Crítica: Emprenyada

Crítica de Ester M. González

Nota 6 sobre 10

espectaculos barcelona

Una obra de teatro de Barcelona que habla sobre el embarazo desde un punto de vista cómico: Emprenyada

Como una bomba de relojería humana, así sale al escenario de la Sala Villarroel, la actriz y monologuista valenciana María Juan, dispuesta a reventar sobre el escenario si hiciera falta, con tal de hacer oír la voz de la embarazada a la que representa. Y lo hace con un arma muy conocida: el humor. Está sola, embarazada y muy cabreada y empezará a soltar sapos y culebras sobre su situación y de paso hará un repaso a la política, a la corrupción y a la crisis económica, que afecta de una manera particular a sus hormonas, ya de por sí alteradas por el embarazo. El blanco de sus críticas van a ser los políticos corruptos, en especial los de su comunidad, Valencia. Contra ellos carga y arremete con todas sus armas, literalmente, hasta convertirse en una heroína, cuyo poder es expulsar líquido amniótico por su vagina.

Con el telón de fondo de los dibujos naíf de Inma Lorente, van desfilando, las críticas a esta la sociedad patriarcal e injusta. Su queja va también dirigida al hombre que la abandona por una mujer más joven, conjugando una cruel autocrítica de su imagen como mujer madura, solo centrada en sus defectos físicos (brazos que cuelgan, arrugas, grasa donde no debe estar, etc…).

Otro tema interesante que introduce el texto son los desahucios, y por supuesto el I.V.A. que se aplica a la cultura, a las compresas y a los pañales infantiles, que es el mismo que se aplica a los productos de lujo: el 21 %, algo tan vergonzoso, que no está demás recalcar las veces que sean necesarias. Incluso, Mariua, la protagonista, tiene calculado el nada despreciable coste que le supondrá cada “cagada” de su futuro hijo.

teatre barcelona

Nos gustó mucho la fuerza vital de la actriz, su ímpetu y la energía que derrocha y contagia. Otro punto a destacar es su descaro y frescura en el trato con el público, con el que hizo una divertida escena improvisada, que nos recordó al teatro de varietés.

María Juan, conocida por su participación el Club de la Comedia y por su colaboración con Buenafuente en la Sexta, es una fuerza de la naturaleza sobre el escenario, y conectó a la perfección con el público presente. No nos gustó, el humor bastante vulgar del texto, ni tampoco el abuso que se hace del tema de la corrupción política, por desgracia, un tema muy manido y recurrente, en todo monólogo que se precie en este país. Ojalá no fuera así.

  • TEXTO: Rafa Ferrero
  • MONOLOGUISTA: Maria Juan
  • DIBUJOS: Imma Lorente

espectaculos barcelona


 

Elia Tabuenca

Filóloga hispánica y periodista digital. Apasionada del mundo del teatro y directora de la cía LetrasConVoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *