Rey Lear de Shakespeare: resumen, personajes y análisis

resumen El rey Lear de shakespeare

El rey Lear es uno de los relatos más recordados del tercer y último periodo de la obra Shakespeare. Inspirado en varios relatos históricos y libros anónimos, construyó una versión ficcional de lo que se cree una leyenda británica. Rey Lear es un relato que se mueve entre la locura, la lealtad, la paternidad y el dolor. En Espectáculos BCN te traemos los un resumen de El Rey Lear, sus personajes y análisis de este clásico que reflexiona sobre ingratitud y el amor filial.

El Rey Lear: resumen corto

El Rey Lear, ya viejo y cansado, azuzado por dos de sus aduladoras hijas, divide el reino entre ellas. Destierra a su tercera hija, Cordelia, quien con sus respuestas no convence a su padre de su amor. Pero, la verdad, es ella la única que realmente le ama. Cordelia termina desposando al rey de Francia, quien encantado por su belleza y honradez, la desposa aún desheredada.

Regania y Gonerilda, las dos hijas aduladoras y maquiavélicas de Lear, se casan respectivamente con el Duque de Cornualles y duque de Albania. El Rey decide entregar el reino más no la corona, y compartirá el tiempo de vida que le queda entre las casas de sus dos hijas. Sin embargo, sus hijas y sus ambiciosos esposos desmerecen al viejo Rey Lear considerándole impertinente, senil y despreciable.

Finalmente, Regania y su esposo lo echan del palacio, obligándolo a vagar, en medio de una tormenta, en el descampado. El Conde de Kent, quien fue desterrado, pero aún era fiel servidor del rey, haciéndose pasar por sirviente, le acompañaba. Consiguen una cabaña donde pasar la noche y allí se encuentran con un vagabundo también refugiándose. El vagabundo era realmente Edgardo, hijo del conde Glouchester. Edgardo había huido de su palacio acusado de traición por su padre, convencido de ello por Edmundo, su otro hijo.

Las hijas de Lear y sus familias se trasladan al palacio del Conde de Gloucester. Junto al Duque de Cornualles, y en colaboración de Edmundo, sacan los ojos a Gloucester por mantenerse fiel a Lear. Uno de los sirvientes de Gloucester ataca al duque de Cornualles intentando defender a su amo. Tras el ataque, Cornualles muere y Regania enviuda.

El desenlace de El Rey Lear

Cornelia, la única fiel amante de su padre, busca a Lear para ampararlo y socorrerlo. Avanza con el ejército de su reino, Francia. Pero, sus tropas son derrotadas por las tropas organizadas por Edmundo, autoproclamado Conde de Gloucester  y sus hermanas.

El Rey Lear y Cordelia caen en manos enemigas y son condenados a muerte por Edmundo. El duque de Albania, a través de Edgardo, consigue una prueba de la traición que planeaban Edmundo y su esposa Gonerilda contra él.

Los acusa de traición y los deshonra. Edgardo y Edmundo se baten a duelo, siendo este último derrotado al fin. Edgardo describe los últimos momentos de su padre, el conde de Gloucester, a quien ayudó después de la mutilación.  Edgardo hereda legalmente el título de conde de Gloucester.

Edgardo ordena la absolución de Cordelia, pero llega muy tarde. Cordelia había muerto a manos del verdugo. Lear recoge el cuerpo de Cordelia y se compadece por no haber entendido el amor puro de su hija a tiempo. Las otras dos hijas de Lear se suicidan al perder Edmundo contra Edgardo y encontrarse acorraladas y deshonradas.

Lear desfallece y enloquece por el dolor. El duque de Albania restituye Al duque de Kent y a Edgardo sus títulos.

Análisis de El Rey Lear

Las interpretaciones de las muchas capas de simbología e historia que hay tras la trama y los personajes de Shakespeare es ilimitada. Muchas de las ramas del conocimiento han intentado desenmarañar la significación y las alegorías de esta obra. Siendo uno de las obras más tardías del autor, su maestría en la construcción de simbolismo se hizo aún mayor y enrevesada. Algunas de las más interesantes interpretaciones las exponemos aquí, ¡sigue leyendo para descubrirlas!

Locura y ceguera

La locura y la ceguera son dos de los motivos fundamentales del desarrollo argumental. Ambos serán interpretados metafóricamente, pero también de forma física. La ceguera comienza por presentarse en una forma alegórica en el Rey Lear y el Gloucester. Ambos parecen no poder notar la falsedad que mueve las acciones de sus hijas e hijo respectivamente. Lear está ciega al no notar el amor de Cordelia. Gloucester está ciega al no notar la ambición de su hijo, Edmundo.

Sin embargo, Shakespeare no se conforma con mostrarnos la ceguera como una forma de no aceptación de la realidad. La lógica de Shakespeare parece castigar los comportamientos metafóricos de locura y ceguera con sus padecimientos físicos.  Al conde Gloucester le quitan la vista arrancándole los ojos, pero después de este ataque empieza a ver la verdad por primera vez. Pierde los ojos, pero empieza a ver la realidad.

El Rey Lear termina dejándose arrastrar a la locura y confunde lo real con lo verdadero. Paradójicamente, a medida que las injusticias en su contra lo vuelven más demente e incoherente, su raciocinio y lucidez en la valoración de quienes les rodea se va ajustando más a la realidad. La locura consume por completo a Lear después de la muerte de Cordelia, pero sus ideas respecto a quienes le rodean son más claras y justas que nunca.

La gran tormenta y la naturaleza

Una gran tormenta marca el clímax narrativo de la obra. Antes de desatarse la tormenta, el Rey Lear, aunque siempre débil y anciano, mantenía la razón. La ceguera ante las intenciones de quienes le rodeaban minarían su estado mental, pero es la tormenta el punto de inflexión de su locura y abatimiento.

Antes de la tormenta, Gloucester mantenía su ducado y medianamente el poder de los acontecimientos. Pero el advenimiento de la tormenta acompañaría la mutilación de su vista y de su poder.

Para Lear y Gloucester, el amor entre padres e hijos es parte de la naturaleza, un deber intrínseco de quienes conforman una familia. Y para Cordelia pareciera que también es así. Sus escuetas respuestas ante la petición de su padre de manifestar en palabras su amor, así lo demuestra. Cordelia siente no necesitar explayarse en adulaciones porque ella le ama como una hija debería amar naturalmente a su padre.

Evidentemente, para Regania y Gonerilda, también para Edmundo, así no funciona el amor filial. Para ellos es más una decisión personal, y no una obligación. Estos personajes, por tanto,  prefirieron prescindir de este amor en favor de la ambición.

Gloucester enuncia otro hito principal del argumento: las premoniciones que la naturaleza muestra durante la trama. Los eclipses y tormentas son para él una advertencia de desajuste en la naturaleza y en las dinámicas y comportamiento familiares. Gloucester cree en la naturaleza como una expresión del orden establecido e inamovible.

Por otro lado, Edmundo, demuestra su incredulidad ante el poder que la naturaleza pueda ejercer sobre el destino del hombre. Edmundo cree en la voluntad humana de forjarse un destino, la naturaleza como expresión de la voluntad individual. ¿Cuál de las posturas es la correcta? Shakespeare demuestra que ninguna teoría es totalmente cierta o indefectible.

El poder de la palabra

El desencadenante principal de la acción es la incapacidad de ambos padres de ver realmente las intenciones de quienes le rodean. Pero también, el entendimiento inexacto de las palabras de sus hijos. El poder de la palabra se ve como poder factico e imaginativo. Lo que se dice y lo que no se dice hacen construcciones de la realidad para todos los personajes y determinan su futuro.

Rumores, cartas e incomprensiones son todas palabras que modifican o subvierten la realidad para Lear y Gloucester, quienes no pueden huir del vínculo entre las palabras y la realidad. Pero son las acciones finalmente las que terminan determinando el curso de los acontecimientos. Y el juego macabro entre lo que se dice, lo que se entiende y lo que sucede termina mal para todos.

Personajes de El Rey Lear 

Los personajes de la obra contribuyen todos en alguna medida al desenlace dramático. Muchos de ellos impulsan la acción principal del relato y se convierten en artífices de las acciones dramáticas, aun sin ser protagonistas.

  • Rey Lear: Rey de Bretaña, ya anciano decide abdicar para el beneficio de sus hijas.
  • Gonerilda: Primogénita del rey Lear.
  • Regania: segunda hija del rey Lear.
  • Cordelia: hija menor del rey Lear, su favorita. Desterrada después de no responder satisfactoriamente las inquietudes de su padre. Se casa con el Rey de Francia
  • Duque de Albany: esposo de Gonerilda.
  • Duque de Cornualles: esposo de Regania.
  • Rey de Francia: Esposo de Cordelia.
  • Duque de Borgoña: pretendiente de Cordelia.
  • Conde de Kent: servidor fiel del rey Lear. Fue desterrado, pero sigue como vasallo del rey de modo incognito
  • Conde de Gloucester: vasallo y servidor del rey Lear y de Cornualles y su esposa Regan.
  • Edgar: hijo legítimo de Gloucester.
  • Edmundo: hijo ilegitimo de Gloucester.
  • Oswaldo: criado de Gonerilda.
  • El bufón o El loco: payaso que entretiene a Lear, pero al mismo tiempo le hace ver la estupidez de sus actos.

Aimara Villanueva

Soy editora y correctora desde hace más de 10 años, investigadora, redactora y una voraz lectora. Generadora de contenidos y Content manager desde hace 5 años. Soy egresada como Licenciada en Letras mención Políticas culturales de la Universidad Central de Venezuela, con diplomados y cursos en edición y ruta editorial. Finalista en festivales internacionales. (Margarita, 2011).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.