Las mejores masías para comer en Barcelona

masías para comer en Barcelona

¡Conoce las mejores masías para comer en Barcelona! Nada mejor que reunirse con amigos y buscar una buena masía donde los calçots puedan protagonizar el día. Pero, no siempre es fácil desplazarse lejos de la ciudad o darse una escapada. En Espectáculos BCN te traemos lugares para que puedas ir por tus calçots sin excusas. ¡Vamos a conocer las mejores masías para comer en Barcelona!

Mejores masías para comer en Barcelona

Las verdaderas masías están aisladas de todo y mantienen su esencia rústica y agreste, en esos espacios volvemos a conectar casi enseguida con la naturaleza y son perfectas para alejarnos de la hiperconexión y acercarnos a quien tenemos frente. Pero, justamente, para poder mantener esa esencia, las masías por antonomasia no pueden estar dentro de la ciudad, así que hay que darse una escapada.

Sin embargo, no siempre tenemos el tiempo para irnos de paseo o alejarnos horas de la ciudad. ¡No temas! En Barcelona lo tenemos todo, y escaparse lejos no es absolutamente necesario; hemos salido a recorrer las cercanías y te traemos las mejores masías para comer en Barcelona.

Can Jané

A solo diez minutos de la ciudad condal, para ir y venir sin perderte el día entero podrás encontrar Can Jané. Las brasas para la calçotadas están siempre encendidas, y, de hecho, las verduras para la brasa las recogen ahí mismo, en su propia huerta. Si vas con ganas de otros platos de la comida catalana tradicional aquí también la puedes encontrar. Pero considera siempre incluir algunas de sus especialidades en verduras y quesos, es una absoluta delicia de frescura inigualable.

Es una masía familiar que ha pasado de generación en generación desde el siglo XVIII en la Serra de Collserola. Al lado tienes la Ermita de Sant Medir donde puedes pasear antes o después de tu comida, y conectar un rato con la naturaleza sin alejarte de la ciudad.

Dirección: Camí de Can Jané s/n

Can Travi Nou

Barcelona, siempre activa y densa, nos hace olvidar a veces que en realidad toda la extensión de la ciudad tuvo un pasado campestre. Por eso Barcelona, ciertamente, es una ciudad muy verde, y hay zonas y lugares en los que parece que los alrededores desaparecen y volvemos a estar en la ruralidad idílica de hace algunos siglos. Cuando llegas al Can Travi Nou provoca traer tus maletas abrirte un espacio y no volver a salir más nunca de sus armónicos y reconfortantes rincones. Solo con la fachada puedes notar que es un lugar con un encanto superior al de cualquier otro.

Y cuando pruebes la carta podrás entender por qué se consideran un referente gastronómico de la ciudad. Por supuesto, la comida típica catalana es la reina del menú, aunque con toques de modernidad y fusión que le dan algo de ligereza a su oferta culinaria.  Las presentaciones muy cuidadas y el servicio de primera completan la ecuación para una estancia perfecta.

Dirección:  c/ Jorge Manrique s/n

Mirador de can cases

Dentro del Parc de Collserola apenas a unos minutos de la ciudad podrás encontrar esta masía con más de 5 siglos de existencia que alberga una terraza perfecta para una tarde de buena comida y amigos. También puedes ir por un vermut a final de la tarde y enamorarte de las mejores vistas de la zona. Entre sus especialidades los caracoles a la llauna o las alcachofas en cualquier presentación harán tu día.

Dirección: Camino de Can Cases, 15, Les Planes

Cal Ganxo

Una masía del siglo XVIII que combina con sus caminos antiguos, viñas y montañas. Valls es el lugar de origen de la calçotadas y este uno de los lugares más emblemáticos. Además de su plato más icónico también podrás encontrar carnes de añojo, llonganisa y botifarra negra típica de la región.

El ambiente es el más típico de una antigua masía, paredes rústicas, iluminación baja y madera antigua. Su terraza es un espacio lleno de paz y comodidad donde pasar una tarde entre amigos y vermut. Sin dudas, una de las mejores masías para comer en Barcelona.

Dirección: Carrer de la Font F, 14

Masía Can Vilallonga

A poco más de 30 minutos desde el centro de Barcelona toma llegar a este lugar de ensueño. Una masía del siglo XIV remodelada y actualizada por completo para convertirse en un lujoso exponente de la gastronomía catalana. En sus primeros siglos formó parte del monasterio de Sant Cugat del Vallès y hoy conserva algo de esa vibra tranquila y sacrosanta.

Dirección: calle del Oceà Atlàntic, 80, Sant Cugat del Vallès 

Nou de Can Martí

Las mejores vistas de Barcelona desde el Tibidabo. La mejor carne a la brasa y comida de temporada preparada de forma casera y tradicional. Su terraza al aire libre es de las mejores de la ciudad, y la comida que abarca la gran variedad de comida mediterránea. Los platos a la brasa (verduras y carnes) están cocidos a la brasa frente a todos para disfrutar del verdadero espectáculo gourmet que es la brasería.

El espacio ubicado en el medio de un entorno boscoso te dará la sensación de desconexión urbana absoluta, pero desde sus increíbles vistas notarás a Barcelona a tus pies.

Dirección: pasaje de la Font del Mont, 4

Can Cortès 

Espectaculares vistas, comida para grupos reducidos o grandes eventos y una especial atención a los más pequeños de la casa. Te ofrecen un menú diario, un menú calçotada y un desayuno de forquilla si es que prefieres ir en las mañanas. El lugar puede convertirse en una sala de eventos, y tienen especiales para bodas. 

Los niños cuentan con un espacio de más de 600 m2 para divertirse y esparcirse mientras están en las inmediaciones. Puedes comer y disfrutar de una comida perfecta mientras los más pequeños se entretienen.

Dirección: Avenida de Can Cortés, 36, Sant Cugat del Vallès

Can Campmany

A cinco minutos de Molins de Rei, a orillas de la carretera de Vallvidrera dentro del parque natural de Collserola encuentras, escondido en el entorno boscoso, Can Campmany, una masía del siglo XV. El paisaje que encontrarás en los espacios de este establecimiento es inmenso y soñado, desde su terraza y ventanas tendrás campos de olivos y árboles frutales por doquier. Can Campmany ofrece a sus comensales excelente comida tradicional catalana en un espacio natural y familiar.

Esta es una de las mejores masías para comer en Barcelona, donde antes o después de comer puedes dar paseos por las inmediaciones que cuenta con varios monumentos y sitios de interés natural e histórico.

Aimara Villanueva

Soy editora y correctora desde hace más de 10 años, investigadora, redactora y una voraz lectora. Generadora de contenidos y Content manager desde hace 5 años. Soy egresada como Licenciada en Letras mención Políticas culturales de la Universidad Central de Venezuela, con diplomados y cursos en edición y ruta editorial. Finalista en festivales internacionales. (Margarita, 2011). Ver mi Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.