7 novelas ambientadas en Barcelona para leer en la ciudad

novelas situadas barcelona

No es ningún secreto que la ciudad de Barcelona ha sido una musa de las artes, albergando en sus calles algunas de las joyas de la arquitectura más impresionantes a nivel mundial, y construyendo – literalmente – palacios de la música donde florecen las melodías más exquisitas. Pero la relación de la Ciudad Condal con las artes no termina aquí. Y es que las calles de Barcelona susurran todo tipo de historias que algunos de los mejores escritores del país han recogido sobre el papel.

Hoy en Espectáculos BCN hemos seleccionado algunas de las mejores novelas ambientadas en Barcelona, para que cuando pares a escuchar a sus muros, sus plazas y sus baldosas, puedas distinguir todas aquellas voces que te cuentan su historia.

Las mejores novelas ambientadas en Barcelona

¿Has visto nunca a una joven infeliz cruzar la calle Aribau? ¿A una familia burguesa perderse en medio de la multitud de l’Eixample? ¿O quizás a un joven curioso pararse a mirar distraídamente el escaparate de alguna librería? Puede que sus historias sean ficticias, pero los protagonistas de los siguientes libros viven y respiran el aire de nuestra querida ciudad de Barcelona. Imaginarias o no, sus vidas paginadas transcurren al lado de las nuestras, pisando el mismo suelo sobre el cual dibujamos nuestras trayectorias. Seamos buenos vecinos, y escuchamos sus voces.

La Plaza del Diamante (“La Plaça del Diamant”) de Mercè Rodoreda

La historia de la ingenua y desgraciada Colometa es tan barcelonesa que hasta lleva una plaza de la ciudad por título. Situada en el mítico barrio de Villa de Gracia, la novela de Mercè Rodoreda nos habla de una historia psicológica de la pérdida de identidad de una mujer, Natàlia, a través de un matrimonio infeliz y controlador. La joven barcelonesa sufre la pérdida de su propio nombre nada más empezar, y será llamada “Colometa” por su marido y el resto de los personajes en el desolador desarrollo de su vida matrimonial.

Las palomas, como es de esperar, cobran un significado intensamente simbólico en la novela, como lo hace también la ciudad de Barcelona, telón de fondo de una vida marcada también por la historia de la ciudad, la declaración de la República y de la Guerra Civil.

La Plaza del Diamante se ha convertido en una de las novelas más importantes y alabadas en la historia de la literatura catalana, así como en la historia literaria de la ciudad de Barcelona, y se puede encontrar hoy en día una escultura que hace referencia a su desafortunada protagonista en la plaza que le da el título.

La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón

Con su saga literaria El cementerio de los libros olvidados, el novelista Carlos Ruiz Zafón no solo retrató la Barcelona más misteriosa y novelesca, sino que llevó este retrato en una gira mundial sin destinación final, con traducciones en 36 idiomas distintos, y millones de ejemplares vendidos alrededor del mundo.

La sombra del viento es la primera entrega de esta famosísima saga literaria que combina libros con historia, un pasado oscuro y peligroso con una apasionante experiencia literaria de las que te harán pasar la noche sin dormir, las páginas ganando la lucha contra el paso del tiempo. Una Barcelona enigmática imposible de olvidar.

Daniel, hijo de un anticuario, es llevado por su padre al Cementerio de los Libros Olvidados, donde descubre un libro llamado La sombra del viento, del misterioso autor Julián Carax. Pero cuando Daniel se dispone a conocer más sobre las obras del escritor, descubrirá que alguien ha estado destruyendo todas las copias de todos sus libros. Con una tal revelación, el mundo de Daniel nunca volverá a ser lo mismo, y con él, una ciudad con más secretos de los que aparenta. Sin duda, una de las novelas ambientadas en Barcelona que tienes que leer ya mismo. 

Nada de Carmen Laforet

Uno de los clásicos más importantes en la literatura española del siglo XX, Nada de Carmen Laforet es un relato imprescindible sobre la Barcelona de la posguerra. A través de descripciones impresionistas, Laforet nos descubre Barcelona a través de la mirada en primera persona de Andrea, una joven que llega a la ciudad para estudiar a la universidad con una ilusión y unas esperanzas que se verán alteradas al encontrarse con la sociedad y el ambiente de la posguerra. El mundo sórdido y opresivo de su familia en la calle Aribau contrastará con la compañía y experiencias que encuentra a través de su vida universitaria.

Laforet ilustra la realidad de una ciudad y de una sociedad marcada por la miseria y los horrores heredados de la guerra en una historia que nos habla de la condición humana a través de la historia particular de esta ciudad que, como sus habitantes, ha visto y vivido tanto sufrimiento.

La catedral del mar de Ildefonso Falcones

Este éxito de ventas publicado en 2006 lleva la visión de Barcelona a lo más específico, estructurando su argumento alrededor de un episodio concreto de la historia de la ciudad: la construcción de la iglesia de Santa María del Mar, uno de los edificios más icónicos de Barcelona.

Falcones se atreve a escribir las vidas de los vecinos del barrio de la Ribera en el siglo XIV, en especial la del protagonista, Arnau Estanyol, y de su familia, mientras unen fuerzas, dinero y esfuerzo en la construcción de este esplendoroso edificio que de bien seguro alberga en sus paredes miles de historias tan o más novelescas que esta. La ambición, el amor, la envidia, la resistencia y los horrores de la historia se unen en una historia cautivadora que abarca múltiples generaciones y cubre este conocido edificio de una significación que ningún lector será capaz de olvidar al observarla con los ojos del presente.

La novela de Ildefonso Falcones cuenta con una secuela, Los herederos de la tierra, también centrada en la Ciudad Condal algunos años después de la historia original, además de haber sido adaptada en versión televisiva mediante una serie homónima que, como el libro, fue un éxito absoluto.

Luciérnagas de Ana María Matute

Luciérnagas es otra de las mejores novelas ambientadas en Barcelona. El paso de la adolescencia a la edad adulta es pocas veces fácil, y aun menos cuando coincide plenamente con los años más difíciles de la historia reciente de este país: la Guerra Civil Española. Sol es una joven barcelonesa de familia adinerada quien verá impotente como todo el mundo que conocía se derrumbe ante sus ojos en un horroroso estallido de violencia y odio que marcaría para siempre tanto su vida como la de su ciudad, Barcelona.

Ana María Matute escribe sobre la guerra, pero no lo hace desde la perspectiva de los libros de historia, ni tampoco desde los detalles bélicos o los datos objetivos de batallas ganadas y perdidas, de números de víctimas y de discursos políticos. En lugar de esto, Ana María Matute nos enseña la realidad barcelonesa de su protagonista, su fe en el amor, y el lado más humano de una época llena de acontecimientos inhumanos. La novela no huye de la destrucción, la muerte y el temor reales de la Barcelona de la guerra, sino que nos los acerca de forma particular y subjetiva mediante sus jóvenes protagonistas, quienes intentan buscar un sentido en sus vidas aferrándose a todo lo que les queda: el amor.

La novela fue censurada tras su publicación, y puede que no goce del reconocimiento internacional de otras entradas en nuestra lista, pero su descripción de Barcelona y de las experiencias de aquellos que vivieron en ella en los años 30 merece todo nuestro aprecio.

La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza

Una de las novelas sobre Barcelona por excelencia, La ciudad de los prodigios del aclamado escritor Eduardo Mendoza es un retrato imprescindible de una Barcelona histórica y cambiante, la ciudad como personaje tan real como ficticio en la historia de uno de los miles de habitantes que le dieron vida.

Mendoza nos sitúa entre los años 1888 y 1929, momentos clave en la historia de la Ciudad Condal con la Exposición Universal de 1888 y la Exposición Internacional de 1929. A medida que la ciudad evoluciona y se desarrolla, el personaje de Onofre Bouvila también avanza, adentrándose en todo tipo de asuntos sórdidos y criminales en búsqueda de la fortuna y la prosperidad, siempre con el telón de fondo de los acontecimientos históricos de la época.

La prosa de Mendoza evoca la esencia de una ciudad tan real como imaginada de forma totalmente fascinante. Otras grandes novelas del autor, como La verdad sobre el caso Savolta, tratan también sobre el intrigante, misterioso y a menudo peligroso pasado de la ciudad, mezclando realidad y ficción como solo la habilidosa pluma de Mendoza lo consigue hacer.

La fiebre del oro («La febre d’or») de Narcís Oller

La fiebre del oro es una novela costumbrista de uno de los autores más destacados de la literatura catalana de fines del siglo XIX, Narcís Oller. En ella, Oller retrata el período histórico de la ciudad conocido como “fiebre del oro” o fiebre de la bolsa, y su sucesivo declive hacia una fuerte crisis económica que solo empezaría a recuperarse gracias a la Exposición Universal de 1888.

Se trata así de la descripción de una sociedad burguesa que se enriquece y transforma económicamente de forma paralela a la ciudad. El lector asiste así en dos partes al ascenso y a la caída de Gil Foix y su familia mediante sus negocios en la bolsa, que les llevarán tanto a la riqueza como a la ruina. Paralelamente, la ciudad de Barcelona sufrirá también una transformación, convirtiéndose en una ciudad industrial y cosmopolita, definida por sus habitantes tanto como ella los define a ellos.

De forma característica al naturalismo literario de la época, Oller retrata fielmente las costumbres de la época, así como la vida en la Ciudad Condal, con sus casas, sus calles, sus vestimentas y la forma de vida de sus habitantes. Esto hace de La fiebre del oro la opción perfecta para conocer el pasado más realista y fascinante de una Barcelona cuyas transformaciones no dejan nunca de darle vida.

Estas son siete de las muchas novelas ambientadas en Barcelona que se han dejado inspirar por las calles, los edificios y los habitantes de nuestra bonita ciudad a lo largo de la historia. Sus personajes, aunque ficticios, son también nuestros vecinos, escondiéndose detrás de rincones oscuros, contando sus historias en cada ladrillo de una iglesia, o en cada baldosa de una plaza. Sus vidas, desde otro tiempo y desde otra dimensión, podrían ser tan reales como las nuestras, y en leerlas y escucharlas, escuchamos también la voz de una ciudad que se hace suyas las vidas de todos y cada uno de sus habitantes. También de nosotros mismos.

Pero la historia literaria de Barcelona no termina aquí. Si te apetece conocer la fascinante influencia de la ciudad sobre la literatura latinoamericana, ¡no te pierdas nuestra ruta literaria del Boom Latinoamericano en Barcelona!

Erola Puigsech

Llicenciada en Llengües i literatures Modernes (francès i alemany), he viscut i estudiat per tot Europa des d’Oxford fins a Múnic, Montpeller o Berlín, però Barcelona segueix robant-me el cor cada vegada. M’apassiona tot el que sigui la cultura i les arts, tant literatura com música, teatre o arts plàstiques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.