Crítica: Here comes your man – Teatre Gaudí

Tarambana Espectáculos llega al Teatre Aquitània con Here comes you man (Aquí ve el teu home). Una propuesta teatral que rompe barreras con temas tabú que se presentan en la sociedad. De la mano de Marc Ribera y Sergi Cervera con una actuación que no dejan al público indiferente. En Espectáculos BCN hablamos sobre la obra de teatro y todos los temas que envuelve.

Here comes your man, temas tabú en una obra de teatro

Here comes your man es una propuesta teatral que envuelve diferentes temas. Los antiguos alumnos de una escuela religiosa se han reunido el fin de semana en un campamento para hacer la celebración de una jubilación. Morales y Torres se ven obligados a compartir habitación. Entre ellos no había buena relación hace años y por ahora parece que tampoco. Diferentes sucesos que podemos ver a lo largo de la obra nos dejan impactados y dan un giro completamente a toda la trama.

El tema principal y que se puede ver representado fácilmente es el abuso escolar a través del personaje de Morales. Morales era víctima de las burlas por ser sensible y femenino y esto le provoca ciertos problemas a nivel salud mental. Cierto resquemor sigue teniendo guardado y lo expresa durante la obra. El abuso escolar es algo que se viven en muchas familias y colegios. Es un tema del que a veces se habla muy poco y en muchos casos incluso la víctima no es consciente.

Por otro lado otro de los temas que se puede apreciar en la obra es la sexualidad. Morales es el principal referente en la obra sobre este tema. Se considera homosexual y a través de él se desarrolla el tema de la sexualidad. Va de la mano con el abuso escolar, ya que uno de los motivos por los cuales el mejor amigo de Torres le hacía la vida imposible a Morales es por su orientación sexual.

La interpretación, la clave de la obra

Si algo podemos asegurar es que la obra no sería igual de buena si no fuera por la interpretación de los actores. La temática es una temática interesante y muy actual. Pero si algo hay que destacar, es la interpretación de los personajes. Marc Ribera representando a Morales y Sergi Cervera con el papel de Torres, crean dos personajes totalmente diferentes y a la vez muy buenos.

Mientras Torres se representa como el listo de la clase con buenas notas y apasionado del fútbol, Morales era víctima de diferentes burlas por parte de sus compañeros, entre ellos, Torres. Son dos papeles muy identificables que toman los actores y saben estar a la altura.

Además de tener una interpretación de diez, no tienen pudor a nada. Al principio de la obra es algo chocante ver a uno de los actores totalmente desnudo en el escenario. No en todas las obras de teatro podemos ver algo similar pero a la vez ayuda al espectador a adentrarse en la temática.

Toda la historia se desarrolla en un campamento. Los dos protagonistas, Torres y Morales comparten habitación. En el escenario podemos ver dos camas y muebles, todo representa una habitación. Todas las escenas ocurren en la habitación. A nivel de escenografía quizá es un poco oscura la luz que se utiliza porque se le quiere dar importancia a lo que los personajes dicen y a los sentimientos.

El teatro como espacio para dar visibilidad a los derechos humanos

Si hay algo que tenemos todos, es el derecho al respeto. La obra que nace de la necesidad de hablar sobre aquellas personas, las cuales, por su condición (color de la piel, origen étnico, género, orientación sexual, …), han sufrido o sufren acoso en el colegio (insultos, humillaciones, violencia y discriminación) durante su infancia y / o adolescencia. Una vez una de estas opciones ocurre, el respeto se pierde.

Jordi Cadellans es el escritor de esta obra de teatro. Para dar inspiración a su imaginación a la hora de escribir, se basó en su propia experiencia. Fue víctima de abuso escolar. Muchas escenas que son representadas no son agradables al igual que cierto lenguaje que se utiliza. La respuesta a esto, es que muchas de las escenas representadas son reales por parte del escritor.

Se  podría decir que Here comer your man es un juego psicológico entre los dos personajes. Al principio todo parece ser una cosa pero acaba resultando otra. Una propuesta que se va convirtiendo en un thriller a ojos del espectador cuando las verdades escondidas van saliendo a la luz.

El teatro muchas veces sirve como lugar de denuncia a estos tipos de temas. Quizá tomamos conciencia del asunto cuando lo vemos con ojos de espectador y desde fuera.


  • Lo que más me gustó: la interpretación de los actores.
  • Lo que menos me gustó: algunas escenas eran demasiado fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *