Crítica: Miss Tuppersex – Teatre del Raval

4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Miss Tupper Sex es una propuesta teatral que nos presenta Pilar Ordóñez donde rompe barreras con ciertos temas tabú relacionados con el sexo. El espectáculo es un monólogo donde el humor y el erotismo van de la mano. Pilar Ordóñez nos muestra como en el teatro también se puede aprender sobre sexo. Y así es, una obra tan humorística como educativa cada fin de semana en el Teatre del Raval.

Miss Tupper Sex háblanos…

Miss Tupper Sex es un monólogo que nos presenta una serie de conceptos sexuales divididos en 8 escenas. Pilar Ordóñez muestra una visión del sexo con humor, y libera muchos temas tabú relacionados con la sexualidad femenina y masculina.

En estas 8 escenas presenta una serie de juguetes eróticos, lubricantes y consejos para liberar y disfrutar de unas relaciones más placenteras. Estos objetos los presenta y los enseña al público acompañado de una puesta en escena imitando un salón de casa. Cada escena tiene una temática diferente introducida por una voz en off donde se pronuncia: Miss Tupper Sex háblanos…

La temática de la obra es sobre el sexo, pero lo enfoca sobre todo en la sexualidad femenina. Pilar Ordóñez nos explica las diferencias entre la sexualidad femenina y masculina, además de presentarnos diferentes juguetes sexuales así como complementos. El monólogo es una imitación a un tupper sex donde Pilar Ordóñez explica todo lo que hay que saber de la sexualidad femenina entrando en temas de lubricantes, juguetes sexuales, complementos y otros aspectos del ámbito sexual.

Humor, sexo y educación a la vez

Una de las cosas por las que destaca el monólogo es por la representación de escenas cotidianas en una pareja. Todas ellas están representadas con humor y exagerando el papel de cada individuo de la pareja. Cada una de las ocho escenas habla de una temática diferente relacionada con el sexo y muchas de las cosas que explica son desconocidas por parte del público.

Es una obra educativa porque enseña diferentes cosas que envuelven el sexo y de forma muy transparente. Además hay interacción de la actriz con el público lo que hace que el público se sienta cómodo a la hora de tocar ciertos temas.

El monólogo va de descendente a ascendente. Es decir, tratar el tema del sexo acompañado de humor es algo complicado, es hablar de un tema serio y convertirlo en algo divertido y curioso de aprender. Al principio, Pilar Ordóñez intenta acoger a todo el público haciendo que se sienta cómodo y empieza a explicar situaciones muy básicas del día a día. Pero conforme va pasando el tiempo, empieza a entrar en temas más serios y, a la vez, los acompaña de más humor representando unas escenas en las que nos hemos visto involucrados todo el mundo.

Por otra parte, si debemos destacar algún punto negativo del monólogo es que mucho público joven no se ve representado en las escenas que interpreta la actriz. Muchas de las escenas o situaciones que se representan son típicas de personas más adultas. Por otro lado, al principio del monólogo se debería haber profundizado más en ciertos temas, ya que parte del público no acabó de entender, pues son conceptos muy nuevos como el término “queer”.

Pero sin lugar a dudas, con lo que nos tenemos que quedar de Miss Tupper Sex es con la forma tan liberal y tan transparente de la que habla del sexo. Hace unos años parecía imposible poder hablar de esta forma en los teatros y es un orgullo que a este concepto cada vez se le dé más visibilidad.

Miss Tupper Sex heterocuriosa

Pilar Ordóñez en este monólogo se define como heterocuriosa. Ella hace ver a los espectadores su atracción por los hombres, pero deja bien claro que hay otro tipo de relaciones explicando el término de LGBTIQ. Se considera una mujer que se interesa por todo tipo de práctica sexual así como juguetes sexuales, lubricantes y otras cosas que podemos ver a lo largo de las escenas.

Su interpretación y el tema ayuda a que el monólogo tenga una duración idónea para que el espectador no entre en una fase de desconexión.

Miss Tupper Sex es además el título del libro que Pilar Ordóñez sacó a la venta en 2013. La actriz al finalizar el monólogo muestra a los espectadores toda la experiencia que ha adquirido para poder realizar este show. La actriz cuenta como estuvo unos años aprendiendo sobre todo lo que habla junto a profesionales del sexo. A día de hoy ha escrito el libro y lleva seis años realizando este show gracias a la experiencia adquirida sobre el tema.

Aprender de sexo en el teatro

Habla del sexo libremente y eso hace que el monólogo sea educativo. Conecta con los espectadores a través de la simulación de escenas cotidianas que se dan en el sexo. Enseña todo tipo de juguetes sexuales a través del humor además de explicar algunas prácticas sexuales. Esto hace que muchas personas que eran desconocidas en ciertos temas ahora tengan una pincelada sobre ellos.

El monólogo no solo sorprende por los temas tratados, sino que al finalizar la obra nos encontramos con “una piñata para adultos”. Se trata de una cesta donde al meter la mano puedes sacar objetos varios como son preservativos, lubricantes, aceites, etc.

Miss Tupper Sex es un claro ejemplo de que en el teatro también se puede aprender sobre sexo. La actriz ayuda a sentir comodidad a la hora de hablar sobre el tema. Además, hace un llamamiento a la divulgación del teatro, ya que a causa de la pandemia ha disminuido el número de visitantes.

“El teatro es un lugar seguro”.


  • Lo que más me gustó: la forma que representa las escenas del día a día de una pareja.
  • Lo que menos: considero que al principio debería haber explicado más ciertos conceptos.

2 comentarios:

  1. olga calzado gonzalez

    Un monólogo muy interesante…..de hecho yo repito para verlo…..es un humor trabajado de forma muy inteligente…..la interacción de Pilar es fantástica con los espectadores…..

  2. Hola parece interesante y divertido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *