Crítica: Malparida – Badabadoc

4 out of 5 stars (4 / 5)

Malparida llega a la Badabadoc de la mano de la compañía La Maièutica, la residente de este año en esta sala de teatro de Barcelona. Se trata de una obra que pone el foco en un tema sobre el que es necesario hablar abiertamente: la violencia obstétrica y el robo de los partos. Una obra intensa, dramática y dolorosa que nos muestra que siguen habiendo muchos territorios en los que la mujer está en un segundo plano, incluso en un momento tan trascendental y puro como es el parto.

Malparida, una obra sobre la violencia obstétrica

Desde hace algunos años, muchas mujeres han empezado a visibilizar situaciones de abusos que han vivido durante sus partos. Inspecciones vaginales excesivas, desinformación, un tipo de trato infantilizado, la práctica de la cesárea sin ni siquiera informar a la madre… Muchas de estas malas praxis han ido saliendo a la luz y las mujeres, traumatizadas con ese tipo de parto, han podido hablar abiertamente sobre el tema y ver que no están solas y, es más, que es un territorio que la mujer debe recuperar. Porque el parto es nuestro.

Y de esto precisamente es de lo que habla Malparida, una obra que nos presenta a dos amigas, una que acaba de ser madre y la otra que está embarazada. La recién estrenada mamá se siente desvinculada con su hijo, se siente superada, se siente mala madre; la amiga embarazada está viviendo el proceso sola y se está planteando un parto natural y en casa.

Este es el punto de partida de esta obra que confronta dos experiencias sobre los partos y nos propone un debate muy actual y que, seguro, nos resuena. Porque, ¿quién no ha pensado que es una locura parir en casa? Este es el primer prejuicio que todas tenemos en mente. Pero tener un proceso de parto en el que no te estés enterando de nada, no sepas qué hacen con tu cuerpo, ni te expliquen qué está ocurriendo, ¿no es también una locura?

Buenas interpretaciones

Lis Moreno, Martí Costa Olivé y Carla Torres Danés son los tres protagonistas de Malparida. Es especialmente interesante que la historia se narre desde estos puntos de vista: las madres o embarazadas, las amigas y las parejas. Porque todos están involucrados en el proceso, todos forman parte de la historia. Destaco sobre todo el trabajo de las dos mujeres, Lis Moreno y Carla Torres, que tienen una muy buena sintonía en escena y que consiguen emocionarnos en todo momento.

Malparida es una obra que cuenta una historia sencilla, pero que es la historia de muchas mujeres. Una obra de teatro social, que pretende visibilizar, que quiere mostrar el drama y trauma que viven muchas mujeres cuando tienen que vivir uno de los momentos más impresionantes de sus vidas. Que no nos lo roben.


  • Lo que más me gustó: El tema que se trata. Creo que es necesario que el teatro sea también un espacio en el que visibilizar y mostrar situaciones de abusos e injusticias para que seamos conscientes de lo que está pasando y, junt@s, podamos luchar para erradicarlo. Cuando se acabó la función, un chico que había detrás de mí dijo: «No tenía ni idea de que esto pasaba, qué fuerte». Y ahí radica la magia del teatro y la necesidad de hacer este tipo de obras.
  • Lo que menos me gustó: Las intervenciones cómicas que nos hacen viajar al pasado para teatralizar cómo la medicina y los hombres se metieron en los partos. La idea es muy buena, pero creo que hay un exceso de comicidad que rompe con la sensibilidad de la obra y con lo que se está creando en escena.

Elia Tabuenca

Elia Tabuenca, filóloga hispánica y periodista digital especializada en cultura y viajes. Lleva más de 8 años dedicada al sector y es una apasionada del teatro, de la literatura, de la música y de los viajes por todo el mundo. Ver mi Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.