El realismo mágico, una corriente propia de Latinoamérica

Realismo mágico, características, obras y autores, literatura

El realismo mágico es un movimiento literario, que alcanza su esplendor a mediados del siglo XX. Lo extraño y peculiar se presenta como un hecho cotidiano. Trata de observar la realidad, mostrando todo tipo de excentricidades y peculiaridades dentro de la normalidad.  Desde Espectáculos BCN os explicamos las características principales del realismo mágico.

¿Qué es el realismo mágico?

El realismo mágico no se debe confundir con el género fantástico. Por definición, el realismo mágico es un estilo narrativo en el que a partir del propio realismo se introducen elementos fantásticos. Los personajes interpretan dichos hechos como normales. No son conscientes de ninguna situación extraña respecto a la realidad del mundo en el que viven.

El término mágico fue usado por primera vez por un crítico de arte alemán, Franz Roh, en 1925. Aunque el término no fue utilizado con la literatura sino, que le dio uso en la pintura, con una exposición artística. El realismo mágico es una corriente literaria que tiene parecidos y antecedentes del barroco literario del siglo XVI o de la novela gótica del siglo XVIII. Este movimiento surge como respuesta a la tradición literaria que predominaba en Latinoamérica. El realismo mágico llegó a cuestionar “la fantasía escapista” de la estética modernista. No es considerado como una invención, sino que se concibe como un retrato de una situación peculiar y curiosa.

Características del realismo mágico

El realismo mágico se desarrolló en las década de los 60 y 70, la historia revela que ya existían textos de este tipo en la década de 1930. Este movimiento fue producto de las discrepancias entre dos visiones diferenciadas: la cultura de la tecnología y la superstición. Desde estos puntos de vista el realismo mágico se caracteriza por:

  • Observa la realidad
  • Incorpora el universo de valores simbólicos de las culturas latinoamericanas, a las que reconoce como parte de la realidad sin apelar a una mirada vertical.
  • Normaliza las peculiaridades en lugar de sustituir la realidad por un mundo fantástico o alterno.
  • El narrador no ofrece explicaciones sobre los acontecimientos insólitos
  • Los personajes no demuestran extrañezas ante los fenómenos fantásticos.
  • Se valora la percepción sensorial de la realidad
  • Rompe con la linea temporal del relato
  • Expone realidades yuxtapuestas
  • Tiende a desarrollar la metaficción

Las distintas obras literarias no explican elementos sobrenaturales, sino que son narrados como algo natural a través de personajes sin tener en cuenta la trascendencia de los hechos. La muerte tiene un valor muy relevante en el discurso realista con un enfoque casi metafísico que engloba espacio y tiempo con personajes que nacen de los mitos, leyendas y culturas naturales.

El realismo mágico y la literatura fantástica

El realismo mágico es la combinación de formas concebidas de la realidad y lo ficticio El surrealismo, por su parte, se define como la creación premeditada basada en la literatura psicoanalítica, que construye una sensación realista natural.

El realismo mágico forma parte de la literatura fantástica. Muchos de los procesos narrativos son idénticos: la metamorfosis de los personajes, lo desconocido por lo real, la visión subjetiva de los hechos o la irrupción inverosímil. El término fantástico es la irrupción de lo irreal en lo real.

El realismo mágico se diferencia de la literatura fantástica en su expresión romántica. El realismo mágico no tiene sus exponentes en Europa, como sí lo tiene la literatura fantástica.

Principales autores y obras

Si tuviéramos que distinguir a los autores más representativos del realismo mágico y sus obras más conocidas, no saldría una muy buena lista de lecturas. Aquí os clasificamos algunos de los más importantes:

  • Jorge Luis Borges: La poesía fue uno de los pilares de su obras el ensayo y la narrativa fueron los géneros que le reportaron el reconocimiento universal. Toda su obra literaria denota una gran solidez intelectual con una prosa precisa y cuidada . Su formas narrativas se alejan del tiempo y del espacio para crear mundos alternativos con fuerte contenido simbólico construidos a partir de paralelismos. Además escribió guiones de cine y mucha crítica literaria y prólogos para otros autores. Una de sus obras más destacadas es: Ficciones, El Aleph.
  • Julio Cortázar: Sentía un gran interés por los autores clásicos. Sintió una admiración mutua por Jorge Luis Borges, pese a sus diferencias ideológicas: Cortázar era un activista de izquierdas, Borges fomentaba el individualismo y rechazaba los regímenes totalitarios. Sus gustos literarios eran muy amplio, y sentía gran atracción por los libros de vampiros y fantasmas. Su obras más destacadas: Bestiario.
  • Alejo Carpentier: Introdujo la noción de lo real y maravilloso en el neobarroco latinoamericano. Entre sus obras se encuentra: El reino de este este mundo, Los pasos perdidos.
  • Arturo Uslae Pietri: Acercó el término del realismo mágico al fenómeno de la nueva literatura latinoamericana del siglo XX. Entre sus obras destacan: La lluvia y las lanzas coloradas.
  • Gabriel García Márquez: Premio Nobel de literatura, su novela Cien años de soledad es considerada la máxima referencia del realismo mágico. También escribió otros libros maravillosos como: Crónica de una muerte anunciada o El coronel no tiene quien le escriba.
  • Miguel Ángel Asturias: Destacó por haber llamado la atención sobre las culturas indígenas en América Latina. Se le considera el precursor del boom latinoamericano. Entre sus obras más emblemáticas: Hombres de maíz y Señor Presidente.
  • Elena Garro: Su trabajo literario ha sido clasificado por la crítica como realismo mágico, aunque ella no se sentía del todo convencida. Sus obras más importantes: Los recuerdos del porvenir y La semana de los colores.
  • Juan Rulfo: Su obra es considerada como un punto de inflexión en la literatura mexicana, al marcar el fin de la literatura revolucionaria. Entre sus trabajos más reconocidos: Pedro Páramo y El llano en llamas.

Hasta aquí un repaso al realismo mágico y todas sus características y detalles más importantes de este género literario que tanto rédito tuvo desde su inicio y que a día de hoy sigue siendo de gran interés para muchos amantes de la lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *