Los 6 escritores rusos más famosos – ¡IMPRESCINDIBLES!

Los 6 escritores rusos más famosos – ¡IMPRESCINDIBLES!
5 (100%) 2 votes

En Espectáculos BCN somos muy fans de todo lo que esté relacionado con la literatura y por ello nos encanta mostrarte artículos relacionados con esta temática. Esta vez hablaremos de los 6 escritores rusos más famosos de la historia, te contaremos un poco sobre ellos y mencionaremos algunas de sus obras más famosas para que te las apuntes y ¡tal vez puedas darles una oportunidad como lector!

Escritores rusos famosos que tienes que leer

Por literatura rusa se entiende toda aquella no solo escrita en el territorio de Rusia sino también  aquellas obras escritas en idioma ruso por miembros de otras naciones. Los comienzos de esta literatura igual que muchas otras, fueron orales. Se contaban historias de generación en generación alrededor de las hogueras y más tarde empezaron a escribirse.

Los escritores que te vamos a mostrar son los que en la actualidad, han quedado más grabados en la historia evolutiva de la Literatura Rusa así que es probable que muchos ya te suenen por lo que esperamos que aprendas algo nuevo sobre ellos.

Destacamos también que por desgracia, la historia rusa, igual que muchas otras historias, dejó a las mujeres escritoras en un segundo plano y por ello no aparecen entre los nombres más famosos de este artículo. ¡Es algo a tener siempre en cuenta! Aquí tienes una selección de los escritores rusos más famosos para que empieces a leerlos ¡ya mismo!

Fiódor Dostoyevski, uno de los escritores rusos del XIX más destacados

Nacido el 11 de noviembre de 1821, Fiódor Dostoyevski es uno de los escritores más relevantes de la literatura rusa en la época zarista. Su literatura está caracterizada por explorar la psicología humana de forma muy profunda entrelazándola con el contexto político y social. Aparecen también rasgos espirituales y religiosos así como temáticas relacionadas con la culpa y la redención del pecado.

No tuvo una vida para nada sencilla, fueron siete hermanos criados por una madre cariñosa que les dejó a temprana edad a causa de la tuberculosis y un padre muy autoritario y violento que marcó para siempre la forma de ser del escritor.

Sus obras más conocidas y por las que se ha consagrado como un gran escritor ruso son “Crimen y Castigo”, “El idiota”, “El jugador”, “Noches blancas” y “Los hermanos Karamazov” entre muchas más. Como curiosidad, destaca en su vida el hecho de la detención de Dosoyevski quien fue llevado a una cárcel de Siberia por pertenecer a un grupo intelectual liberal. Logró liberarse de la condena a la de pena de muerte de la que él creía que ya no iba a poder hacer nada y le sirvió como inspiración para algunas de sus obras.

Lev Tolstói

El conde Lev Tolstói es otro de los escritores rusos más famosos y nació el 28 de agosto de 1828 en el seno de una familia noble de la antigua Rusia. Comenzó a estudiar Derecho y Lenguas Orientales pero abandonó sus estudios y se dedicó a buscar empleo o una mujer con la que establecer un buen matrimonio.

Estalla la Guerra de Crimea justo cuando está pasando una época difícil llena de deudas, y su hermano le insiste para ir con él al Cáucaso donde le llega la inspiración y escribe por fin, su primera novela: “Los cosacos”. Su literatura pertenece a la corriente realista y siempre intenta en su obras reflejar la sociedad y el contexto social en el que vivía.

Sus libros más conocidos son: “Anna Karenina”, “Guerra y Paz”, “Los cosacos”, “La muerte de Iván Ilich” y “Resurrección” entre otros. Tolstói fue siempre un hombre fuerte en convicciones e ideología, tanto es así, que dio lugar al conocido “Movimiento tolstoyano” ya que, tras ver al contradicción entre su forma de pensar y su vida cotidiana, decidió dejar los lujos de los que disponía y mezclarse con los campesinos de Yasnáia Poliana, lugar donde se crió y vivió.

Antón Chéjov

Antón Chéjov nació el 29 de enero de 1860 en Taganrog, el puerto principal del mar de Azov. Su abuelo fue un antiguo siervo que ahorró moneda por moneda el dinero necesario para comprar su libertad y la de sus hijos. El padre de Chéjov se convirtió en director del coro de la parroquia y un gran devoto cristiano ortodoxo aunque violento y entregado al alcohol. Chéjov fue siempre amante de la libertad ya que su padre le sometió a una dura educación muy disciplinaria mientras su madre, que era una gran cuentacuentos, le nutría de historias literarias. 

Sus obras más conocidas son “El jardín de los cerezos”, “La gaviota”, “Las tres hermanas”, “Ivanov” y “Tío Vania” entre otras. Al principio Chéjov comenzó a escribir por meras razones económicas, sin embargo su amor por al escritura y su ambición empezaron a aumentar hasta lograr introducir en su escritura grandes innovaciones que han perdurado en la historia del relato corto. Destaca por el uso de la técnica del monólogo que otros escritores adoptaron más tarde.

Alexander Pushkin

Pushkin es otro de los escritores rusos más famosos. Nacido el 26 de mayo de 1799 en Moscú era hijo del descendiente de una antigua familia perteneciente a la aristocracia rusa por parte de padre así como bisnieto por la rama materna de un príncipe etíope, Abram Gannibal, capturado de niño por esclavistas y puesto al servicio de los otomanos, quiénes le trasladaron a Rusia.

Fue su abuela y su aya, una campesina, las que desde niño le inculcaron a Pushkin el amor por la escritura, la literatura y los cuentos. Recibió de mayor educación literaria en lengua francesa y en el año 1814 consiguió la primera publicación de un texto suyo. 

Sus obras más conocidas son “La tempestad de nieve”, “Historias de Belkin”, “La hija del capitán”, “El zar Saltán y otros romances” y “El cuento del gallo de oro” entre muchas más. Fue muy conocido por trabajar en el Ministerio de Asuntos Exteriores donde se implicó cada vez más en los movimientos de reforma social hasta llegar a convertirse en portavoz de los literatos radicales. La autoridad estuvo a punto de desterrarle a Siberia por algunos de sus escritos liberales.

Mijaíl Bulgákov, uno de los escritores rusos del siglo 20

Mijaíl Bulgákov nació en Ucrania -cuando formaba parte del Imperio Ruso- el 15 de mayo de 1891 y se convirtió en un gran escritor, dramaturgo y médico de la primera mitad del siglo XX. Fue un gran traductor de textos religiosos así como un gran ensayista y pensador ruso ortodoxo.

Fue en 1916 cuando se graduó en medicina y dirigió un hospital público en Ucrania. Sus primeros intentos por escribir fueron en Kiev, Ucrania, no se atrevió a dejar la medicina, que también amaba, por la escritura hasta el año 1919. Ese mismo año, publicó su primer libro: “Perspectivas futuras”.

Sus libros más conocidos son El maestro y Margarita”, “Diario de un joven médico”, “La guardia blanca”, “Morfina” y “Los huevos fatales” entre otros. En sus escritos se intuye una profunda capacidad introspectiva a la vez que un distanciamiento de la propia persona para poder escribir sobre otros incluso con cierto toque cómico.

Nikolái Gógol

Nacido el 1 de abril de 1809, Nikolái Gógol perteneció al seno de una familia de la baja nobleza rutena. Se trasladó a San Petersburgo donde empezó a trabajar en un modesto empleo, como burócrata de la administración zarista. En el año 1831 conoció a Pushkin, quien se hizo su amigo, le ayudó y animó en su carrera como escritor. Llegó a impartir clases de Historia Medieval en la Universidad de San Petersburgo y comenzó a escribir relatos breves.

Sus obras literarias muestran las tendencias entre el debate de tendencias rusas prooccidentales y la eslavófila de la cultura rusa. Al principio sus obras fueron interpretadas por los reformistas como cómicas sobre la sociedad rusa y los aspectos negativos pero más tarde le tacharon de reaccionario y patético. Sus libros más conocidos son: “El capote”, “Almas muertas”, “La nariz”, “El retrato” y “La avenida Nevski” entre otros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *