Crítica: La pipa de la pau

Nota: 8 sobre 10

Amparo Moreno es una mujer mayor que quedó viuda hace unos años aunque su marido sigue en casa de “ceniza” presente, en un pequeño altar que ella le ha montado en comedor de casa. Esta madre tiene un conflicto con sus hijas y para solucionarlo, consigue que su hijo venga desde Nueva York para hacer de mediador, un trabajo que debería ser fácil porque el hijo es mediador en la ONU y está acostumbrado a manejar conflictos de gran nivel.

Pero no es lo mismo un conflicto internacional que un conflicto en el comedor de casa. No es lo mismo negociar con políticos y embajadores que con una madre que, al fin y al cabo, solamente está pidiendo a gritos que le presten atención, que no la dejen sola.

En La Pipa de la Pau, la decoración es excelente, un puntazo en este montaje

Pero la madre conoce muy bien a su hijo y, cuando quiere, puede desplegar grandes habilidades diplomáticas, mientras intenta alargar el tiempo y evitar explicar a su hijo qué es lo que pasa para que él lo deje todo por su madre. “ja t’ho explicaré després”… “ara no”… “més tard”…

Una madre que es mayor, aunque sus hijos se niegan a verlo. Una madre que ha agudizado todas aquellas posiciones que, de más joven, aún podía relativizar. Una madre absolutamente convencida de que ella, y solamente ella, sabe lo que hay que hacer. “El problema és que no escoltes” le dice el hijo. “Tu m’has deixat sola […] No tinc ningú de part meva… si tu et quedessis!”

Una madre que no duda en meterse en la vida de las hijas, del hijo, de los yernos, de la nuera, y de quien sea “No paren de dir-me que no em fiqui en les seves coses […] Però si jo ho faig pel seu bé!”. Una mujer que está tan enfadada con todo el mundo que ha perdido la perspectiva de las cosas. “Vius mirant-te el melic”.

En “La pipa de la pau” encontramos un texto lleno de tópicos, pero unos tópicos tan bien relatados que nos vemos reflejados en todos. Todos conocemos a una mujer como la que interpreta Amparo Moreno. Y sabemos que acabaremos como ella, porque todos nos haremos mayores y tampoco nos querremos quedar solos. Las escenas se suceden y nos van explicando la historia a trozos, como si estuviéramos viendo unas viñetas de un cómic.

En La Pipa de la Pau, la decoración es excelente, un puntazo en este montaje. El comedor está lleno de detalles, de trastos, de objetos inútiles, de fotos familiares… un comedor que no parece un decorado. El vestuario y la ambientación musical son correctos.

Pep Papell y Amparo Moreno, el hijo y la madre, interpretan a dos personajes entrañables que se conocen muy bien, que saben los tics del otro, sus estrategias… y que, a pesar de todo, aún son capaces de dar alguna sorpresa. Dos personas que se quieren pero que deben aprender a dejarse ir. Pep Papell nos muestra a un hijo capaz de mantener la calma ante conflictos bélicos, pero incapaz de controlarse cuando el conflicto estalla en casa de su madre.

Un hombre hecho y derecho que vuelve a ser un niño cuando se encuentra con su madre. Amparo Moreno interpreta con gran profesionalidad y mucha gracia a una madre manipuladora, controladora, exigente, irritada, sola. Una madre que utiliza todas sus armas para conseguir la atención que ella cree que merece,

La pipa de la pau, en el Teatre Versus, es una comedia que parece muy ligera pero en el fondo, es como un aviso a navegantes… y tú, cuando seas mayor, ¿qué piensas hacer?

“Fes les coses amb amor, però no amb amor propi”.

espectaculos barcelona

Te interesará:

Crítica: Gente Bien – La Cubana Nota 7 sobre 10 Somos admiradores de la Cubana desde hace mucho tiempo, cuando paseaban su pasacalles por las fiestas del barrio de Gràcia, así que fu...
Crítica: Caïm i Abel Nota: 8.5  sobre 10 Caïm i Abel es una obra teatral de la compañía La Perla que dentro del festival Grec 2016 puede verse en un entorno inusual y suge...
Crítica: Giselle – Ballet de Moscú Nota: 9 sobre 10 L’internacional i prestigiós Ballet de Moscú, dirigit per Timur Fayziev, ha interpretat Giselle al Teatre Tívoli durant el mes d'agos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *