Crítica: La Batalla de los ausentes, la nueva obra de La Zaranda llega a Barcelona

Cartelera de teatro Barcelona

La Zaranda, la mítica compañía de teatro andaluza llega a Barcelona para presentar su nueva obra La Batalla de los ausentes.

Solo por siete días, del 23 de septiembre al 3 de octubre, La Batalla de los ausentes escrita por Eusebio Calogne, dirigida por Paco De La Zaranda y encarnada por  Francisco Sánchez, Gaspar Campuzano y Enrique Bustos,  se estará presentando en el Teatre Romea, carrer de l´Hospital, 51.

Espectáculos BCN te trae la crítica de la obra y  un poco de la historia de esta particular, particular compañía.

La Batalla de los ausentes, una nueva obra maestra de La Zaranda

La Batalla de los ausentes, una coproducción del Teatre Romea y La Zaranda, se sitúa en la conmemoración de una batalla olvidada, para desde allí comenzar a tejer la trama.  

Entre diálogos absurdos y no tanto, con actuaciones grotescamente poéticas, la nueva obra de La Zaranda con la lucidez de los locos, baila con el caos, el poder y el olvido. La historia comienza con la conmemoración de una batalla olvidada que reúne los restos de lo que alguna vez fue una tropa.

En diálogos que continúan resonando cuando la risa mengua, la trama de la obra se va tejiendo entre una sátira descarnadaEspectáculos BCN te hace la crítica y te cuenta un poco de que va está brillante compañía de teatro.

La Batalla de los ausentes, una obra profunda y satírica

Siempre encontramos alguna cosa que nos produce la sensacion de existir (Beckett)

Escribió Beckett, pero bien podríamos copiarla en los labios de todos los que salimos de La Batalla de los ausentes.

La Batalla de los ausentes presenta una especie de ejército (o lo que queda de él) que conmemora, una conmemoración que no recuerda bien. El juego escénico, la puesta como las actuaciones y el diálogo repiten ausencias grotescas hasta el absurdo y no tanto.

Una corona de laurel, una bandera y un atril: la primera escena comienza con el recuerdo y la memoria de este día que tampoco ellos recuerdan bien. El miedo, la gloria y ahora el olvido. Tres soldados derrotados por el destino sin embargo no se han dado por vencidos, les queda aún la esperanza de realizar una última gesta.

En la piel de los personajes: Francisco Sánchez, Gaspar Campuzano y Enrique Bustos,  se cuelan por el agujero del tiempo, en la trinchera para volver a un pasado (tal vez) para construirlo. ¿Dónde está el enemigo? ¿Quién es y como se lo vence? La ausencia de este enemigo decanta en que si no está habrá que construirlo.

Los límites de los diálogos se ponen al servicio de la escena en una puesta que funciona como analogía de manera constate. La obra se va tejiendo en  la crudeza del  absurdo.  Con frases satíricas y profundas, las reflexiones de los tres personajes sobre el poder se cuelan entre los pensamientos y resuenan en las risas de los espectadores.

La farsa final se presenta con las entrevistas que realiza un presidente déspota a sus ministros (una serie de muñecos que se encastran en los pocos muebles de la escenografía) y en los diálogos falsificados por sus colaboradores. Así van pasando todos, salvo uno, que nunca se presentará.

En el mismo código que propone toda la obra, La Zaranda despliega un juego fino entre sátira y tragedia, entre realidad y ficción. 

La Batalla de los ausentes evoca un mundo mientras construye otro. Con una estética despojada y poética, los diálogos desde la farsa van punzando de manera crítica una verdad: las formas de actuar que tiene el poder

La Zaranda, una compañía muy particular

Fundada en Jerez de la Frontera, Andalucía, en 1978. La compañía de teatro La Zaranda está conformada por Eusebio Calogne, Paco de La Zaranda, Gaspar Campuzano, Francisco Sánchez y Enrique Bustos. Quienes se encargan integralmente de la producción y realización de los espectáculos, en lo que es guion, dirección, actuación, iluminación, vestuario y sonido.

Esta compañía autodenominada  actualmente como teatro inestable de ninguna parte, realiza puestas con la maestría de quienes se dedican al oficio del arte. Con sátira, con humor grotesco, pero profundo y punzante, con actuaciones y puestas que cuentan la historia en diferentes niveles La Zaranda se caracteriza por plantar una reflexión crítica pero no por ello menos poética de la realidad. 

Desde lo particular a lo general, las palabras no dan respuestas, sino que dejan resonando en el espectador murmullos, pensamientos, sensaciones. Tal como lo hacen ellos, al desaparecer (sin despedirse) cuando la obra llega a su final.

Puntuación: 4

Lo que más me ha gustado: La Batalla de los ausentes es una obra que recuerda esos clásicos que trascienden de época. Un texto muy bien trabajado en el absurdo con frases que calan hondo en las dimensiones del ser humano. La puesta en escena y las actuaciones completan la maquinaria a la perfección.

Lo que menos me ha gustado: Como toda obra que propone una mirada compleja de la realidad, por momentos la abstracción del texto puede hacer perder el hilo de la historia concreta, sin embargo no hay mal que por bien no venga.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *