10 playas que visitar en Cataluña

Playas que visitar en Cataluña

Con las temperaturas subiendo progresivamente lo que más apetece ahora mismo es un bañito, ¿verdad? En Espectáculos BCN hemos seleccionado una lista de 10 playas que visitar en Cataluña, para que puedas darte un chapuzón ahora que ya apetece.

Seis recomendaciones que no te puedes perder si decides explorar la costa catalana, llena de banderas azules por sus espectaculares playas. ¡Ve sacando el bañador y la toalla que comenzamos!

Las mejores playas que visitar en Cataluña

Bien es sabido que la costa catalana está plagada de playas y calas alucinantes que no tienen nada que envidiar a las playas paradisiacas del Caribe. En esta selección hemos optado por incluir algunas calas pequeñas, donde tener un rato de tranquilidad. De igual modo, también podrás encontrar algunas con más ambiente, si es lo que estás buscando.

Playa de Les Roques, Calella

A una horita en coche de Barcelona, encontramos esta playa situada en Calella. En su longitud, engloba cuatro calas donde reina la tranquilidad: Rocapins, La Vinyeta, Roca Grossa y Cal d’en Pere.

Sus aguas cristalinas son perfectas para los amantes del snorkel, ya que se puede apreciar con exactitud el fondo marino. Además, al ser rocosa, permite que los apasionados de la escalada y la aventura puedan dar rienda suelta a su gran hobbie.

Pese a que el acceso al lugar es muy sencillo si vais en coche, el parking no es excesivamente grande. Es por ese mismo motivo que no es una playa muy concurrida y muy bien conservada. Su localización es perfecta, ya que no se encuentra especialmente lejos de Barcelona, por lo que se puede llegar en una hora sin perder mucho tiempo.

Platja de les Roques

Fuente: BCN Film Comission

Playa Les Casetes del Garraf

Esta enorme playa de 380 metros de longitud, es de arena fina y piedras gigantes. La particularidad principal reside en las pequeñas casitas blancas y verdes que se encuentran al principio de la playa. Estas casitas datan de cuando en su día se ubicaba en un pequeño barrio marinero.

Ubicada en el núcleo urbano de Garraf, se encuentra muy bien ubicada para llegar en tren y en solo media hora os plantaréis allí. Si por el contrario decidís ir en coche, debéis saber que esta playa está rodeada de muchas calas que despertarán vuestra atención.

Sin duda es el lugar perfecto para una sesión de fotos al lado de las barracas de los pescadores o para pasar el día de cala en cala.

Les Casetes del Garraf

Fuente: Turisme Garraf

Playa de San Simón, Mataró

La playa de San Simón en Mataró es otra de las playas que visitar en Cataluña, además, es una playa apta para nudistas. Es bastante estrecha, por lo que tendréis que en épocas de mayor afluencia se puede llenar pronto. Su acceso es sencillo, se puede llegar a pie, en bicicleta o en coche desde el pueblo de Mataró.

Al no ser apta para todos los públicos por ser nudista, es una playa con escasa ocupación. Su aspecto más relevante es la historia que tiene; en la misma arena encontraréis un búnker de la Guerra Civil Española.

Estos fortines son los últimos restos de la línea de defensa republicana en esta zona marítima y, aunque los historiadores trabajan por conservarlos, las condiciones climatológicas hacen que sea realmente complicado mantenerlos. Aún así, es una experiencia muy chocante divisar estos trozos de historia en una playa.

playa-de-san-simon-mataro

Fuente: Tripadvisor

Playa Penya Tallada, Salou

La Costa Daurada es una excelente opción si queréis tranquilidad y alejaros de Barcelona. Sus playas principalmente se caracterizan por tener arena dorada y algunas de ellas son muy rocosas. Además (y quedáis avisados) son de esas que nada más entrar ya cubre.

La Penya Tallada es una playa pequeña e intima que se encuentra aproximadamente a 1h 15 min de Barcelona. Su característica principal es que su formación rocosa erosionada entra directa al mar. Por ese mismo motivo, os recomendamos que compréis unos escarpines y os lancéis a explorar por la roca. El acceso es sencillo, mediante una escalera se accede al arenal.

Al ser una playa natural, no tiene ningún tipo de equipamiento, así que es el lugar perfecto para llevar vuestra propia comida y preparar un buen picnic al lado del mar.

Platja Penya Tallada

Fuente: Visit Salou

Playa de l’Illot, Ametlla de Mar

La playa de I’Illot está situada en L’Ametlla de Mar, Tarragona, y ofrece a sus visitantes una playa de increíbles aguas cristalinas y consiste en uno de los mayores atractivos de este pequeño pueblo.

Para llegar hasta la playa debes dejar el coche en alguno de los caminos cercanos y caminar durante 5 minutos aproximadamente a través del camino GR 92. Aunque no se trata de un sendero demasiado complicado, es recomendable utilizar calzado apropiado para llegar hasta la playa y algo de comer y beber, ya que no hay nada alrededor. 

A pesar de que está relativamente cerca de las vías del tren, es un lugar muy tranquilo y poco frecuentado por visitantes. Su paisaje natural, en medio del bosque le da una atmósfera muy salvaje a este lugar.

playa-lillot-ametlla-de-mar

Fuente: Visit Costa Daurada

Cala Jovera, Tamarit

¿Sois de los que os gusta lo medieval? En plena Costa Daurada encontramos Cala Jovera, una cala rodeada por un castillo medieval. El Castell de Tamarit, bien de interés cultural en Tarragona, está situado en lo alto de esta pequeña cala.

De arena fina y dorada y aguas tranquilas, la Cala Jovera es una cala salvaje que se encuentra completamente amurallada por este castillo. Además, Tamarit es uno de esos pueblos costeros donde pasar el día después de daros un buen bañito en esta cala.

Aunque el acceso a la playa no es apto para todos los públicos debido a su dificultad, es un buen lugar para explorar con calma. Esta playa cuenta con servicios como aseos y duchas, por lo que podéis estar tranquilos en ese aspecto.

Playa de Tamarit

Fuente: Visit Costa Daurada

Cala de la Roca del Paller, Calonge

¿Buscas una cala salvaje en la Costa Brava? Acabas de llegar a ella. Encima del acantilado que la corona hay unas cuantas construcciones, pero el resto es todo naturaleza. Aunque es de arena fina, su fondo marino es muy rocoso, por lo que os recomendamos que os hagáis con unos buenos escarpines.

Para llegar a la cala existen varias maneras: hacerlo a pie por el Camí de Ronda, una de las opciones recomendables o llegar caminando desde la Playa Can Cristus, que tiene aparcamiento.

El primer itinerario te lo recomendamos porque podrás ver otras calas con mucho encanto de la zona, pero sin duda la segunda opción es la más sencilla. No tardaréis más de 15 minutos en llegar desde esta playa. Sin duda, otra de las mejores playas que visitar en Cataluña.

La roca del paller

Fuente: Visit Costa Brava

Cala Bramant, Llançà

No, no será la cala más tranquila y desierta que visites, pero estamos seguras de que no va a defraudarte. Esta cala, situada en Cap Ras, recibe el nombre de La Cala de los Enamorados. Y te preguntarás ¿por qué? Pues el motivo es simple, su forma de bañera y sus 20 metros de largo la convierten en un lugar idóneo para enamorados.

Su acceso sin duda es lo más peculiar, solo se puede acceder a pie desde Llançà, a un km de distancia o en barco o kayak. Este motivo hace que sea toda una aventura llegar hasta ella pero, quien algo quiere, algo le cuesta.

Su fondo marino es espectacular, por todos es sabido que la Costa Brava destaca por sus aguas cristalinas en las que se ven las profundidades. Si sois de los que os gusta hacer snorkel, sin duda encontraréis una amplia variedad de anémonas, peces y erizos de mar. ¡Agradeceréis llevar escarpines!

Cala Bramant

Fuente: Visit Costa Brava

Cala Aigua Xelida, Tamariu

Si estamos hablando de las mejores playas y calas de Catalunya no podemos olvidarnos de esta. Que sí, que en Espectáculos BCN nos gusta mucho la Cala Aigua Xelida pero, ¿cómo resistirnos?

Es una de esas calas mágicas de la Costa Brava. La podemos encontrar en Tamariu, y constituye el principio del camino de ronda. Este lugar, rodeado de pinedas, se encuentra entre varias calas de mucho interés como la Cala Pedrosa. Aunque es de dimensiones reducidas, es una de las calas más bonitas, a nuestro parecer, de toda la Costa Brava. Podéis disfrutar de un buen bañito como lo hizo el escritor Josep Pla en su momento.

Cala Aigua Xelida

Fuente: Visit Costa Brava

Playa del Portitxol, L’Escala

Ubicada a pocos metros del Museo Arqueológico de Empúries, entre L’Escala y Sant Martí d’Empúries, encontraréis la Playa del Portitxol. A vuestros pies, tendréis una playa que destaca por su increíble entorno natural. Aguas tranquilas y cristalinas y arena dorada, suena genial, ¿verdad?

Pues lo más destacable de este paraje son sus Coves. Una zona rocosa con piedras de extrañas formas que poder explorar. No se trata de una playa virgen, por lo que podrás encontrar distintos servicios como duchas y lavabos públicos. Además, se encuentra muy cerca la terraza del Hotel Empúries. Un lugar escondido de la Costa Brava que debes conocer sí o sí.

El Portitxol

fuente: Visit L’Escala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *