Teatro renacentista: características, obras y autores

teatro del renacimiento

El teatro renacentista data en el siglo XVI y se caracteriza por la corriente del humanismo. Un movimiento intelectual desarrollado durante el siglo XV que rompía con las tradiciones de la edad media y exaltaba su totalidad con las cualidades propias de la naturaleza humana. Pretendía descubrir al hombre y dar un sentido racional a la vida tomando como referentes a los clásicos griegos y latinos. Desde Espectáculos BCN te contamos en detalle sus principales características, sus obras y sus autores principales.

Principales características del teatro renacentista

Este teatro del Renacimiento presenta varias características de acuerdo al posicionamiento de Garcilaso de la Vega uno de los máximos referentes del renacimiento español.

  • El autor presenta al hombre renacentista como el saber y la fortaleza y no tan solo presenta bien las armas, sino que también posee una cultura mostrándose hábil con la espada y la pluma.
  • Surgirá un debate por si es mejor la vida activa o la vida contemplativa y la acción, relacionada con la guerra o la reflexión, relacionada con el cultivo de las letras.
  • Se componen obras dramáticas enfocadas desde el hombre y más centradas en los personajes y sus costumbres que en la moralidad.
  • Descubrimiento de la imprenta de Gütenberg que promovió la publicación de obras literarias con su lectura.
  • Aparición de clases sociales más cultas a quiénes les interesaba una literatura más culta
  • El teatro renacentista pretende o cree ser una resurrección del teatro clásico. Su idea de tragedia no es la griega, sino la romana, pensada como una obra de salón y cuya escenografía debió ser muy complicada.

El teatro renacentista es un teatro que pretende imitar a los autores clásicos grecolatinos. La tendencia humanística del teatro culmina con el carácter puramente renacentista. Dentro de este teatro se establecen varios tipos diferenciados como el teatro profano, el religioso o el palaciego.

El teatro profano

En busca de una fórmula dramática definitiva. Este llegaría con la comedia nueva de Lope en el próximo siglo. La primera mitad de este siglo está dominada por las representaciones de carácter cortesano bajo la influencia de:

  • Las églogas de Juan del Encina
  • Las imitaciones de La Celestina
  • Las comedias de Torres Naharro

A mediados de siglo aparece un fenómeno nuevo de gran trascendencia como es la aparición de compañías de actores profesionales. Primero fueron italianas, pero su fama llegó a España con las que comenzaron representándose en las cortes para luego formar grupos itinerantes que extendieron el espectáculo dramático de forma popular.

La comedia perderá su carga didáctica clásica y se orientará con la función de divertir al público. La comedia nueva será el gran éxito por encima de las tragedias que será la principal atracción para el público.

El teatro religioso

Se desarrolló durante el siglo XVI frente a la penuria medieval que se estaba viviendo. Las instituciones eclesiásticas serán quienes controlen estas actuaciones y su contenido doctrinal será especialmente expandido a la popularidad. Entre las principales funciones destacan la representación de fiestas tan señaladas como:

  • La Navidad
  • La Pasión de Cristo
  • La Resurrección

El fenómeno más original que se ofrece es el de la génesis y la representación para el Corpus que llegará a configurarse como un género único, conocido como el “auto sacramental“, el cual se mantuvo vigente durante dos siglos, prácticamente. La festividad del Corpus se estableció en el 1317 con la representación de procesiones solemnes en todas las iglesias.

El teatro palaciego

Eran representados temas humanísticos y pastoriles dentro de Palacio. Buscaban la espectacularidad y la suntuosidad en la representación.

Autores y obras del teatro renacentista

Los principales autores del teatro renacentista los podemos clasificar en tres momentos distintos.

Primera etapa

Un primer momento en el que la actitud teatral no es todavía del todo popular porque se desarrolla en medios aristocráticos:

Torres Naharro

Su obra poética y teatral suma un total de cuarenta y dos piezas. Toda ella fue reunida en un único volumen que tiene por nombre Propalladia. Su creencia protestante se encuentra en muchas de sus comedias, motivo que también influyo en que sus obras fueran clasificadas en la lista de libros prohibidos por Fernando de Valdés, político y eclesiástico español.

Muchas de sus obras se representaron en la primera mitad del siglo XVI. Escribió un total de catorce obras dramáticas, todas comedias, aunque con un conflicto serio, que nos habla sobre el conocimiento del ser humano. La métrica de sus obras es monoestrófica y pertenece a la tradición inglesa. Su obra dramática está dividida en dos:

  • Comedias a noticia: Inspiradas en la realidad como Soldadesca y Tinelaria
  • Comedias a fantasía: Muy imaginativas con obras como Himenea. Una obra en la que se habla por primera vez en el teatro sobre el honor.

Juan del Encina

Considerado como uno de los pioneros del teatro español. Muchas de sus obras eran consideradas églogas, ya que muchas de ellas desarrollaban temas religiosos: la Navidad, la Pasión… Aunque también tenía obras de contenido profano como Plácida y Vitoriano.

Gil Vicente

Este escritor portugués escribió tanto en portugués como en español todo tipo de obras: comedias, farsas o obras religiosas. Las de mayor importancia eran las que denominó como tragicomedias. Muchas de éstas estaban inspiradas en libros de caballería españoles.

  • Entre estas tragicomedias destacan: la Tragicomedia de Amadís de Gaula y la Tragicomedia de Don Duardos.

Segunda etapa

Un segundo momento fue en el período comprendido entre 1530 y 1580, cuando se formó el famoso Códice de Autos Viejos. Este volumen es una recopilación manuscrita de teatro religioso y de tradición medieval. Contiene 96 piezas dramáticas. La más conocida es el Auto de las Cortes de la Muerte de Micael de Carvajal, en el que trata el tema de la danza de la muerte.

Juan de la Cueva

Este autor sevillano es el introductor del romancero. Sus aportaciones son más bien escasas, aunque contribuyen a preparar el futuro teatro de Lope de Vega, creador de la comedia nueva en el 1580.

Sus novelas como la comedia del infamador, se toma como antecedente de Tirso De Molina.

Tercera etapa

El tercer momento estaría situado a mediados del siglo XVI cuando llegan a España las compañías de actores italianas. En aquel momento, se representaban obras pertenecientes a la comedia dell’ arte. De esta forma, surge un teatro para el pueblo.

Lope de Rueda

Fundará la primera compañía de teatro española. Esta compañía era contratada por distintos municipios para celebrar la fiesta del Corpus. Era compañías itinerantes, yendo de pueblo en pueblo. Fue uno de los autores elogiados por Miguel de Cervantes. Creador de los pasos, una breve composición cómica o satírico-burlesca de trama sencillo con intervención de personajes grotescos del pueblo llano.

Cornudo y contento, es una de sus grandes obras que se basa en un cuento de Giovanni Boccaccio.

Hasta aquí un repaso del teatro renacentista español. Una época de gran proliferación artística en el que convivieron distintos tipos de teatro de carácter humorístico y religioso, con grandes autores de renombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *