Crítica: El gran favor

Nota: 6.5 (sobre 10)

¿Qué es lo peor de hacerse mayor? La soledad. Ves que todo a tu alrededor se transforma en algo homogéneo, compacto y repetitivo: las Navidades en familia, el fin de semana con tu pareja, tu momento de ocio siempre con los mismos… Esa rutina que se instaura en las vidas de las parejas y de las familias puede llegar a abrumarnos y hacernos que, cuando ya llevamos mucho tiempo dando vueltas y más vueltas en esa rueda, necesitemos bajarnos, coger aire y descubrir nuevos colores.

Esto es lo que les ocurre a los protagonistas de la comedia “El gran favor” que se puede ver en el Teatre Borràs de Barcelona. Dos personajes, Humberto y Charlie interpreatados por el enorme José Luis Gil y Mauro Muñiz de Urquija se encuentran en momentos de la vida en las que están rodeados de personas pero se sienten solos. El encuentro espontáneo en el bar de Charlie propicia la relación entre dos hombres que buscan, sin saberlo, tener una amistad con alguien nuevo. Y eso es lo que hacen: ser amigos aunque la situación tengan que forzarla.

gran favor barcelona

Con “El gran favor” asistimos a una obra de humor donde ambos actores hacen un trabajo espectacular. Cabe destacar a Jose Luis Gil que con sus gestos, su gran capacidad para la comedia y su energía consiguen que el público estalle a reír a la primera de cambio. Es un actor que cae bien y la gente está predispuesta a divertirse con él, aunque hayan algunas escenas que chirríen o se hagan un poco repetitivas. Mauro Muñiz también hace un trabajo muy bueno creando a un personaje más desenfadado, más descarado y atrevido pero con un corazón de oro.

Pero el ritmo de “El gran favor” es un poco bajo; como ya hemos comentado, hay situaciones, sketches que son un tanto repetitivos y que se hacen largos y pesados. El desarrollo del argumento es sencillo y en cuestión de hora y media (la duración es de 2 horas) puede resolverse si quitamos todos esos “rellenos” cómicos totalmente prescindibles. De todas maneras, la gran interpretación que hacen ambos actores contrarresta la poca genialidad de algunas escenas (sobre todo cabe destacar que la primera intervención audiovisual es de mal gusto y no se cohesiona con la obra).

gran favor barcelonaEn líneas generales, El gran favor es una comedia que consigue hacerte reír, pasar un buen rato y, sobre todo, disfrutar de una magistral actuación de dos actores que se comen el escenario.

Reserva aquí tus entradas para El gran favor – Teatre Borras

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y fundadora de espectáculosBCN y la productora teatral Laberinto Producciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *