Playas poco profundas cerca de Barcelona

playas cerca de barcelona

Barcelona en verano puede ser, sin lugar a dudas, la ciudad más hermosa del mundo para disfrutar del calor y la playa. Cierto es también que en ocasiones, la gran afluencia turística puede tornarse algo incómoda y molesta, más aún, si buscáis pasar un día de completo relax, ya sea en familia o por vuestra cuenta.

Por esta razón, en Espectáculos BCN nos lo hemos currado, y os hemos preparado una lista de playas poco profundas cerca de Barcelona, lejos del ruido de la ciudad, y donde grandes y niños podréis pasar el día perfecto.

Las 5 mejores playas poco profundas próximas a Barcelona

Sí, no os diremos lo contrario. La Barceloneta y sus atardeceres pueden ser espléndidos pero quizás, no sea el mejor sitio para relajarse ni aprovechar al máximo un día de playa en familia ¿Te interesa disfrutar de una jornada perfecta en playas de ensueño?  A continuación, vamos a descubrirte las mejores playas poco profundas cerca de Barcelona.

Sitges

A 30 minutos de Barcelona en tren de cercanías, a 20 minutos en coche, Sitges es un imprescindible del verano. Sus pequeñas y reconfortantes playas, su agua cristalina y poco profunda, y su mágico ambiente, hacen de este pequeño pueblo un punto de referencia para quienes buscan el relax, sin recorrer grandes distancias.

Cómo si fuera poco, una vez entrada la noche y terminado el día de playa, su casco histórico repleto de esencia mediterránea, y sus casitas blancas de puertas y ventanas azules, os llenará los ojos, y os llevará a perderse entre sus deslumbrantes calles.

Su paseo marítimo, una zona muy agradable para ir con niños, patinar o simplemente dar un paseo hasta encontrar una playa que os guste. Durante el paseo, no solo podréis observar las maravillas naturales de Sitges, sino también, varios edificios de arquitectura modernista a primera línea de mar.

Sin duda, la número 1 de nuestro listado de las mejores playas poco profundas cerca de Barcelona.

Garraf 

Otro lugar de armonía y tranquilidad son las playas del Garraf. Ubicada dentro del municipio de Sitges, y aún más cerca de Barcelona, se encuentra esta preciosa cala sinónimo de paz para quienes la visitan.

Se trata de un pequeño pueblo marinero que está construido prácticamente a pie de playa. Las icónicas casetes del Garraf, son un ejemplo fiel de ello. Una verdadera postal, ideal para pasar un fin de semana en su pequeña playa, en una de estas particulares y coquetas viviendas frente al mar.

Os recomendamos arribar en tren de cercanías, ya qué la estación se encuentra justo arriba de la playa, lo que da al Garraf y sus playas,  una capacidad de accesibilidad perfecta, para no tener así que preocuparos por nada más que disfrutar. Es una playa escondida cerca de Barcelona que, sin duda, te encantará. 

Castelldefels 

Sin miedo a equivocarnos, las playas de Castelldefels pueden estar ubicadas en el top de todos los que veraneamos en Barcelona. Cierto es que al estar en el centro de la atención veraniega, suele estar muy concurrida, factor que sus casi 5 km de costa lo disimulan a la perfección. Entre sus puntos fuertes, destaca su fácil accesibilidad, ya sea en coche o en tren de cercanías. En ambas opciones, tan solo 20 minutos os separan de disfrutar de Castelldefels y el centro de Barcelona.

Sus alrededores nos ofrecen no solo una visual bellísima de sierras, playas y el Mediterráneo, sino qué también,  puedes disfrutar de varios chiringuitos en Castelldefels del estilo chill out con gran renombre en la zona, tal y como lo es Tiburón, uno de los más prestigiosos de la zona y altamente recomendable.

Pero como si esto fuera poco, si sois deportistas, las playas de Castelldefels os ofrecen un amplio abanico de posibilidades para combinar la vida sana y el relax. En su paseo marítimo de más de 4km, podréis realizar una fructífera caminata, practicar running o bien un paseo en patines, siempre disfrutando de las postales de una clásica tarde de verano en el Mediterráneo. Si os gustan los deportes acuáticos, también podréis practicar surf, paddle surf e incluso realizar paseos en vela.

También destaca de las demás por su protección medioambiental, siendo una de las playas con mayor cantidad de políticas de consciencia medioambiental de Catalunya. Una playa para explorar y con una combinación perfecta entre modernidad y naturaleza, para hacer de Castelldefels una de las mejores playas poco profundas cerca de Barcelona.

Gavá

Una de las playas poco profundas cerca de Barcelona por excelencia es la de Gavá. Cuenta con 3800 metros de costa, en los cuales no tendréis que sufrir ningún tipo de agobio para encontrar sitio donde ubicaros. Aquí encontrarás algunas de las playas con más encanto de Barcelona, por su ubicación, su tranquilidad y sus paisajes.

Poseedora de una tranquilidad admirable, acompañada de paisajes naturales en sus alrededores, las playas de Gavá no tienen nada que envidiar a sus compañeras en el ranking. Sin ir más lejos, su paseo marítimo es un digno competidor del de Castelldefels.

Una playa ideal para pasar un día de verano en familia, donde grandes y chicos disfrutaréis por igual, gracias al cuidado y mantenimiento que poseen en términos medioambientales. El hecho de que sus aguas sean poco profundas os dará la tranquilidad necesaria para que sus niños puedan jugar y bañarse sin problemas.

El Prat

No os asustéis si algún avión os roza por encima de sus cabezas. Es que las playas del Prat se encuentran a escasos minutos del aeropuerto de Barcelona y de su núcleo urbano. Una playa como las de antes, sin edificaciones, con chiringuitos a pie de arena y con espacios naturales protegidos. En ellas podréis disfrutar de un amplio abanico de deportes acuáticos.

Lo mejor es realizar una ruta en bicicleta para recorrer su pueblo y el camino a la playa, donde podréis recorrer todo el delta del Llobregat, que os adentrará en un paisaje rural como no pensabais encontrar en las cercanías de una ciudad como Barcelona. En todo su recorrido estaréis completamente solos, os lo aseguramos. Apenas se distinguirán rastros de humanidad a sus alrededores en el recorrido. La vegetación y la naturaleza predominará durante todo el trayecto. Terminado el viaje os podréis refrescar en muchos de sus míticos chiringuitos como El Calamar, con música en directo y excelentes paellas.

La del Prat es una playa de esas que disfrutaréis por su sensación de paz total. Arena fina, con metros y metros para caminar y apreciar la inmensidad del mar sin la necesidad de viajar al Caribe.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *