La caída de la casa Usher: resumen y análisis

Poe el renovador de la novela gótica y fundador de la novela psicológica y policial. La mayoría de sus textos son obras maestras que ahondan en las negruras de su propia vida. La caída de la casa Usher es la favorita de la critica y los lectores por su calidad y su contenido literario. En Espectáculos BCN admiramos profundamente el genio de Poe así que te presentamos La caída de la casa Usher: resumen y análisis

La bibliografía de Poe suele ser bastante oscura y algo compleja por sus múltiples interpretaciones y por su escritura barroca. Pero la riqueza y calidad de su composición literaria bien vale la pena. La caída de la casa Usher es una de sus obras mejor logradas, dicho por él mismo, y la que tiene unos tintes autobiográficos más evidentes.

Resumen de La caída de la casa Usher

La narrativa en primera persona nos introduce a la historia de los hermanos Usher.  A través del narrador conocemos la fachada de la mansión Usher a su llegada un día nublado de otoño. El protagonista se siente oprimido por la melancolía y la tristeza que transmite la casa. Y aunque intenta mitigar esos sentimientos la casa transmite una irrevocable sensación de abatimiento que ningún otro sentimiento aplaca.

El narrador ha recibido una carta invitándole insistentemente a pasar una temporada en la casa propiedad de su amigo de juventud, Roderick Usher. La carta denotaba desordenes físicos y mentales en su gran amigo. Se sintió entonces con la obligación de asistirle y aceptar la invitación.

Se nos describe la relación entre el escritor y Roderick. Amigos íntimos desde la juventud, aunque nuestro narrador reconoce que poco sabe de la vida privada de Roderick. Aunque el vínculo era fuerte Roderick era reservado, lo que si sabia era su nexo a la antiquísima familia Usher.

La familia Usher, además, se caracterizaba por su profunda sensibilidad y la consistente herencia del patrimonio entre padres e hijos. El nombre de la casa provenía de esa realidad, nunca ninguna otra familia había vivido en esos aposentos.

Primera aparición de Madeleine

Roderick vivía con su hermana en la casa, siendo los últimos dos portadores del apellido Usher. Mientras cabalga a la entrada nota una ligera fisura que recorre la casa llegando hasta el lago que la delimita. Tras ser recibido por un criado el autor entra en la casa. Nos describe una bóveda gótica y la misma ruindad externa se refleja en el interior de la casa. Se adentra en la casa en busca de Roderick y se avivan los sentimientos de tristeza y dolor ya percibidos.

Roderick acaba de despedir al doctor cuando nuestro narrador llega hasta su habitación. Nos describe el desmejoramiento físico de Roderick como impresionante. Además de una agitación nerviosa que desbordaba y opacaba su carácter. Roderick paso a explicar su enfermedad, y la describió como una condición constitucional de la familia. Una afección nerviosa que le daba una marcada sensibilidad y que esperaba poder superarla pronto.

Roderick le comenta repetidamente la relación supersticiosa entre su familia, su salud y la mansión. Parece creer que la casa tiene algún tipo de influencia sobre su espíritu. Mientras conversaban el narrador pudo observar a la hermana de Roderick, Madeleine, caminar por la parte trasera de la habitación. Decide no mencionarla al ver que ninguno de los hermanos realiza ningún comentario. Al mismo tiempo Roderick se lamenta por la enfermedad que aqueja a su hermana y llora amargamente. Madeline sufre de desvanecimientos, agotamientos y estados catalépticos que la atacan eventualmente.

Durante algunos días, tratando de apartar la melancolía de su amigo, pintan, leen y conversan juntos. La relación se afianza mucho y el autor reconoce el talento artístico, aunque lúgubre, de Roderick. Leen algunos textos, transcritos por completo en el relato, que dejan ver la obstinada asociación que Roderick tiene con la influencia de las cosas sobre el espíritu humano.

Segunda aparición de Madeleine

Una noche Roderick busca al protagonista y le informa que Madeline, su hermana, ha muerto. Decide guardar el cuerpo por algunos días en la cripta familiar antes de enterrarlo. Roderick quiere descartar que sea un estado cataléptico. Ambos trasladan el cuerpo a una catatumba aislada tras una pesada y chirriante puerta de hierro. El narrador pudo ver entonces en el ataúd el rostro de Madeleine y notó que era gemela de Roderick.

En adelante el comportamiento y figura de Roderick se volvió aún más errante y mortificante. Los signos físicos de la muerte parecían consumir cada vez más el cuerpo de su amigo y el protagonista empieza a temer por su propia cordura. Pasados 7 u 8 días de la muerte de Madeleine una tormenta cae sobre la región. El protagonista describe como poco a poco las supersticiones y miedos se habían ido instalando en su mente. No podía dormir y escuchaba ruidos extraños y profundos desde su habitación. Roderick pronto se acerca a su cuarto y le pide histéricamente mire por la ventana.

La tormenta estaba sobre ellos, las nubes y torbellinos se veían desde su ventana y luces fantasmagóricas se posaban sobre la mansión. El protagonista aduce que fenómenos eléctricos de noches tormentosas ocasionan sucesos así. Empiezan a leer juntos una historia medieval para pasar el tiempo. A medida que avanzan en la lectura, los sonidos descritos en el texto empiezan a escucharse vívidamente en la casa. Después de un rato se escucha un fuerte sonido metálico y chirridos desde el interior de la casa.

Ultima aparición de Madeleine

Roderick totalmente histérico asegura que ha enterrado viva a su hermana. Confiesa que tiene días percibiendo los sonidos desde la catatumba y está seguro que es Madeleine. Mientras grita desesperado se abren las puertas de la habitación. Madeleine está de pie, aún con su mortaja y con signos de lucha y agotamiento, en la puerta. Se acerca a su hermano y en un último y agónico esfuerzo cae sobre él. Roderick muere victima del terror y el espanto con el cuerpo de su hermana aplastándolo.

El narrador huye despavorido de la casa y se detiene apenas al llegar al umbral del terreno. Una luz fuerte viene del lugar donde al llegar había percibido la grieta. La casa empieza a abrirse en dos y puede verse la luna llena sangrienta en el espacio de la fisura. El lago que colindaba con la casa se abre y se traga por completo los pedazos de muro y construcción que van cayendo. La casa Usher desaparece por completo.

Personajes de La caída de la casa Usher

Como la mayoría de las historias de Poe, los personajes son pocos, pero muy bien construidos. Apenas tres personajes necesitó Poe para construir una de sus mejores historias. ¡Vamos a recordarlos!

Roderick Usher

Amigo de la juventud del narrador. El último varón de la familia Usher. Es descrito como alguien de rasgos finos, jovial pero reservado en su juventud. Cuando el narrador llega a verlo después de algunos años separados lo encuentra enfermo física y mentalmente. Se encuentra recluido en la casa de su familia junto a su hermana. Tiene una inclinación natural al arte y al análisis lo exacerba aún más su sensibilidad.

Madeline Usher

Hermana de Roderick. Poco se describe su aspecto físico al principio, aunque se detalla la terrible enfermedad que la aqueja. Padece una condición desgastante y presenta episodios catalépticos que le hacen parecer muerta en vida por días. Todos los giros dramáticos del relato vendrían acompañados de la aparición de este personaje. Hacia el final de la narración se develaría que es gemela de Roderick

El narrador

Amigo de la infancia de Roderick. Es observador de la descomposición final de la familia y la casa. Se niega a creer en supersticiones y situaciones paranormales, así que constantemente se niega a asumir las singularidades que presencia.

Personajes secundarios

Los personajes secundarios apenas son vistos o nombrados en la historia. Su función es básicamente la de ayudar en contadas situaciones a completar una tarea en el relato. Encontramos algunos criados que nos ayudan a recorrer las laberínticas habitaciones de la mansión. Y el doctor de Roderick a quien el narrador se encuentra compungido en las escaleras al inicio del relato.

Análisis de La caída de la casa Usher

Poe tiene la infinita capacidad de crear ambientes opresivos. El exquisito uso de la palabra, el detalle minucioso de las estancias crea un efecto que sumerge al lector en la historia. Para ello Poe se vale de diversos recursos literarios y escriturales. La caída de la casa Usher es la representación más perfecta de este talento.

Figuras literarias y autobiografía

El uso de figuras literarias y la construcción de imágenes vividas nos permiten sentir la simbiosis entre el objeto y el ser. Los procesos físicos que presenta la casa se reflejan en la salud de la familia Usher, o viceversa. Y Poe ágilmente nos convence de que así es. La sinestesia como recurso narrativo es la clave del éxito de Poe convenciéndonos de esto.  Y su escritura de maneras rítmicas y barrocas dan una capa adicional de extrañamiento a la narrativa complementando el ambiente.

Poe remata las figuras literarias con una dosis de su propia esencia. Vemos a Roderick sufrir una afectación de los sentidos, una hiperestesia que es recurrente en los personajes de Poe. En el Gato Negro, por ejemplo, el personaje principal reconoce padecer una afectación nerviosa similar. Este padecimiento es uno de los rasgos autobiográficos que Poe nos va dejando como migajas en sus relatos.

Poe se describiría a si mismo como un ser de sensibilidad extrema y ansioso,  incapaz de lidiar con eso. Los temores que esta situación le provocaban parece haberlos expresado a través de sus protagonistas. Los personajes del universo de Poe terminan siempre siendo afectados macabramente por esta sensibilidad extrema.

Terror psicológico

El terror psicológico que Poe introdujo en sus relatos y que constituiría su legado es una de las formas más complejas de narrar. Regar pistas sabiamente a lo largo del texto para mantener el vilo, y dar al lector las dosis adecuadas de inquietudes para que la ilación de una certeza llegue apenas cerca del desenlace, es un talento reservado para los mejores.

En La caída de la casa Usher los elementos que va dejando regados en la historia llevan al lector gradualmente, como al protagonista, a entender la superstición. La casa está ligada inequívocamente al destino de la familia, y uno es reflejo fiel del otro. La finura con la Poe lleva al lector al clímax en un ritmo lento pero sostenido es inquietante. El lector asiduo sabrá que en pocas líneas se vendrá el giro final y calamitoso típico de sus cuentos.

La formula que Poe legó a los autores del género está coronada por una estructura común a todas sus historias.  La doble trama coincidente es uno de los recursos favoritos y más efectistas del autor. Dos personajes que desarrollan teorías o creencias diferentes, casi siempre opuestas pero plausibles, llegan a la misma conclusión. Es una estructura magistral que le da fluidez y verosimilitud a la historia en partes iguales.

La casa Usher, protagonista silente

El papel de la casa en la historia es fundamental. Desde las primeras líneas la casa es presentada como un ente viviente, con una energía propia que engulle todo alrededor. La sentencia que une el destino de los habitantes a la energía de la casa va revelándose progresivamente al protagonista. La alegoría entre el estado de la casa y la descomposición física de sus habitantes está presente en cada frase.

Algunos críticos interpretan la casa como la representación de la mente de Roderick. La salud mental de este está en ruinas, como los muros de su hogar. La descripción detallada del estado de la casa está seguida de la sorpresiva descomposición de la figura de Roderick. El protagonista se ve hundido en la energía triste y melancólica que desprende la casa. Y lo mismo ocurre cuando se acerca su amigo y comprueba su desintegración física y emocional.

Aimara Villanueva

Soy editora y correctora desde hace más de 10 años, investigadora, redactora y una voraz lectora. Generadora de contenidos y Content manager desde hace 5 años. Soy egresada como Licenciada en Letras mención Políticas culturales de la Universidad Central de Venezuela, con diplomados y cursos en edición y ruta editorial. Finalista en festivales internacionales. (Margarita, 2011).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *