Las mujeres de la Generación Beat: escritoras brillantes y silenciadas

escritoras generacion beat

Son los años 50 en Estados Unidos y una nueva generación de escritores nace entre los pasillos de la Universidad de Colúmbia en Nueva York: la Generación Beat. Jack Kerouac, Allen Ginsberg, William S. Burroughs, Neal Cassady, Herbert Huncke, Lucien Carr… Son jóvenes, rebeldes, inconformistas, amantes del jazz y la música, sin miedo a experimentar con las drogas o con la liberación sexual, y son hom­­­­­­­­­– ¿y las mujeres?

Aunque las mujeres hayan sido notoriamente ignoradas en muchos movimientos literarios de la historia, la Generación Beat fue particularmente excluyente, subordinando a las mujeres al papel de interés romántico o víctima – literalmente: Borroughts mató a Vollmer, su mujer. Así pues, desde Espectáculos BCN hemos decidido reivindicar a las mujeres de la Generación Beat. Sí existieron, sí escribieron, y hoy las vamos a recordar.

La Generación Beat y las mujeres escritoras

Tal y como hemos indicado antes, la Generación Beat fue una corriente literaria americana cuyas obras se publicaron principalmente en los años 50 del siglo pasado. El estilo novedoso de sus obras iba acompañado por un modo de vida bohemio, rechazando tanto las convenciones literarias como sociales, explorando el mundo espiritual occidental y oriental, las drogas psicodélicas y la liberación sexual. Este inconformismo se veía reflejado en una escritura libre, espontánea, a veces caótica y obscena, que sin duda dejó su huella en la historia de la literatura.

El término “Beat” llegó a encarnar varios significados, desde el pesimista “beaten down” (desanimado, vencido, cansado), hasta el sentido musical de “beat” (ritmo), pasando por “beatífico” con relación a su interés por las religiones y el pensamiento oriental.

Los escritores americanos Beat se conocían entre ellos, y muchos como Jack Kerouac (En el camino), Allen Ginsberg (Aullido y otros poemas), y Lucien Carr “fundaron” el movimiento durante su época estudiantil en la Universidad de Columbia (Nueva York), pese al carácter antiacadémico del grupo – o a lo mejor a causa de ello.

“¿Pero este artículo no iba de las mujeres de la Generación Beat? ¿Dónde están ellas?”, os preguntaréis. Y con razón. Los nombres femeninos no parecen figurar nunca en la conversación cuando se trata de este movimiento literario, a pesar de haber estado estrechamente ligados a sus protagonistas masculinos. Así que dejémonos de rodeos y vamos a descubrir las figuras femeninas de este movimiento literario.

Joyce Johnson

Independiente, sumamente inteligente, con talento tanto musical como literario, Joyce Johnson se vio involucrada en el mundo de la Generación Beat desde su época universitaria, en la que se codeó con autores como Ginsberg y Kerouac, entrando en una relación romántica con el último que duró dos años.

Aunque ella misma asegura que su relación con el autor de En el camino la inspiró a seguir escribiendo y fue una gran influencia sobre su propia escritura, el hecho de haber quedado relegada como “la novia de…” y presentada siempre en relación con Kerouac ha hecho que aún hoy en día su talento literario quede subordinado a su joven romance con el autor.

Esto es particularmente molesto debido a la temática claramente feminista de su obra, en la que Johnson reivindica el puesto de las mujeres tanto en la Generación Beat como en la sociedad y en el papel dado a la figura femenina en la literatura de la época. Esta tensión entre su posición de “personaje secundario” en la narración de un hombre y sus intentos de crear su propia narrativa como mujer de la Generación Beat se ve reflejada particularmente en sus memorias Minor Characters (“Personajes secundarios”).

Otras de sus obras más destacadas incluyen Come and Join the Dance (“Ven y únete a la danza”), In The Night Café y Bad Connections.

Joan Vollmer

Un verdadero ejemplo del espíritu de la Generación Beat, Joan Vollmer fue al centro del círculo social de este movimiento literario, viviendo entre ellos, adoptando sus costumbres como las discusiones literarias, la libertad sexual y el consumo de drogas, y finalmente casándose con uno de ellos – William S. Burroughs.

Pero este estilo de vida le salió caro, y no solo por las expectativas puestas sobre las mujeres de la época, ya que su dependencia a las drogas la llevó a tener episodios psicóticos, además de arruinarla tan física como psicológicamente. Su relación con Burroughs terminó también de forma trágica, pues este la disparó y puso fin a su vida en lo que el novelista describió como un accidente bajo los efectos del alcohol.

Aunque no se le conoce ninguna obra literaria propia, Joan Vollmer fue un personaje imprescindible en el desarrollo de las ideas de la Generación Beat, y merece ser recordada por sus contribuciones antes que por su muerte.

Diane Di Prima

Descrita como un genio por Ginsberg, Diane Di Prima encarnó la esencia de la Generación Beat en su poesía. Como otros miembros de la corriente literaria, Di Prima se interesó por el misticismo oriental, estudiando budismo entre otros, e incluyéndolo en su obra. Esta también se caracteriza por su carácter rebelde y a veces obsceno, que llevó a Di Prima a hasta ser detenida por la FBI por la publicación de sus poemas.

Su poesía es crítica con la sociedad y la política, cruda, genial e increíblemente “Beat”, por lo que creemos que el nombre de Diane Di Prima merece un puesto no solo en nuestra lista, sino también en la historia de la literatura.

Carolyn Cassady

Como Joyce Johnson y Joan Vollmer, Carolyn Cassady fue otra de las mujeres de la Generación Beat que vio su individualidad desaparecer de cara al público para convertirse en un personaje secundario de la vida de un o más hombres – y en su caso, como veremos, de forma literal.

De una creatividad y un talento artístico impresionantes – estuvo involucrada en el mundo del teatro, del diseño, la pintura y el maquillaje – Carolyn Cassady entró en el mundo “Beat” para terminar casándose con Neal Cassady, uno de los miembros, y ver finalmente su vida matrimonial inmortalizada en la novela de Kerouac, En el camino.

Kerouac, con quien Cassady también tuvo una relación romántica, convertió a Carolyn en “Camille” en su famosa novela. Más tarde, ella escribió sus memorias, Off the Road (“Fuera del camino”), contando los eventos narrados en el libro desde su propia perspectiva, y así reclamando el carácter principal de su propia vida e identidad, no solo en calidad de mujer en una época marcadamente machista, sino que simplemente en calidad de individuo propio también. Con su libro, Cassady cuestionó el retrato unidimensional hecho de ella misma en una literatura que no tenía suficientemente en cuenta a la mujer y a su capacidad para pensar, opinar, y rebelarse contra lo establecido.

Y con esta reflexión ponemos fin a esta lista de las mujeres de la Generación Beat que os animamos a descubrir y a ampliar. Porque si la Generación Beat promovía el anticonformismo y la rebeldía contra las normas sociales, ¿no es aún más anticonformista y rebelde hacerlo en calidad de mujer en los años 50?

Te dejamos un documental sobre la Generación Beat para que conozcas mejor qué fue este movimiento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *