6 lugares escondidos en la Costa Brava

Costa Brava

La Costa Brava es sin duda uno de los destinos más aclamados de toda Cataluña, y es que es uno de los paraísos naturales más encantadores con los que te puedas encontrar. Desde playas y calas que te van a dejar sin aliento, pasando por pequeños pueblos costeros dignos que postal hasta caminos y rutas entre la naturaleza perfectos con las que disfrutar de sus especulares vistas.

Desde Espectáculos BCN queremos presentarte algunos de los lugares escondidos de la Costa Brava, perfectos para desconectar y descubrir esas joyas que hacen de este paradero uno de los lugares más bonitos de Cataluña. ¿Preparado para descubrirlos?

Descubre los lugares escondidos con más encanto de la Costa Brava

Seguro que cuando piensas en la Costa Brava te vienen nombres Aiguablava, las ruinas de Empúries, Roses, las playas de Cadaqués o la Ciutat Vella de Tossa de Mar entre muchos otros. Lugares que se han convertido en los principales puntos de referencia de la zona, con caminos, playas y centros históricos cada vez más concurridos, en los que aparcar el coche o dejar la toalla se convierte en una tarea imposible. En esta ocasión, queremos presentarte un plan original y diferente a partir de algunos de los lugares más bonitos y menos concurridos de la Costa Brava. ¡Empecemos!

Cala s’Alguer

Empezamos nuestro recorrido en s’Alguer, una pequeña cala situada en Palamós que todavía hoy conserva su encanto, al estar escondida entre el paraje natural que la rodea. Aunque Palamós sea uno de los lugares más concurridos de toda la Costa Brava, puedes encontrar la paz en sitios como esta cala con unas vistas panorámicas que harán que no te quieras ir nunca.

Desde los árboles que la rodean hasta las pequeñas casitas con ventanas de colores pasando por sus aguas cristalinas. Una de las joyas del mediterráneo a la que podrás acceder desde la playa Castell o bien siguiendo el camino de ronda. ¡Espectacular!

Templo de Linné

Una de las grandes atracciones turísticas de la Costa Brava es Blanes, un municipio situado en la Selva perfecto para veranear, ya que cuenta con una gran variedad de tiendas, restaurantes y actividades que hacer además de playas y rutas espectaculares. Por muy conocido y concurrido que sea, también esconde algunos tesoros, como lo es el Templo de Linné, situado en el Jardín Botánico de Marimurtra.

Este monumento arquitectónico que se alza en un acantilado, contando con unas vistas de ensueño, de las que podrás disfrutar envuelto de la paz y tranquilidad que se respira en este jardín histórico. ¡No te lo puedes perder!

Cueva de Gispert

Haremos también parada Begur para descubrir una de las grandes maravillas de la Costa Brava, como lo es la cueva del Gispert, una de las más largas y espectaculares del territorio. Situada entre las calas de Aigua Blava y Aigua Xelida, unas de las calas más bonitas de Cataluña, descubrir la cueva Gispert se convierte en toda una aventura marina.

Así que no dudes en coger tu kayac o barca pequeña para sumergirte en las profundidades de esta cueva, con la que entrarás en otra dimensión. Atrévete a descubrir esta cueva, te aseguramos que no te vas a arrepentir.

Islas Medas

No nos podíamos olvidar de uno de los grandes descubrimientos de la Costa Brava. Las Islas Medas están situadas cerca de l’Estartit, componiendo un archipiélago que, por muy escondido que se encuentre, es uno de los más conocidos de todo el mediterráneo. Nadar por las aguas que las rodean es toda una experiencia que se debe vivir, aunque sea una vez en la vida.

Un lugar paradisiaco compuesto por 7 islas al que solo se puede acceder en barco. También es el lugar ideal para hacer submarinismo o explorar sus alrededores con el esnórquel. ¡Impresionante!

Mirador de Josep Pla

Llegamos al final de nuestro viaje descubriendo las maravillas escondidas de la Costa Brava en Pals, municipio de la comarca del Baix Empordà y uno de los destinos más aclamados tanto para turistas como para nacionales. Además de poder recorrer sus calles llenas de historia podrás descubrir el Mirador de Josep Pla.

Sin duda, uno de los mejores lugares para apreciar la naturaleza, con los campos en un primer plano y el mar de fondo que harán que te enamores aún más de la Costa Brava. Contágiate de estas espléndidas vistas que tanto inspiraron a Josep Pla, escritor bajo el cual recibe el nombre este mirador. ¡No te lo pienses dos veces y atreve a descubrirlo!

La Foradada

Acabamos esta ruta por los lugares escondidos más bonitos de la Costa Brava volviendo a Palamós, nuestro punto de origen. En esta ocasión lo hacemos para descubrir una de las joyas de la corona del mediterráneo, como lo es la cala La Foradada. Este paraíso natural situado al lado de la famosa playa Es Castell.

Un recorrido para los más atrevidos que se puede hacer por mar o por tierra, que valdrá todo el esfuerzo y empeño que le pongas, descubriendo un paraíso natural protegido del que muy pocos han podido disfrutar. Desde los acantilados que la envuelven pasando por las aguas cristalinas y su composición que le da el nombre de agujereada. Sin duda, un lugar idílico que descubrir en la Costa Brava. ¡Fascinante!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *