7 calas de Barcelona para ir en tren – ¡PLANAZO!

7 calas de Barcelona para ir en tren – ¡PLANAZO!
5 (100%) 1 vote

El verano ya ha llegado para quedarse y es que cada vez hace más calor y nos entran más y más ganas de ir a refrescarnos por la costa. En este artículo de Espectáculos BCN hemos seleccionado una lista de 7 calas de Barcelona para ir en tren que seguro te van a encantar, y es que, a veces es mucho mejor irse a un lugar más pequeño e íntimo que a una gran playa, ¡Apetece estar tranquilo! Toma nota de estos nombres y prepara tu planazo ideal.

Calas de Barcelona para ir en tren y pasar un día ideal

Lo mejor de la selección que hemos preparado es que todas las recomendaciones están cerca de la ciudad de Barcelona y tienen la posibilidad de que puedas acceder en tren u otro tipo de transporte público así como también en coche. ¡Tu escoges la forma! Además, todas las opciones están preparadas tanto como para que lleves comida de casa como para que piques algo cerca de la zona. ¡Te espera un gran día de sol, mar y arena!

Cala del Garraf

Se trata de una de las mejores calas de Barcelona para ir en tren. El encanto particular del lugar reside en sus casitas blancas con tejados verdes situadas a pies de mar, le dan un toque de pueblecito costero muy bonito. Aunque no dispone de muchos servicios, sí tiene un chiringuito con zona de descanso bastante agradable si te apetece picar algo.

Además, el agua suele estar bastante limpia, algo que se agradece ya que no siempre ocurre con las playas cercanas a la ciudad. Recomendamos ir entre semana porque al ser pequeña, los findes se llena mucho más fácilmente y no se disfruta de la misma forma. Hay que ir con cuidado en la zona de las rocas, tal vez para niños pequeños es mejor quedarse por el principio o llevar el calzado adecuado, ¡resbalan bastante!

Port Ginesta

Otra de las calas cerca de Barcelona es Port Ginesta, situada cerca de la población de Sitges, entre Port Ginesta y la zona montañosa del Parque Natural del Garraf. Para acceder a esta playa es mejor hacerlo en coche pues dispone de parking y está un poco alejada del centro urbano, aún así, también puedes ir en transporte si prefieres dar un agradable paseo para llegar. Es aislada y tranquila, no la conoce tanta gente y normalmente se puede disfrutar de ella.

Tiene unos 90 metros de longitud, es de las más pequeñitas de Sitges y tal vez por ello también de las que tienen más encanto. Tiene duchas y lavabos así como alquiler de para-soles, así que está bastante bien equipada para ser tan pequeña. Recomendamos llevar la comida de casa porque no hay zona bar así que es una cala ideal para tomarla como una verdadera excursión. ¡A relajarse y disfrutar!

Platja de Sant Pol

Seguimos hablando de las mejores calas de Barcelona para ir en tren para presentarte la de Sant Pol. A tan solo una hora en tren desde la Estación de Sants puedes llegar a esta bella cala de la comarca del Maresme, un regalo natural precioso y que hay que aprovechar. El espíritu de pueblo costero permanece intacto en la zona y es que es un lugar no muy masificado por grandes edificios y una cala que mantiene la intimidad que se suele buscar en un lugar de la naturaleza.

Es una excursión muy bonita porque tanto el destino final como el trayecto en tren es agradable: ¡Las vistas dan al litoral así que puedes imaginarlo! La zona dispone también de restaurantes y pequeños comercios locales con todo lo necesario para pasar un día agradable en la playa: pareos, crema solar, colchonetas…

Playa de Caldetes

Caldetes es el nombre con el que se conoce al municipio de Caldes d’Estrac y también a la calita que queremos referirnos. Situada en el Maresme, esta zona tiene mucho encanto y desde hace ya años se hizo muy famosa por sus termas romanas. Familias adineradas construyeron sus casas, muchas modernistas, en el conocido actualmente como el Paseo de los Ingleses (parte del paseo marítimo). La cala es de aguas transparentes y te encantará, además, podrás aprovechar también los restaurantes cercanos de la zona para comer platos deliciosos. Una ocasión y una excursión muy especial.

Cala Morisca

Una de las playas escondidas de Barcelona es Cala Morisca. A tan solo 30 minutos de la ciudad de Barcelona, en Sitges, encontramos la Cala Morisca, un sitio tal vez no destacable entre preciosidades naturales pero sí muy apañado y que te ofrece no solo un ambiente agradable sino los servicios necesarios para tener un fabuloso día de playa. La cala es semi-nudista y sus aguas tienden a estar bastante limpias, es pequeña y perfecta para desconectar del gentío.

Cala Sant Francesc

Nos vamos un poco más lejos, a Blanes, concretamente a una 1 hora y 7 minutos de la ciudad de Barcelona. La Cala Sant Francesc está a 2 km del centro urbano de Blanes y mantiene todavía un encanto salvaje que te encantará. Ideal para hacer snorkel, el lugar tiene todo lo que necesitas para relajarte y disfrutar de mar. Aunque hay ciertas zonas más rocosas que otras, no suele existir demasiado peligro y puedes escoger donde quieres situarte e irte hacia una zona más arenosa. También cuenta con verdes árboles alrededor así que si te bañas, las vistas serán de ensueño. 

Cala dels Frares

Y terminamos este recorrido por las calas de Barcelona para ir en tren para hablarte de Cala dels Frares. Situada en Lloret de Mar, esta cala se encuentra a una hora y doce minutos de Barcelona, un poco alejado pero suficiente bien organizado para poder ir y volver en un mismo día si se desea.

Cala dels Frares es una auténtica joya natural que te conquistará solo al verla, sus aguas cristalinas son ideales para practicar snorkel y hacer tantas fotografías como quieras pues el lugar parece realmente sacado de un cuadro impresionista. No dudes en visitar el lugar si dispones de tiempo para hacer una excursión más lejana, merecerá la pena.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *