11 obras de la literatura clásica y sus autores imprescindibles

Su nombre figura en tu lista de lectura desde hace más años de los que quieres admitir, quizás hasta tengas una copia que compraste en una oferta que venía un domingo con el diario… ¿no es tiempo ya de leer algún clásico grecolatino?

Hoy en Espectáculos BCN recopilamos una lista de obras de la literatura clásica y sus autores para inspiraros a darles una oportunidad y a no tener que mentir diciendo que sí que sí, que he leído La Ilíada, la de la guerra de Troya y Brad Pitt… Si son clásicos lo serán por algo, ¿verdad? ¡Vamos a descubrirlo!

Breve introducción a las obras de la literatura clásica

La literatura occidental como la conocemos hoy en día tiene sus raíces en la literatura clásica de autores como los griegos Homero, Sófocles, Eurípides, Platón, o los romanos Virgilio, Ovidio, Séneca o Cicerón.

Ya sean aventuras épicas de héroes, ensayos, comedias, tragedias, mitos o poemas, la lectura de los clásicos grecolatinos nos aporta un mejor conocimiento de todas las literaturas que les sucedieron. Porque si algo es seguro, es que la moda de los clásicos siempre vuelve: desde el Renacimiento hasta las novelas juveniles de Percy Jackson, pasando por grandes como Shakespeare, Goethe, Racine o Góngora.

Sea cual sea tu preferencia – teatro, poesía, filosofía… – en esta lista encontrarás un o más libros con los que impresionar a todos los desconocidos en el tren.

A continuación, vamos a conocer las obras de la literatura clásica y sus autores más destacados para que, así, puedas descubrir aquellas plumas imprescindibles de leer. ¡Comenzamos!

Homero

Empezamos por Homero como no podría ser de otra forma. Autor de los dos grandes poemas épicos (epopeyas) de la literatura griega clásica – la Ilíada y la Odisea – Homero es para todo aquel a quien le gusten la acción y las aventuras.

  • La Ilíada: Dicen que Alejandro el Grande dormía con una copia de esta epopeya a su lado, y si eso no es una recomendación estelar, no lo es nada. La Ilíada narra los acontecimientos de la guerra de Troya, con el héroe Aquiles como protagonista. Si esperas encontrar aquí el episodio del caballo de Troya, me temo que resultará ser una decepción (¡sigue leyendo el artículo para saber donde sí está narrado!), pero menos esto, la Ilíada tiene de todo desde guerra, acción, dioses, dolor, amistad, y hasta Brad Pitt (en tu mente) si quieres. Es uno de los libros clásicos recomentados para leer, tengas la edad que tengas.
  • La Odisea: Tras el cansancio y destrucción de la guerra de Troya, uno solo quiere irse a casa, tomar un té, acurrucarse en la cama… Esta es la historia de Odiseo (también conocido como Ulises), a quien la vuelta a casa se le hace más larga que los anuncios antes de la peli en el cine. Si bien Aquiles es conocido por su coraje y habilidad en la lucha, Odiseo sobrevive todos los obstáculos que encuentra en el camino – que son muchos – gracias a su astucia e inteligencia. Si quieres leer sobre probablemente la historia de amor a distancia más antigua de la historia, la Odisea es tu libro.

Virgilio

Años después de las dos grandes obras de Homero, el poeta romano Virgilio – porque sí, debemos recordar que todas estas aventuras están escritas en verso, por si el trabajo no fuera suficiente – decidió completar la historia de los héroes de la guerra de Troya con su relato más famoso, la Eneida, una de las obras de la literatura clásica más conocidas por todo el mundo.

La Eneida no fue escrita solo por diversión, sino que el emperador Augusto la encargó para glorificar los orígenes de la fundación de Roma y darle a su ciudad un pasado digno de la literatura.

Así pues, la Eneida de Virgilio sigue al héroe Eneas, quien huye de Troya después de la guerra, viajando hacia la península itálica, donde fundaría la ciudad de Roma. Su aventura se inspira claramente de Homero, pero también tiene una gran significación política, pues Augusto aprovechó para hacer incluir mención a su figura como descendiente de Eneas – y por lo tanto de los dioses. Aquí también encontrarás el famoso relato del caballo de Troya, y es que con todo lo que la literatura grecolatina nos ha aportado, ¡es casi como si ya lo hubieras leído!

Sófocles

Antes de que Freud se apropiara de la historia de Edipo para explicar sus teorías psicológicas más bien perturbadoras, Sófocles había llevado esta trágica historia de un destino horrible pero inevitable – y varias otras conocidas historias de destinos horribles e inevitables – sobre el escenario. Sus dos tragedias más conocidas son las siguientes:

  • Edipo Rey: La verdad no siempre gusta, y el pobre Edipo lo sabe más que nadie. Sin ni siquiera poder intentar evitarlo, la trágica profecía de Edipo ya se ha cumplido sin saberlo ninguna de las figuras involucradas. Las buenas intenciones de Edipo de intentar salvar a su pueblo de la peste lo llevan a descubrir que él mismo es el causante de más de un horror. ¡Esto sí que es un giro inesperado! Un poco como una telenovela para gente culta, Edipo Rey promete no aburrirte. Una de las tragedias griegas más conocidas y representadas en todo el mundo.
  • Antígona: Esta es otra de las obras de la literatura clásica más populares e imprescindibles de leer. Quizás hayas oído hablar de la trágica historia de Antígona en las adaptaciones de Jean Anouilh o de Salvador Espriu, por ejemplo, y es que el original es todo un clásico. Una historia de lealtad familiar y de honra con una protagonista fuerte y fiel a sus principios. Por si no fuera poco, Antígona es además la hija de Edipo… y es que Sófocles no deja a esta familia ni un momento de respiro.

Eurípides

Autor innovador en su época, Eurípides se caracteriza por sus personajes complejos y humanos, como la extraordinaria y a la vez temible Medea, cuya terrible historia ha sido capaz de captivar al público miles de años después de su concepción a través también de varias adaptaciones y representaciones.

Historia de traición y venganza, la figura de Medea se ha convertido en todo un referente en el mundo de personajes literarios femeninos que luchan (en su caso para perder) en un mundo dominado por los hombres. Sin duda, Medea de Eurípides es otra de las obras de la literatura clásica que no podían faltar en este artículo.

Ovidio

Si los poemas épicos y las tragedias son algo demasiado intimidante y serio para ti, el autor latino Ovidio y sus Metamorfosis son el lugar ideal para empezar con la literatura clásica. Se trata de una colección de relatos mitológicos que no solo es entretenida, sino que incluye historias tan populares que hará que todos aquellos poemas de miles de autores que aluden a Píramo y Tisbe, a Orfeo, a Eurídice y a tantos otros cobren sentido de repente.

Recomendamos también los relatos para los fans de la temática amorosa en todas sus facetas, pues Ovidio se centra en las relaciones entre personajes mitológicos, en sus romances, envidias y tragedias, mucho más que en relatos de guerra y heroísmo. Entre estos destacan los ya mencionados Píramo y Tisbe, Orfeo y Eurídice, Apolo y Dafne, Eco y Narciso, o Júpiter e Ío.

Y es que judgando por otras de sus obras como Amores, Ars Amatoria o Remedios de amor, Ovidio debía de ser un romántico empedernido él mismo. Si tienes ganas de más pares mitológicos y historias amorosas, recomendamos las hermosas Heroidas, colección de cartas de heroínas mitológicas para sus amantes. Llenas de sentimiento, lamentos y deseo, las Heroidas son capaces de romper el corazón de todo lector cientos de años después de su redacción.

Platón

Puede que no pase muy a menudo, pero a veces cuando la vida adulta se vuelve algo insoportable, pensamos en nuestros días de instituto, y ¿por qué no?, en las clases de filosofía que algunos se tomaban más en serio que otros. Y en estas clases de filosofía, Platón aparecía con su mito de la caverna y su mundo de las ideas. Si algo recordabas en el examen final, tenía que ser eso.

Platón es perfecto para todo aquel a quien no le gusten las descripciones. Gran admirador de Sócrates, sus obras están escritas en forma de diálogo para desarrollar sus ideas filosóficas de forma natural y eficaz, además de animar al propio lector a participar en el diálogo en su propia mente.

Platón escribió diálogos para todos los gustos, muchos de ellos con Sócrates como protagonista, dirigiendo los diálogos con sus sabias palabras. De entre las obras de Platón destaca especialmente La República, donde se encuentre el mito de la caverna, y donde Platón expresa sus ideas sobre la estructura de la sociedad, el papel del filósofo en ella, la justicia, la educación, y las partes del alma entre otras. Tanto si estás de acuerdo con él como si no (Platón es bastante pro-totalitarismo, digamos), su lectura te hará reflexionar, y – aunque hoy en día es físicamente imposible – seguro que a Platón le gustaría una buena discusión de sus ideas.

Séneca

Siguiendo con la temática escolar, Séneca hubiera sido posiblemente uno de los más populares de la clase, y es que su pensamiento estoico ha gozado siempre de gran popularidad entre personajes tan ilustres como Montaigne, Rousseau, Quevedo, Dante, Diderot y tantos otros.

Aunque se le criticó por hablar mucho y hacer poco en relación con su estoicismo – el señor no practicaba mucho los principios de vida sobria y moderada que predicaba – sus ensayos son imprescindibles para entender esta corriente filosófica.  De Ira o De Vita Beata, por ejemplo, instan al lector a controlar sus pasiones y emociones, y a vivir de forma sobria y harmoniosa para llegar a la felicidad.

Si bien no recomendamos un intento de dejar de sentir nada para ahorrarnos el sufrimiento que viene con las emociones, un poco más de calma y tranquilidad en estos tiempos tampoco hace daño.

Y así terminamos nuestra selección de las obras de la literatura clásica y sus autores. ¡Esperamos que con esta pequeña lista, aquel tomo olvidado en tu estantería deje de acumular polvo! Porque si estas obras, personajes e ideas forman parte hoy en día aún de nuestra cultura general, es debido a su atemporalidad y universalidad. ¿Y no es bonito poder conectar con textos que alguien escribió hace tanto tiempo, pero que siguen siendo tan hermosamente humanos como nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *