Carme Portaceli presenta un proyecto ambicioso y sin precedentes para el TNC

La nueva directora artística del TNC Carmen Partaceli entra por la puerta grande, y lo hace con un proyecto audiovisual que recupera el espíritu del Teatro Nacional de Cataluña tras un año el que la cultura se ha visto muy afectada por la presencia del coronavirus. Y es que tal y como argumenta Àngels Ponsa, actual consejera de cultura, recuperarse no será una tarea fácil.

Pero Carme Portaceli nos ha hecho ver la luz al final del túnel con la presentación de un proyecto ambicioso, innovador, inclusivo, pero sobre un proyecto que permita acercar el teatro a todos y todas, poniendo en valor el TNC y su figura tan importante en ciudad como lo es Barcelona.

El TNC presenta nuevo proyecto que pone en valor la esencia del teatro

Es innegable que la llegada del coronavirus a nuestras vidas no ha hecho vivir situaciones que no nos habríamos imaginado ni en nuestras peores pesadillas. La cultura, y en especial el teatro, ha sido una de las grandes víctimas de esta pandemia, teniéndose que enfrentar a la suspensión de obras y al posterior cierre de sus puertas. Esto nos ha hecho apreciar todavía más la cultura después de ser partícipes de la situación tan precaria en la que se encuentra, y es que no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde.

El siguiente paso en esta carrera contra el coronavirus era clave, y parece que ha sido el acertado. Es por eso por lo que a partir del próximo año y hasta el 2027 Carme Portaceli será la encargada de ponerse al mando de la dirección artística del TNC, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar este cargo, llevando con ella el legado de grandes directores de la talla de Sergi Belbel o Xavier Albertí.

Carme Portaceli nos abrirá las puertas a un nuevo universo teatral

En estos momentos de tanta incertidumbre, debemos aferrarnos a todo aquello que nos pueda suponer una ilusión, una forma de recuperarnos, de levantarnos y volver a empezar. Es por eso por lo que el TNC decidió apostar por la presentación de su nuevo proyecto justo ahora cuando estamos en un momento muy delicado para la cultura.  Para coger ánimos y esperar que este nuevo año 2021 esté lleno de oportunidades, esperanza y sobre todo teatro.

La carta de presentación de Carme Portaceli como nueva directora artística  del TNC durante las próximas 6 temporadas es una bocanada de aire fresco, un proyecto en el que se ponga de relieve la importancia del Teatro Nacional de Cataluña, en el que se apueste por la ilusión, la esperanza y la confianza. Una iniciativa que nos llegue al alma de la mano de las emociones, los sentimientos y la oportunidad de vivir una experiencia teatral sin igual.

4 ejes de actuación que desembocan en una innovadora línea de acción

Una parte importante que debe llevar a cabo el director artístico de un teatro tan descomunal y de tal importancia como el TNC es conservar su esencia, sobreponiendo por encima de todo la parte social, artística y cultural por encima de la comercial. Carme Portaceli se enfrentará a este reto a partir de cuatro ejes de actuación, que le permitan dar lo mejor, abriendo nuevos frentes que hasta el momento no se había tocado. Estos ejes de actuación serán los siguientes

  • Barcelona y el área metropolitana: acoger a artistas y a un público más joven además de poner sobre la mesa temas y contar con barrios que muchas veces se pasan por alto
  • Territorios de habla catalana: conseguir una red de relaciones más horizontal, incluyendo todos los territorios de habla catalana, desde valencia pasando por Cataluña norte hasta islas baleares.
  • Internacional (Europa): llevar obras del TNC a otros países, ya sea con subtítulos o bien apostando por las nuevas dramaturgias.
  • América Latina: trabajar en la diáspora del teatro argentino, que ha influido mucho en toda Europa y en especial en Cataluña. 

Todo esto se podrá llevar a partir de distintos proyectos dentro de las distintas líneas de actuación. Desde el espíritu más nacional con el repertorio catalán pasando por YPAL y su impulso de los más jóvenes a las artes escénicas pasando por Between Lands, proyecto de Portaceli que ha trasladado al TNC para conseguir esta comunidad entre países además del Proyecto Zip y el 365 dones l’any entre otros.  Una forma muy especial y a la vez interactiva de apoyar la cultura y el teatro en todas sus formas.

El TNC, un teatro para todos

Portaceli presenta este proyecto con el objetivo de hacer del TNC un teatro para todos. Tal y como dice esta frase de José Monleón “Ser contemporani és estar amb la gent”. Y que mejor forma de hacerlo de la mano del teatro.

Es por ello por lo que la línea  para las siguientes temporadas va a ir en torno a este lema, intentando hacer todo lo que esté en sus manos para ofrecernos la mejor programación que a la vez sea diversa e inclusiva, para hacer llegar el teatro a todos aquellos colectivos que se puedan haber sentido excluidos.

En definitiva, para animarnos a formar parte de una comunidad tan especial como lo es la del TNC, un lugar seguro donde poder disfrutar del teatro en estado puro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *