Crítica: Contado por ellas – Sala Fènix

2 out of 5 stars (2 / 5)

Arranca el nuevo ciclo de memoria histórica en la Sala Fénix. La primera obra programada en este ciclo es Contado por ellas, una pieza que ha sido creada, dirigida e interpretada por Bea Insa. Se trata de una combinación de historias de diferentes mujeres que vivieron la Guerra Civil, la posguerra y el franquismo en nuestro país.

Se trata de una performance que emplea elementos teatrales, música, vídeo y gesto para contarnos la historia de esas muchas mujeres que fueron asediadas y perseguidas a causa de la guerra civil.

Contado por ellas, una performance teatral que recupera las voces de mujeres silenciadas

En Contado por ellas nos encontramos con una historia que está repleta de otras historias. Una especie de collage narrativo en el que se nos explica cómo algunas mujeres vivieron la dura época de la guerra, la posguerra y la dictadura.

Bea Insa se inspiró en la historia de su bisabuela, que fue apresada en una cárcel durante dos años. Este es el punto de partida de esta propuesta teatral que nos invita a reflexionar sobre los estragos que esta época de la historia produjo en nuestras familias.

A lo largo de la obra, conoceremos la historia de mujeres reales que vivieron la guerra. Y lo hacemos con una puesta en escena sorprendente, dinámica y cargada de elementos muy llamativos.

Una buena puesta en escena

Lo que más me gustó de Contado por ellas es la distribución del escenario. El uso de la ropa como símbolos de personas, los elementos que ensucian a las protagonistas, como el barro, son muy visuales y llamativos. Es cierto que, a veces, puede parecer un poco excesivo el uso de determinados recursos, pero en general es una obra que viste mucho.

Falta ritmo y tensión narrativa

El principal problema que presenta Contado por ellas es que le falta ritmo y tensión. Conocemos la historia de diferentes mujeres que comparten la época en la que vivieron. Pero son historias un tanto superficiales, demasiado explicativas y a las que les falta profundidad. Se pasa demasiado por encima por lo que vivieron e, incluso, alguna de estas historias queda un tanto confusa.

La historia que más llama la atención es la de la mujer que aparece en el vídeo final. Porque, al fin y al cabo, no importa tanto quién es, su nombre o de dónde viene. Lo que más importa es lo que vivió, lo que vivieron muchas personas como ella. Son símbolos, son memoria y es precisamente en esto donde se tendría que incidir más.

El texto y el movimiento se fusionan en Contado por ellas, una obra que tiene un buen planteamiento, pero a la que le falta un plus de profundidad: es muy estética y llamativa, pero el contenido que se relata queda un tanto superfluo.


  • Lo que más me gustó: la estética de la propuesta. La puesta en escena y la distribución del espacio.
  • Lo que menos: el guión. Le falta tensión y profundidad.

 

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del teatro, de la literatura y de la música. Miembro de la cía LetrasConVoz y fundadora de EspectáculosBCN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *