Literatura catalana de posguerra y sus características

Literatura de posguerra

Una de las etapas más condicionantes del panorama literario nacional fue sin lugar a dudas el periodo que vino después de la Guerra Civil Española, conocido como periodo de la posguerra. Con la victoria de los sublevados y la imposición de la dictadura franquista, la sociedad se tuvo que enfrentar a la represión, viviendo bajo las órdenes de este dictador que tanto marcó el panorama no solo literario sino cultural de la España de mediados del siglo XX.

En esta ocasión, en EspectáculosBCN retrocederemos en el tiempo para hacer hincapié en el papel de la literatura catalana de posguerra a partir de sus características y autores principales. ¿Nos acompañas?

La posguerra en Cataluña y su repercusión en la literatura

Cuando hablamos del periodo de la posguerra en esta ocasión nos estamos refiriendo a esa etapa que vino después de la Guerra Civil Española, sucedida entre 1936 y 1939. Etapa marcada de por vida por la dictadura de Franco y las consecuencias que tuvo esta en la sociedad, creando unos cánones y reglas que reprimieron todas las formas de cultura que no se adecuaran a los ideales del dictador.

En el caso de Cataluña, este impacto dejo una huella imborrable en la sociedad, marcada por la reestructuración y la represión directa hacia los ciudadanos además de la supresión de la cultura catalana de por sí, haciendo que esta tan solo se pudiera llevar a cabo en la esfera privada. A todo ello, también se le sumó la falta de libertades en un momento marcado por un régimen autoritario como nunca antes se había visto en el que se trató de invisibilizar todo aquello que no iba acorde con los principios más radicales franquistas.

Características de la literatura de posguerra en Cataluña

Una de las esferas donde más se puede ver esta represión es la de la literatura. Y es que con la aparición de la censura se hizo mucha mella no solo en la publicación de novelas sino también en la creación teatral y poética desde el 1939 hasta mediados de siglo en una constante españolización del territorio.

No sería hasta bien entrados los años 60 en los que se empezaría a recuperar su legado, dejando de lado esa censura literaria con la introducción de la ley de prensa en 1962. Estas son algunas de las principales características de la literatura de posguerra en Cataluña:

  • Exilio: uno de los hechos que marcó más la etapa de la posguerra en Cataluña fue sin lugar a dudas el exilio de muchos de los intelectuales, que decidieron escapar de la dictadura franquista para intentar encontrar una vida mejor, sin tener que exponerse a las represiones impuestas por Franco.
  • Censura: esta fue la principal característica y el hecho que más marcó los primeros años de posguerra, dado que se prohibieron todas las producciones en catalán además de todas aquellas que no siguieran con los ideales franquistas. Todas las obras son revisadas y/o modificadas antes de su publicación.
  • Clandestinidad: la respuesta de muchos de los intelectuales del campo de la literatura fue revelarse ante las reglas impuestas y apostar por la clandestinidad, creando sus propias obras y plasmado ese mundo en el que vivían en sus obras. Sus intentos de salir a la luz hicieron tambalear el régimen.
  • Temas: muchos de los autores catalanes que se vieron silenciados por este régimen autoritario, crearon obras que más tarde saldarían a la luz y en las que se puede apreciar temas recurrentes como la frustración, el dolor o bien el pesimismo ante la impotencia de tener que vivir enjaulados en un mundo con el que no se identificaban
  • Evolución de la literatura: aunque los primeros años de la dictadura franquista marcaron un antes y un después en la literatura, el teatro y la poesía, el paso de los años hizo que se pasara del realismo social hasta su corriente más experimental hasta llegar a las nuevas formas de literatura, que sin duda tuvieron su auge a finales del siglo XX. 

Autores de la literatura catalana de posguerra

Dentro del campo de la literatura catalana de posguerra, nos podemos encontrar con dos bandos muy diferenciados que surgieron como respuesta a esta situación impuesta por la dictadura franquista. Por un lado, nos encontramos con el frente de los más conformistas que eran afines al régimen y por otra los resistentes, autores y autoras catalanes que se antepusieron y marcaron un antes y un después con sus obras.

En este caso, nos centraremos en estos últimos para presentarte a cinco de sus principales exponentes, autores y autoras que se han convertido en grandes referentes de la literatura catalana y cuyos nombres han pasado a la historia. ¡Descúbrelos!

Josep Pla

Uno de los principales exponentes de la literatura catalana de posguerra es Josep Pla. Este escritor y periodista está considerado como uno de los mejores escritores catalanes de todos los tiempos. Pla se enfrentó a la dictadura sucumbiendo a la presión y adaptándose a las imposiciones renunciando al catalán para poder sacar sus obras a la luz, obras como Rusiñol y su tiempo o La huida del tiempo en las que representaba de forma muy explicita los tiempos en los que le tocó vivir. No fue hasta más tarde que consiguió recuperar el catalán con obras tan reconocidas como El quadern gris o bien El carrer estret.

Salvador Espriu

Entrando ya más en el campo de la poesía hemos querido destacar el papel de Salvador Espriu en el campo de la literatura catalana de posguerra. Espriu optó, junto con otros autores catalanes, por clandestinidad en tiempos de dictadura, que no consiguió arrebatarle su espíritu de lucha por hacerse escuchar y por recuperar el catalán en la literatura. Además de grandes referentes de la poesía como El caminant y el mur o su extensa antología poética, Salvador Espriu también tuvo un gran papel en la narrativa y el teatro con obras tan conocidas como Ariadna al laberint grotesc o Antígona.

Mercè Rodoreda

Mercè Rodoreda es una de las grandes figuras femeninas de la literatura catalana de posguerra, pasando a la historia como una de las autoras más aclamadas de todos los tiempos con obras maestras que forman ya parte de la historia de la literatura. En el caso de Rodoreda, su etapa después de la Guerra Civil estuvo marcada por el exilio a Francia, hecho que está muy presente en su obra literaria. Entre el gran legado de esta escritora de Barcelona nos encontramos con títulos como La plaça del diamant, Mirall trencat o Aloma, novelas que se han convertido en obras maestras y que todavía hoy se pueden encontrar en los estantes de las librerías.

Pere Calders

Otro de los autores de la literatura catalana de posguerra más reconocidos es Pere Calders. Escritor, periodista y dibujante, Calders fue junto con Rodoreda otro de los escritores que huyeron de la dictadura yendo al exilio, en su caso cruzando la frontera para refugiarse en dos lugares como lo fueron Francia y México. Pere Calders es una figura todavía muy presente en el panorama literario catalán, recibiendo premios como el Premio de Honor a las Letras Catalanas o la cotizada Creu de Sant Jordi. Entre sus títulos más conocidos cabe destacar Raspall, L’ombra de l’atzavara o bien Taula rodona.

Llorenç Villalonga

Por último, pero no meno importante tenemos a Llorenç Villalonga, otro de los grandes exponentes de la literatura catalana de posguerra. Este escritor original de Palma tuvo un gran recorrido en el campo de la narrativa, en el que escribió tanto en catalán como en castellano consolidándose como uno de autores más reconocidos del panorama catalán del siglo XX. formó junto con Josep Pla parte del grupo de artistas que se tuvieron que adaptar a las reglas del franquismo para poder publicar su obra, que más tarde retomaría para publicarla en catalán una vez se abolió la censura. Sus obras Bearn o la sala de les nines y Mort de dama se han convertido en imprescindibles de la literatura catalana.

La época es la posguerra en Cataluña estuvo marcada por la represión, la censura y el constante miedo a la situación de dictadura, con Franco el frente, que hizo que tanto escritores como artistas entre otros colectivos tuvieran que huir, esconderse o bien adaptarse para poder sobrevivir. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para entender mejor el panorama literario catalán de la posguerra, una época que sin duda ha dejado una huella, pero de la que nos conseguimos recuperar, llevando de nuevo el catalán a las calles y apreciándolo incluso más que antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *