Gato Botero: la escultura del Raval más icónica

Gato Botero de Barcelona

Barcelona es una ciudad repleta de cultura e historia. En diferentes puntos de la ciudad podemos apreciar figuras icónicas de diferentes artistas. Entre ellos destacan Gaudí, Lluis Domènech i Montaner, Picasso entre muchos otros. En este caso nos vamos a centrar en Fernando Botero. Una de las esculturas más famosas de la ciudad de Barcelona pertenece a Fernando Botero. En Espectáculos BCN hablamos de Gato Botero: la escultura del Raval más icónica. ¡No te lo pierdas!

Gato Botero, una de las obras de Fernando Botero más icónicas

Fernando Botero es un pintor, escultor y dibujante colombiano. Por lo que destaca es por sus esculturas tan identificables y características de él. La interpretación de sus obras son de estilo figurativo, denominado por algunos como boterismo. Sus obras son de gran volumen y de temática exuberante.

Las obras de Fernando Botero también incluyen muchas referencias al cuerpo humano, destacando los torsos femenino y masculino, sin cabeza, piernas ni brazos. Dentro de esta temática también se encuentran las representaciones de grandes manos.

El autor no solo destaca por sus esculturas grandes y de forma redondeada, sino que también su pintura es bastante característica. Su pintura se muestra usando la gradación tonal con colores pastel. Tiene un estilo muy propio y marca un estilo muy personal.

Gato Botero: un símbolo del Raval

El barrio del Raval en Barcelona no es un barrio que destacara precisamente por el nivel artístico que contiene. Ahora, el Gato Botero de Barcelona se encuentra en el Raval y son muchos los turistas internacionales como nacionales que lo visitan durante el año.

Su presencia destaca en la calle y todo el que pasa hace una parada obligatoria para observar la escultura. Sus grandes dimensiones, de 7 metros de largo por 2 de alto y 2 de ancho, lo convierten en protagonista de la zona. Su presencia es de un gran gato de bronce, gordo, de cara cómica y larga cola. Todo el mundo reconoce a figura del gato, ya que destaca con gran intensidad.

El Gato de Botero en Barcelona es ya un símbolo de la ciudad condal, y forma parte del barrio que lo acogió después de dar un buen paseo buscando ubicación definitiva. Podríamos decir que su ubicación no es fácil de encontrar, tienes que recorrer diferentes callejuelas hasta llegar a él. Ir a ver el Gato Botero es un plan perfecto para hacer gratis con niños y que descubran la cultura de nuestra ciudad.

Fernando Botero no solo destaca por esta figura en Barcelona, también podemos ver la figura del Caballo. Colocado en la Terminal 2 del aeropuerto de Barcelona desde 1992, y que se ha convertido en punto de encuentro para los pasajeros del aeropuerto del Prat. El estilo que define a las dos figuras es el mismo.

El recorrido de Gato Botero

Y es que el Gato Botero ha tenido un recorrido bastante movido. La ciudad de Barcelona acogió la obra en 1987 y hasta el 2003 el Gato Botero no encontró un lugar definitivo. Inicialmente el Gato Botero fue ubicado inicialmente en el Parque de Ciutadella, cerca del zoo de Barcelona. Más tarde, en 1992, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos estuvo ubicada junto al Estadio Olímpico. Años más tarde, se cambió de nuevo su ubicación, fue ubicada en Plaza de Blanquerna.

Tras este paseo por la ciudad, finalmente, en 2003, se decidió colocar la escultura al final de la Rambla del Raval, donde se ha integrado completamente, tanto entre la población local como entre los turistas. Su ubicación exacta es Rambla del Raval 74, cerca de la parada del metro de la línea verde de Drassanes.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *