Opinión: La Ciudad y las Estrellas

La Ciudad y las Estrellas, publicado en 1956, es un clásico de la ciencia ficción, aunque también es catalogado como fantasía. Arthur Charles Clarke nació en 1971, en Minehead, Somerset, Inglaterra. En 1948, publicó su primera novela Against the Fall of Night, pero quedó insatisfecho con el resultado. Años más tarde, volvió a la historia y le dio otro giro para lanzar The City & the Stars.

Reseña de La Ciudad y las Estrellas

La novela de Clarke despierta nuestra curiosidad ante un futuro incierto. La Tierra está completamente desolada, escasamente poblada, privada de mares y vida, a excepción de la ciudad de Diaspar, una urbe que ha sido habitada durante millones de años por eones (seres eternos, emanados de la unidad divina). El perímetro está rodeado con un vidrio impenetrable y sus 10 millones de habitantes viven en la era posterior a la escasez.

Algunas máquinas utilizan átomos para fabricar objetos y alimentos, lo que te permite tener todo lo que deseas. Los humanos ya no se reproducen, sino que dedican su tiempo al arte, la investigación o cualquier pasatiempo que quisieran durante su vida. Su memoria se almacena en una gran base de datos, concretamente en la computadora central, a la espera de la “resurrección” de un nuevo cuerpo.

En los años 50, esto podría sonar como una realidad utópica. Sin embargo, el autor estaba adelantado a su tiempo. “Desde hace años la Inteligencia Artificial (IA) nos brinda extractos de nuestra información almacenada en el móvil, ordenador o en la nube, ocupando un rol clave en la gestión de nuestra memoria y legado digital. Las fotografías y videos almacenados en la nube incluso muestran datos sobre geolocalización. Por tanto, nuestra memoria ya está en manos de la tecnología”, sostiene Santiago Haro, colaborador de ZONATECH.

Pero en La Ciudad y las Estrellas, la recopilación de datos tiene otros fines. Cuando la computadora central vuelve a ensamblar los cuerpos resucitados con apariencia adulta, ya no tienen recuerdos. En líneas generales, los habitantes de Diaspar viven con un miedo extremo al exterior y a todo lo que está fuera de la ciudad. Por lo tanto, se niegan a explorarlo.

Y, ¿qué alimentó este temor? Se dice que una raza extraterrestre destruyó el planeta, y que ellos son los únicos sobrevivientes. Sin embargo, hay alguien que se sale de la regla, y ese es Alvin, un joven listo para la transición a ser un adulto reconocido de Diaspar.

Sinopsis de La Ciudad y las Estrellas

“Los hombres habían construido antes muchas ciudades, pero nunca una ciudad como Diaspar: porque Diaspar tenía una leyenda. Era la última ciudad construida en la Tierra por el poder de quienes también lograron conquistar el espacio. Pero la grandeza de Diaspar acabó desapareciendo.

Desde los más oscuros límites del Universo, los Invasores atacaron el imperio creado por el hombre y lo confinaron otra vez a la Tierra. Quien abandonara la Tierra caería bajo la ira de los Invasores. Ésta era la leyenda de Diaspar, una leyenda de un billón de años…”

Más opiniones del libro La ciudad y las estrellas

Terminamos dejando las opiniones que otros lectores y lectoras han dado sobre este mítico libro. Son opiniones contrastadas de lectores reales y que garantizan que esta es una buenísima lectura:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *