8 pueblos de montaña cerca de Barcelona

8 pueblos de montaña cerca de Barcelona
5 (100%) 1 vote

Fotografía de la Generalitat de Catalunya.

Si hay algo que caracteriza a la provincia de Barcelona es su fantástica variedad en paisajes. Pues no solo hay playas de agua cristalina, sino que también existen pueblos de montaña a poca distancia de la capital. Es importante recordar que toda la ciudad está rodeada por cimas de ensueño y el acceso es fácil. Se puede acceder en coche, transporte en algunos casos y para los que aman ejercitarse y tienen tiempo, caminar siempre una opción. En este artículo de Espectáculos BCN te haremos las mejores recomendaciones de los pueblos de montaña cerca de Barcelona más interesantes. ¡Toma nota!

8 pueblos de montaña en Barcelona y alrededores que debes visitar

El trekking, los caminos en bicicleta, los paseos entre bosques, la contemplación desde la altura, son actividades para hacer en familia o en soledad. El espectáculo natural es tan grande que se lleva todo el protagonismo y las preocupaciones parecieran desvanecerse. Los pueblos de montaña tienen una atmósfera singular que no poseen otros territorios. Quizás es la historia, las construcciones clásicas o simplemente la calma que emanan. Sea como sea, recorrerlos es una siempre una buena decisión y hoy te contamos todo al respecto. ¡Comencemos!

Caldas de Montbui

Caldas de Montbui es uno de los pueblos de montaña cerca de Barcelona que no pueden faltar en esta lista. Una villa situada en la comarca del Vallès Oriental, a 30 km de Barcelona. La característica que la hace especial es que tiene las termas romanas mejor conservadas de la Península Ibérica. ¡Así es! Como su nombre lo indica, este hermoso lugar está ubicado alrededor de aguas calientes desde la antigüedad, particularidad que lo hace que sea uno de los pueblos más encantadores de Cataluña.

En la plaza principal del casco antiguo se encuentra la Fuente del León, declarada bien cultural de interés. La misma tiene más de 400 años y es fuente de un caudal de agua constante, que fluye a más de 70 grados, siempre. A demás el escenario se completa con montes y bosques perfectos para hacer senderismo en plena naturaleza.

Caldes de Montbui. Fotografía de Ferran Traité.

Taveret

Taveret es un municipio de la comarca de Osona, a poco más de 100 km de Barcelona y de rápido acceso en auto. En tan solo una hora y media se puede llegar a un verdadero paraíso. Es uno de los pueblos de montaña más atractivos, por su densidad de paisajes agrestes, ideal para los amantes de la fotografía y los aventureros. Lo curioso es que inicialmente el núcleo urbano solo contaba con tres calles y hasta la segunda mitad del siglo XX no existían carreteras para llegar.

Los saltos de agua son marca registrada de la región y los más cercanos a Taveret son Noguer, Molí Bernat, Cua de Cavall y Salt del Sallent. Estos torrentes se precipitan al vacío desde riscos impresionantes, dando una capa de magia a la atmósfera. Por otro lado, es posible llegar a un pantano, que dependiendo la época del año, te permitirá ver la parte superior de la Iglesia de San Román de Sau, hundida en 1962. ¡Increíble!

Monistrol de Montserrat

Si de pueblos de montaña cerca de Barcelona se trata, imposible no pensar en Monistrol. Pues su ubicación es, ni más ni menos que, abajo de Montserrat, una de las más apreciadas del país. Las vistas son inigualables, ya que es posible ver cómo se erige este monumento de la naturaleza.   A tan sólo 40 minutos por la autopista A-2 uno puede acceder a este lugar, dividido en dos por el río Llobregat y encontrarse con un sitio místico.

La atracción principal es el monasterio benedictino Santa María de Montserrat, a una altitud de 720m de altura sobre el nivel del mar. Precede aparentemente del año 880, aunque no hay total seguridad. Lo que sabemos con exactitud es que hacer esta ruta de Barcelona vale la pena, la recompensa supera las expectativas de todos los visitantes.

Monistrol de Montserrat. Fotografía de Josep Dalmau.

Saldes

¿Has escuchado hablar de la emblemática Pedrafoca? Pues consta de dos cimas emblemáticas de 2.500 metros de altura. Saldes se encuentra a los pies de esta maravilla y justo en medio de las Serres del Cadí y de Ensija. No es difícil imaginar que con tal localización es uno de los mejores pueblos de montaña, a sólo una hora y cuarenta minutos de Barcelona.

Toda la zona tiene miradores espectaculares, tales como Maçaners en dirección a Saldes, el Gresolet y el Espà. Pero no sólo, puedes visitar castillos, santuarios, refugios reconstruidos y monasterios en ruinas. Hay iglesias, como la Sant Ponç de Molers, que datan del 1600. Una perfecta combinación entre historia y silencio montañoso.

Saldes. Fotografía de El Querol Vell.

Bagà

A 120 km de la ciudad condal está situada Bagà, una villa medieval del valle del río Bastareny. Su existencia data del siglo XIII y entre los lugares más frecuentados está la iglesia gótica de San Esteban. La ubicación es preferencial, ya que se encuentra dentro del Parque Natural del Cadí-Moixeró y la tendencia en crecimiento año tras año es el esquí.

La vista es amplia, de montañas tapizadas en verdes y azules, imposible no enamorarse automáticamente. A demás, Bagà es característica por su comida típica catalana, como los níscalos a la brasa y el alioli de Navidad. Otros puntos muy interesantes para conocer son el Centro Medieval, el Palacio de los Pinós y el Santuario de la Virgen de Paller, construido hace casi 250 años.

Bagà. Monográficos Externos de Comunicación Empresarial.

Castellar de Nuch

Castellar de Nuch está situado en la comarca del Berguedà, a 140 kilómetros de Barcelona. Es, sin lugar a dudas, uno de los lugares más lindos de Cataluña, por la gran diversidad de posibilidades que ofrece en todos los niveles. Hablamos de paisajes magníficos, de museos y de espacios perfectos para disfrutar largas caminatas.

Recomendamos visitar las Fuentes del Llobregat, que son aguas subterráneas que asoman entre las rocas, abundantes gracias a la nieve y la lluvia. ¡Atención aquellos amantes de la arquitectura! También se puede recorrer la Iglesia de Santa María de Castellar de n’Hug, característica por su campanario original, una torre de cuatro pisos y la puerta románica del siglo XII. Por último, este es uno de los pueblos de montaña más llamativos, porque cuenta con el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña.

Montseny

Montseny está ubicado a 75 km de Barcelona, en la comarca del Vallés Oriental y forma, a su vez, parte de la comarca del Baix Montseny. Es uno de los únicos pueblos de montaña que lleva exactamente el mismo nombre de un macizo, en este caso uno inmenso, que se erige a 1700 m de altura. Aquí se halla la lepidolita, un mineral que se extiende por todo el lugar y que es muy difícil de encontrar en otras partes. Para los amantes de la geología es el edén.

¿Te gusta hacer camping? Si es así, has descubierto un tesoro. Pues verás que hay varias opciones, todas en pleno ambiente natural, pero con todo lo necesario para pasar una estancia muy cómoda. Los miradores forman una especie de triángulo, entre las comarcas de Osona, Selva y del Vallés Oriental, que permiten disfrutar de vistas impresionantes. Recuerda prestar especial atención a la cumbre de Matagalls, de 1690m. ¡Majestuosa!

Montseny. Fotografía de Biking Point.

Mura

Mura es otro de los pueblos de montaña cerca de Barcelona más bonitos que hay. Es una de las principales entradas al Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, que con ese pedazo de nombre, es uno de los pulmones verdes de la región. Podrás ya deducir el encanto que tiene el pueblo, a tan sólo 55 km de Barcelona. Este es uno de los pueblos de montaña en los que se han desatado batallas en la guerra de Sucesión, la historia lo atraviesa desde la raíz. A su vez, su estética medieval lo ha vuelto una de las principales atracciones turísticas.

Es un punto fantástico para recorrer sin prisa. Cuenta con sierras y bosques repletos de pinos y robles, pero también con plazas y calles empedradas en la parte más urbana. Podrás visitar un museo construido en una especia de cueva y la antigua Iglesia de Santa Cruz de Palou.

Mura. Fotografía de Nuria Wonderland.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *