Gaudí: obras más importantes

obras de gaudi mas importantes

Antoni Gaudí es una de las figuras catalanas de mayor relevancia e influencia en el arte. Su estilo y obra han sido admiradas y reconocida universalmente. Las técnicas, formas y métodos que personalizó le dieron además de reconocimiento creativo, un componente de genio del diseño. En Espectáculos BCN admiramos la maestría y talento, por eso, aquí te descubrimos las obras más importantes de Gaudí. 

Las obras más importantes de Gaudí: periodo a periodo

El exponente del modernismo catalán más importante, pero objetivamente su estilo es imposible de clasificar. Pertenece al modernismo catalán por su interés en la renovación e innovación y por cuestiones sincrónicas. Pero Gaudí tiene un estilo tan personal y representativo, tomó tantas decisiones estilísticas distintivas que se hace imposible clasificarlo. Su estilo exquisitamente ornamentado, que usa técnicas diversas e inspiraciones múltiples no ha podido ser replicado.

El legado de este diseñador es innegable, aunque lamentablemente por mucho tiempo fue denostado. En las últimas décadas, ha obtenido muchísima relevancia, muchas organizaciones nacionales protegen sus obras y demás legados. Y, la importancia de Gaudí ha trascendido las fronteras españolas y siete de sus obras han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A continuación, te presentamos las obras más imponentes e importantes de Gaudí,  de acuerdo a su periodo estilístico.

Periodo orientalista de Gaudí y sus obras

La primera etapa del trabajo arquitectónico de Gaudí estuvo muy influida por su estudio del estilo del lejano y el cercano oriente. El arte islámico, el mudéjar, la arquitectura de Egipto y Persia son la mayor fuente de inspiración. Los diseños de estilo oriental están inspirados en mayor medida por motivos naturales y por colores vivos. Gaudí tomó este estilo como fuente de inspiración, pero innovó y perfeccionó en las construcciones producidas bajo esta influencia.

Casa Vicens

La Casa Vicens fue el primer proyecto de Gaudí en Barcelona. Es, también, el primer gran proyecto de su carrera. Como el resto de sus trabajos iniciáticos, Casa Vicens mantiene la preponderancia de las líneas rectas y limpias. Los decorados grandes y llamativos son característicos de este diseño. Los motivos naturales y el uso de azulejos al estilo neoárabe, muy en boga en ese momento, también forman parte de la llamativa fallada. Durante la realización de este diseño se uniría a Gaudí, en su estudio,  Francesc Berenguer. Desarrollarían una relación colaborativa que duraría toda la vida.

Capricho de Gaudí

Una de las pocas obras de Gaudí ubicadas fuera de Cataluña. Este diseño está ubicado en Cantabria y fue un encargo de la familia del Marqués de Comillas. El estilo oriental de Gaudí había obtenido muchos halagos, por lo cual se le encargó el diseño de lo que sería una casa de verano estilo oriental. Es una edificación hermosa y colorida con una inspiración del arte islámico muy marcada.

Palau Güell

Este es uno de los primeros encargos grandes y muy importantes de Gaudí. Desde la primera impresión la preeminencia de las líneas rectas y simples es evidente, aunque con decorados y detalles simbólicos. Su empeño por destacar y demostrar su talento le ayudó a generar nuevas soluciones de eficiencia. El interior del recinto impacta por su distribución llena de luz y juegos de perspectivas. Las cúpulas y el espacio en las cámaras interiores en el Palau Güell impactó en el posterior Art Nouveau. Trabajó con esmero la estructura considerando aspectos técnicos y funcionales como la iluminación, ventilación y acústica.

Período neogótico de Gaudí

Este periodo estuvo vinculado al movimiento artístico catalán Renaixença. Este movimiento buscaba hacer renacer el esplendor de la cultura catalana. Este interés renovó el gusto por el diseño gótico, el cual influyó en el siguiente periodo de Gaudí. Los diseños de Gaudí fueron una interpretación personal y libre de este estilo medieval. La inclusión de elementos que posteriormente definirían su estilo como los arcos catenarios, se estrenaron en este periodo.

Bodegas Güell

Otra de las obras encargadas por su admirador y mecenas Eusebi Güell. Las bodegas, encargadas junto a un pabellón de caza inconcluso, funcionarían en la fabricación de vino de la familia Güell. El diseño, con algo de inspiración de fortín militar, cuenta con torres, pasillos exteriores y campanario. Como en la mayoría de sus construcciones, Gaudí intento respetar la armonía con el entorno utilizando materiales autóctonos. En este caso la construcción uso piedra caliza, haciéndolo camuflarse con el ambiente aledaño.

Casa Botines

Otra de las poquísimas estructuras de Gaudí fuera de Cataluña, esta vez ubicada en la ciudad de León. Aunque la obra tuvo complicaciones fue terminada en diez meses, considerando el nivel de detalle y artesanía, es una odisea. El edificio de cuatro vientos tiene arcos y ventanas lobulados lo que le da un inexorable aspecto gótico. Esta característica, estipulada explícitamente en el diseño de Gaudí, buscaba que la fachada combinara con los edificios aledaños.

Periodo naturalista de Antoni Gaudí

Gaudí en sus propias palabras, buscaba inspiración en el origen, y eso lo hacía volver siempre a la naturaleza. La religiosidad fue una de las bases de su vida personal e influyó mucho en sus diseños. Para Gaudí, la máxima obra creada por Dios era la naturaleza, y para él buscar inspiración en ella era divino. La imitación de formas naturales inusuales (huesos, plantas, animales -reales o mitológicos-), y también de las formas geométricas clásicas fue una de las principales características de este periodo.

Parc Güell

Encargado y construido en la primera década del siglo XX, la inmensidad del Parque Güell es la representación perfecta del naturalismo de Gaudí. En principio se pensó como un barrio residencial, aunque un par de décadas después se inauguraría como parque público. Esta joya arquitectónica es una excelsa muestra del profundo conocimiento de perspectiva y geometría reglada del diseñador.

Esta peculiaridad y un ligero toque barroco le dan un aspecto impactante a cada área del parque. Los especialistas y admiradores siguen encontrando tras más de un siglo iconografía nueva en toda la construcción. Gaudí era aficionado a componer sus obras en torno a ideas filosóficas o religiosas y es por eso que está cargada de una gran cantidad de simbolismo.

Casa Batlló

Casa Batlló es una de las obras más fascinantes y espectaculares de toda Barcelona. La idea en la que se inspiró Gaudí para el diseño, era la recreación del interior del cuerpo de un dragón. Los balcones y ventanales esqueléticos y curvos, las lajas del techo simulando las escamas, Gaudí pensó en todo. Todas estas características no le restan funcionalidad y perfección técnica.

De hecho, esta no fue una construcción sino más una remodelación sobre una estructura previa. Por esto, Gaudí debía poder utilizar elementos ya dispuestos y considerar perfectamente la utilidad pues se convertiría en una residencia. El resultado es absolutamente precioso y una muestra de la maestría técnica y creativa del genio catalán.

Periodo final: estilo Gaudí

La estética de Gaudí se formó con retazos de todos sus periodos. Todos los elementos de sus periodos anteriores se combinan con destreza en sus últimas obras, destacando La Sagrada Familia. Las formas procuradas por la geometría reglada – hiperboloides, conoides, paraboloides, etc- caracterizarían su estilo final. Los toques barrocos, orientalistas y neogóticos se mantendrían, siempre combinados con su preferencia por las formas y motivos naturalistas.

Sagrada familia

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es, sin duda, la más importante y reconocida obra de Gaudí. Dedicó más de 10 años de su vida al diseño y la construcción, y aun así permanece inconclusa.

La inspiración religiosa es especialmente relevante en esta obra. Cada sector del templo está dedicado a una figura religiosa dotándola de cualidades distintivas. Además, en conjunto todos los elementos dan una sensación de elevación y ascenso por predominancia de las líneas esbeltas y verticales. Cada detalle se percibe tan finamente calculado que es imposible no reconocer la habilidad sin parangón de este diseñador.

Aimara Villanueva

Soy editora y correctora desde hace más de 10 años, investigadora, redactora y una voraz lectora. Generadora de contenidos y Content manager desde hace 5 años. Soy egresada como Licenciada en Letras mención Políticas culturales de la Universidad Central de Venezuela, con diplomados y cursos en edición y ruta editorial. Finalista en festivales internacionales. (Margarita, 2011).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.