de enviarlo a Venecia con el dinero le da a este un anillo y le hace prometer que nunca, bajo ninguna circunstancia se lo quite.

Antes de que sus maridos zarpen a Venecia, Porcia y Nerissa arman un plan en secreto. Se visten de hombres para poder defenderlos durante el enjuiciamiento de Antonio.

En el juicio, Basanio le ofrece seis mil ducados (el doble de lo que figuraba en el contrato) a Sylock para saldar la deuda. Pero este se niega, Sylock quiere cobrar el contrato como este indica una vez vencido: con la libra de carne.

El Dux, que oficia de juez, confundido y no sabiendo qué hacer,  busca entre los intervinientes algún consejo.

Sin que nadie sospeche, Porcia disfrazada de hombre, se hace pasar por Baltasar, un abogado. Así, este argumenta que Sylock debería tener misericordia de Antonio. La misericordia es un bien mayor que la justicia. Sin embargo, Sylock no cede. Él no necesita misericordia, está conforme con la justicia.

Bassanio desesperado, ofrece entonces su vida y la de su esposa (sin sospechar que ella está presente en el juicio) a cambio de la de Antonio.  Pero Sylock sigue manteniendo su postura. Antonio resignado, se acerca entonces listo para que le quiten la libra de carne.

Baltasar (Porcia) interviene una vez más: el pagaré garantiza una libra de carne. Pero si él derrama una sola gota de sangre, será culpable de tramar el asesinato de un cristiano veneciano. Lo cual, acarrea la sanción de perder toda su fortuna.

Sylock, el usurero, entonces reflexiona y pide el valor de tres veces la deuda, pero la oferta ya no está en pie. Pide entonces su principal, pero tampoco existe esa posibilidad. Sylock intenta irse, pero Baltasar (Porcia) lo detiene.

En realidad lo que Sylock quiso hacer, argumenta Baltasar, es asesinar a un cristiano veneciano, por ello debe entregar toda su fortuna.

Antonio teniendo entonces la ventaja, obliga a Sylock a firmar un acuerdo en donde diga que al morir entregara toda su fortuna a su hija Jessica y a marido cristiano. Además, Sylock deberá convertirse al cristianismo.

Finalizado el juicio, Antonio y Basanio tratan de convencer a Baltasar (Porcia) que acepte un obsequio por la ayuda otorgada. Este se niega, pero finalmente le pide como obsequio a Basanio el anillo (símbolo de confianza que ella le había otorgado).  Este al principio se niega, pero presionado por Antonio finalmente se lo da.

Porcia y Nerissa revelan su verdadera identidad y sin decir nada respecto del anillo, los cuatro regresan a Belmond.

Personajes de El Mercader de Venecia

Los personajes principales en el Mercader de Venecia son:

  • Basanio: Es el personaje  que pone en marcha la acción de la obra. Basanio es un joven pobre que quiere desposarse con Porcia, una rica heredera. Para conseguirlo debe conseguir dinero y pasar la prueba de los tres cofres. Para ello solicita ayuda de su amigo Antonio, el Mercader de Venecia.
  • Antonio: Mejor amigo de Basanio, Antonio, un Mercader de Venecia cristiano, será uno de los protagonistas del contrato que conlleva la trama más significativa y  el climax de la obra.
  • Sylock: El personaje representado por un judío usurero que cobra altos intereses, es el antagonista de la obra. Representando lo despiadado en su mayor expresión, el personaje de Sylock junto con el personaje de Antonio conforman la trama principal de la obra.
  • Porcia: Una rica heredera, enamorada de Basanio aparece con mayor presencia en el final de la obra. Porcia disfrazada de Baltasar adquiere protagonismo cuándo toma las riendas del problema  e interviene en la resolución del juicio.

Análisis de El Mercader de Venecia

Son varios los puntos que se han analizado con el correr de los años  de la obra teatral El Mercader de Venecia. La obra de Shakespeare expone con sutileza en un juego entre el drama y la comedia con personajes que dejan ver contradicciones de una doble moral  que atraviesan al ser humano.

El tema central de la obra gira en torno al contrato y la extracción de la libra de carne. La legalidad y el comercio se presentan en el nivel más cruel y extremo. Con tintes moralistas del  “Buen Cristiano” los diálogos de los personajes pondrán en disputa la cuestión entre justicia y misericordia. 

“Si solo justicia hubiera, no se salvaría ninguno de nosotros” (Sentencia  Porcia durante el juicio)

Esta frase apela directo a las contradicciones morales de todos los personajes, e incluso clama un poco más allá, por fuera de estos.

Sylock, representa al usurero ambicioso. Lo único que quiere es ganar dinero a costa de los problemas económicos de los demás. Porque aunque le piden clemencia Sylock ciego por su odio hacia Antonio, quiere cobrarse su maltrato con carne.

Sin embargo, este odio no es infundado. Responde como dice de puño y letra Shakespeare a los tratos antisemitas que Antonio ha tenido para con él.

Odio y venganza se trenzan en la historia y se llevan al extremo en la cruda trama.

Por otro lado el joven Basanio tampoco es un alma impúdica. A pesar de estar enamorado, en varios momentos de la obra menciona su matrimonio con Porcia como una ventaja, al ser ella una rica heredera. Porcia, por su parte tampoco quiere casarse con cualquiera por prejuicios.

Antonio que vendría a representar el buen cristiano, un prestamista que no cobra intereses. Es sin embargo igualmente cruel con Sylock cuando al tomar el poder de la situación decide quitarle su fortuna y obligarlo a convertirse en cristiano.

La obra de El Mercader de Venecia transita por las contradicciones de los personajes que, ante una situación límite o desfavorable, recuerdan el valor de la misericordia.

Escrita con humor, pero sin dejar de representar un drama por la trama cruenta, Shakespeare despliega una trama de personajes complejos, en una historia que a pesar de transcurrir en una época determinada nos habla de las contradicciones de todos los seres humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *